La economía española recupera la competitividad en el comercio exterior aunque no evitará la recesión en 2013

  • Compartir

(pdf, 3mb)


  • El PIB cerrará 2012 con un descenso del -1,3% y del -1,4%, en 2013
  • La tasa de paro seguirá creciendo hasta el 26,6% en 2014
  • El déficit público no alcanzará los niveles de Maastricht hasta 2015
  • Las exportaciones crecerán un 3,7% este año y un 5,5% el próximo ejercicio
  • La inflación se situará en el 2,4% en 2012 y en el 1,8% en 2013
  • La productividad de nuestra economía ha mejorado un 11,2% desde 2008

Madrid, 17 de diciembre de 2012 - La mejora de la competitividad de la economía española ha planteado un futuro más optimista para las exportaciones, lo que ha suavizado ligeramente las previsiones del indicador de invierno EY Eurozone Forecast (EEF), hecho público hoy mismo. En concreto, el informe prevé que el Producto Interior Bruto (PIB) español descenderá el 1,3% en 2012, dos décimas menos de lo previsto en el informe de septiembre. En 2013, decrecería el 1,4%, seis décimas menos para incrementarse en un 0,3% en 2014. El informe destaca asimismo que la competitividad en nuestro país ha crecido un 11,2% desde 2008, frente al 0,4 de media en toda la Eurozona. Pese a estos progresos, el documento advierte de la necesidad de seguir avanzando en este aspecto para sentar las bases del crecimiento en el medio plazo.

Evolución del PIB (en%)

Fuente: EY Eurozone Forecast de Invierno, de EY

El dinamismo de las exportaciones se mantiene como el factor clave para evitar una recesión más severa en España, según se desprende del informe. Gracias a las mejoras de la competitividad obtenidas en los últimos años, el Centro de Estudios de EY ha revisado al alza sus previsiones e, incluso, plantea la posibilidad de que los resultados sean superiores. Para este ejercicio, las exportaciones se incrementarán un 3,7%, llegando al 5,5% en 2013. Con las importaciones en descenso, se espera que el comercio exterior contribuya con un 2,5% al crecimiento del PIB en 2012 y con un porcentaje similar en 2013.

Sin embargo, la restricción del crédito y la incertidumbre mantienen las previsiones negativas en otros indicadores para nuestro país. Es el caso de la inversión que, tras cuatro años de descensos, cerrará en el -8,8% en 2012 y en el -5,5% en 2013. Por su parte, la capacidad de gasto de las familias también se reducirá debido al descenso de los ingresos y al aumento del paro, que rozará el 27% en 2014. Con un crecimiento moderado de los salarios, sólo la inflación contribuirá a reducir el deterioro de los ingresos. Como resultado, se espera que el consumo a nivel nacional descienda un 1,8% en 2012 y un 2% en 2013, con un ligero descenso previsto del 0,1% en 2014.

Tasa de paro (en %)

Fuente: EY Eurozone Forecast de Invierno, de EY

En cuanto al déficit público, las previsiones del EEF indican que cerrará el ejercicio en el 8,2% del PIB y en el -6,5% en 2013, por encima del objetivo del Gobierno. El informe desaconseja nuevas medidas de austeridad para corregir estos desequilibrios, ya que agravarían y alargarían la recesión en nuestro país. Por eso, este centro de estudios señala que las autoridades europeas deberían permitir una estrategia de ajuste fiscal más equilibrada, con unos objetivos fiscales más flexibles y otorgando mayor importancia a las reformas que impulsen el crecimiento económico.

Junto a la necesidad de avanzar en reformas estructurales, el informe de EY también destaca la conveniencia de un acuerdo a nivel de la Eurozona para permitir que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM en sus siglas en inglés) pueda recapitalizar directamente a aquellos bancos españoles con problemas.

La Eurozona avanza con dificultades hacia la estabilidad
Por su parte, la economía de la Eurozona dará la bienvenida a 2013 con mejores perspectivas que con las que comenzó este ejercicio. El informe asegura que existen indicios de una mayor estabilidad económica pese a que todavía persisten numerosos y significativos obstáculos para conseguir una recuperación completa. Se prevé que el PIB de la Eurozona se contraiga un 0,2% en 2013, con una pequeño crecimiento del 1,3% anual entre 2014 y 2016, una tendencia que se mantendrá en porcentajes similares para el resto de la década. Además, la brecha entre los países del norte y los del sur se mantendrá, como pronto, hasta 2015.

A pesar de que las probabilidades de que Grecia salga del Euro se han reducido del 15% al 5%, el crecimiento significativo no volverá hasta que no se disipen las dudas sobre el futuro de la moneda única, según recoge el informe. En este entorno, el informe advierte de que las empresas deben estar preparadas en Europa para la amenaza de una "década perdida" debido a la falta de impulso de la economía y al aumento del desempleo, que alcanzará los 20 millones de parados en la zona euro en 2013.

Para José Miguel Andrés, Presidente de EY, “ante este nuevo panorama, los empresarios deben asumir la nueva normalidad que implica que el crecimiento no vendrá sólo de la mano del mercado doméstico, sino, principalmente, a través de la reducción de costes, de ganar mayor cuota de mercado y gracias al impulso de la exportación hacia las economías de más rápido crecimiento".

La confianza, asignatura pendiente
En un contexto político centrado en asegurar la supervivencia de la zona euro, la confianza empresarial y la del consumidor no han mejorado al mismo nivel que lo han hecho los mercados financieros ante las palabras del presidente del Banco Central Europeo, Mario Dragui, el pasado mes de julio. Entonces Draghi afirmó que la institución monetaria haría “todo lo necesario” para preservar el futuro de la Eurozona. Sin embargo, el descenso en los indicadores de confianza ha sido constante durante los últimos 12-18 meses.

Hasta que la confianza de las empresas no mejore, éstas seguirán en “modo espera”, congelando las inversiones, la contratación, así como las operaciones corporativas. Como resultado, el EEF prevé para el conjunto de la Eurozona un descenso en la inversión del 1,2% en 2013. Sin embargo, está previsto que se tomen nuevas medidas encaminadas a preservar el futuro de la Eurozona durante el próximo año, lo que debería restaurar gradualmente la confianza empresarial y aumentar la inversión un 2,3% en 2014, según las estimaciones del EEF.

Luces de esperanza para la periferia
En el corto plazo, las previsiones de las economías periféricas indican que seguirán por encima de las estimaciones oficiales, es decir, mayor déficit fiscal y deuda pública. Según el EEF, la recesión se mantendrá en Grecia, Portugal, Italia y España.

Aunque las perspectivas a corto plazo para las economías periféricas siguen siendo complicadas, han surgido indicios positivos en el medio plazo. En concreto, el informe recoge un avance significativo en la reestructuración de las economías periféricas. En particular, cita a países como Irlanda y España, que han logrado importantes avances en materia de productividad. Esto ha ayudado a invertir la tendencia negativa registrada en los niveles de competitividad, lo que se ha visto reflejado en el crecimiento de las exportaciones. Sin embargo, el ajuste en este aspecto todavía está lejos de haberse completado. Además, estos cambios han llevado a una contracción significativa de los ingresos de los hogares en el corto plazo.

El indicador también incide en que un recorte de los tipos de interés impulsaría las exportaciones. Sin embargo, a la vez, asegura que los recientes anuncios del BCE no sugieren la posibilidad de cambios de política monetaria o de flexibilización cuantitativa. El EEF prevé que el BCE mantenga sin cambios los tipos de interés hasta 2017, dado que los riesgos sobre una deflación son mayores que los de la inflación, ésta última debería reducirse en la Eurozona del 2,5% en 2012 al 1,3 en 2015, según nuestras previsiones.

De cara al futuro
En opinión de Marie Diron, Economista del EY Eurozone Forecast, "existen indicadores positivos para la zona euro pero estamos todavía al inicio del camino. Por ello, deberían darse pasos adicionales en torno a la unión fiscal y bancaria. Además, la introducción de alguna forma de los llamados eurobonos y la aplicación plena del Pacto de Crecimiento deberían ayudar a restablecer la confianza, pese a que es poco probable una modificación de las perspectivas sobre la demanda y el crecimiento en el corto plazo”, concluye Diron.



 

Sobre EY

EY es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 152.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. EY marca la diferencia.

EY es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, compañía domiciliada en el Reino Unido, no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es 

© 2012 EY, S.L.
Todos los derechos reservados.