EY mide “La huella de Hopper” del Museo Thyssen-Bornemisza

  • Compartir

  • El informe se ha presentado a lo largo de la Jornada: Responsabilidad Sociocultural de la Empresa, organizada por el Club de Excelencia en Sostenibilidad
  • Se trata del primer cálculo de la huella de carbono de una exposición de arte en España
  • En total, generó 3.575 toneladas de CO2 en 3 meses, lo que equivaldría a las emisiones de 5 conciertos de U2 o de 3 partidos de fútbol del mundial de Sudáfrica

Madrid, 7 de noviembre de 2012 - EY ha presentado el primer estudio de medición de la huella de carbono de una exposición pictórica en España. Bajo el título “La Huella de Hopper”, el análisis contempla el impacto medioambiental generado por la colección más importante de la obra del conocido pintor estadounidense Edward Hopper fuera de los Estados Unidos, exposición que el Museo Thyssen-Bornemisza albergó entre los meses de junio y septiembre de este año. La presentación de este informe, a cargo de Tomás Pastor, director de Sostenibilidad y Cambio Climático de EY ha tenido lugar a lo largo de la Jornada: Responsabilidad Sociocultural de la Empresa, organizada por el Club de la Excelencia, cuyo Secretario General es Juan Alfaro.

En base al estándar internacional utilizado, el estudio de EY se centró en las ocho fuentes de emisión más representativas clasificadas en función de su alcance. En este sentido, las emisiones totales asociadas a la planificación, desarrollo y ejecución de la exposición de Hopper en el Museo Thyssen-Bornemisza del 12 junio al 16 septiembre, ascendieron a 3.575 toneladas de CO2. Es decir, todo el CO2 que ha generado la exposición en 3 meses equivale, por ejemplo, a la que generarían 5 conciertos de U2 o 3 partidos de fútbol como los del mundial de Sudáfrica. Por la misma cantidad de emisiones, se calcula que solo 1.136 personas podrían desplazarse y disfrutar de la obra expuesta, cuando la cifra total de visitantes fue superior a las 320.000 personas.

En líneas generales, la huella de carbono establece la cantidad total de emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero (GEI) causados directa o indirectamente por un sujeto, evento, organización, servicio o producto determinado. La huella de carbono de una exposición como la de Hopper en el Museo Thyssen-Bornemisza ha tratado de cuantificar las emisiones de GEI asociadas a las diferentes actividades necesarias para la organización y ejecución de dicho evento.

Independientemente de su alcance, la fuente de emisión de mayor representatividad fue el desplazamiento de visitantes (322.437 visitantes), que supuso el 91% del total de la huella de carbono generada.

El estudio realizado por EY pone de manifiesto la influencia que los asistentes a la exposición tienen sobre las emisiones totales y cómo fuentes de emisión a priori importantes (combustión diesel, transporte de cuadros, consumo de electricidad o viajes de empresa) no son tan representativas.

Con el cálculo de la huella de carbono, el museo establece un punto de partida sobre el que actuar en adelante, pudiendo plantear indicadores que le ayuden a mejorar la eficiencia energética de sus instalaciones, a planificar itinerarios en transporte de carga o viajes, a tomar conciencia de la gestión de residuos e incluso a abastecerse con consumibles de menor impacto.

Acción pionera en España

El Museo Thyssen-Bornemisza ha liderado de esta manera una acción pionera en España al calcular la huella de carbono de una de sus exposiciones. Dicha huella en el sector del arte supone un concepto innovador y comprometido que transmite un modelo de gestión sofisticado a la vez que mejora la reputación del museo y marca tendencia.

Además, estudios, medidas e iniciativas surgidas a partir de la medición de la huella de carbono permiten que organizaciones como el Museo Thyssen-Bornemisza pueda plantearse la neutralidad en carbono y ser pionero en ello a nivel mundial. De hecho, se trata de un ejemplo de las organizaciones y entidades que aun no teniendo obligaciones, son conscientes de que deben reducir sus emisiones y se embarcan en iniciativas voluntarias como el cálculo de la huella de carbono.

El cambio climático es un fenómeno global que compromete el desarrollo sostenible, el bienestar de la población y los ecosistemas mundiales. Frenar dicho cambio climático es un reto colectivo y requiere una acción inmediata que permita un modelo de desarrollo bajo en carbono y es, precisamente, el sector privado, el que está liderando las iniciativas en este campo.

 

Sobre EY

 

EY es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 152.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. EY marca la diferencia.

EY es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, compañía domiciliada en el Reino Unido, no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es 

© 2012 EY, S.L.
Todos los derechos reservados.