Diversidad e integración

  • Compartir

A medida que nuestros clientes se vuelven más globales y se expanden hacia nuevos mercados, esperan de nosotros que también estemos diversificados.

EY reúne a los equipos más adecuados (en términos de conocimientos, habilidades y bagaje cultural) para cada cliente de nuestra organización global. Se ha comprobado que los equipos diversificados estimulan la innovación y encuentran soluciones novedosas a los problemas, requiriendo una cultura integradora para poder dar lo mejor de sí mismos.

La integración implica sacarle el máximo provecho a la diversidad. Se trata de equidad y oportunidad, de celebrar la diferencia para que los talentos de cualquier origen puedan llegar a lo más alto y tener acceso, desde el primer día, a posibilidades de desarrollo y avance.

Escuchar y valorar las opiniones de nuestra gente es un vehículo para atraer y retener a los mejores, además de permitirnos encontrar mejores respuestas para nuestros clientes y nuestra organización.