Brasil, uno de los mercados preferidos para atraer inversión extranjera directa, y el principal de Latinoamérica

  • Compartir

  • España, tercer país que más invierte en el país, tras Estados Unidos y Gran Bretaña
  • Desde 2007, se ha triplicado el número de iniciativas inversoras extranjeras, así como el valor total de las mismas
  • A pesar de la desaceleración económica en muchos países, Brasil sigue siendo destino favorito para invertir, alentado por el Mundial de Futbol de 2014 y los JJOO de Río de 2016

Madrid, 4 de marzo de 2013 - La estabilidad de su economía, un mercado interno floreciente o las grandes reservas de recursos naturales por explotar hacen que cada vez más inversores extranjeros apuesten por Brasil como destino para hacer negocios. Aunque ello no hace pasar por alto el hecho de que el mencionado atractivo inversor consiga mantenerse en el tiempo, según se recoge en el primer informe anual de EY: Brazilian Attractiveness Survey.

El informe combina el análisis de los proyectos de inversión extranjera (Foreign Direct Investment, FDI) desde 2007, con una encuesta hecha entre 250 ejecutivos de todo el mundo acerca de su punto de vista sobre Brasil como potencial destino para hacer negocios, tanto en el presente como en el futuro.

A pesar del incierto panorama económico mundial, Brasil registró en 2011 un número récord de proyectos de inversión extranjera (FDI), siendo el segundo destino mundial más importante en cuanto al valor en conjunto de dichas inversiones y el quinto atendiendo al número total de proyectos desarrollados. Además, dichas variables se han multiplicado por tres desde 2007, pasando de 19.000 a 63.000 millones de dólares, el total del valor invertido en el país, y de 165 a 507, el número de iniciativas inversoras extranjeras impulsadas en el país, en el último año.

Además, Brasil ha sido calificado como el país más atractivo para el destino futuro de inversiones extranjeras directas dentro de América Latina, según un 78% de los encuestados. Un 83% cree que dicho atractivo se acrecentará en los próximos años, en comparación con sólo un 38% que piensa que esta mejora tendrá lugar en Europa, en este mismo periodo de tiempo.

En palabras de Jim Turley, presidente mundial de EY, “Brasil ha pasado de ser un país con perspectivas económicas sombrías en la década de los 70, a mostrar una formidable fortaleza en el conjunto de la economía mundial. Parte de este éxito proviene de la capacidad del país para posicionarse como un lugar cada vez más atractivo para hacer negocios. Entre sus retos, destaca el de ser sede de La Copa del Mundo de Fútbol de 2014 y de los JJOO de Río en 2016, algo que impulsará sus infraestructuras y actuará de catalizador para atraer importantes inversiones adicionales al país”.

De dónde proceden las inversiones
Durante el pasado año, Estados Unidos continuó siendo el principal inversor en Brasil, tanto por el conjunto de iniciativas, que ascendieron a 149, un 43% más que un año antes, como en cuanto a su valor total: 12.400 millones de dólares, y de empleos creados a raíz de éstos: 35.195. Estas magnitudes se explican, en gran medida, por la proximidad geográfica y el desarrollo de acuerdos comerciales entre ambos países. Los inversores norteamericanos históricamente han destinado sus iniciativas a proyectos relacionados con las TIC, la industria manufacturera, los servicios empresariales y los financieros, principalmente.

El segundo inversor es Reino Unido, que pasó de ser el quinto mayor inversor en Brasil en 2010 a posicionarse como el segundo en 2011, tanto por el número de proyectos: 45, como por el valor total de las iniciativas que, con 12.200 millones de dólares, se acerca al que realiza EEUU. Aunque las empresas británicas han estado en el país latinoamericano desde hace muchos años, en la actualidad buscan expandir sus inversiones a través de una gama más amplia de sectores, como el de servicios, manufacturero, minería y metalurgia o las TIC.

España ocupa el tercer puesto por número proyectos inversores emprendidos en Brasil, donde en 2011 llevó a cabo un total de 37, por un valor de 4.400 millones de dólares y la creación de 7.660 empleos. Los fuertes lazos entre ambos países, sobre todo culturales, siguen siendo un incentivo para continuar apostando por este país. Las principales empresas multinacionales presentes allí, como Telefónica o Iberdrola, manifiestan sus planes de aumentar sus inversiones en Brasil en los próximos años.

El cuarto país que más apuesta por Brasil, por número de inversiones realizadas, es Alemania. Aunque éstas no son muy elevadas, unos 3.000 millones de dólares en 2011, es probable que aumenten próximamente debido a la participación de empresas alemanas en la mejora de las infraestructuras de cara a la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y a los JJOO de Río en 2016. Tanto Alemania como Japón, que ocupa el quinto puesto de esta clasificación y sus proyectos inversores en Brasil han crecido un 57% en 2011, están comenzando a impulsar fuertes inversiones en el sector energético.

Atendiendo al monto total de lo invertido, China emerge como el quinto mayor inversor en Brasil, multiplicando por seis esta cantidad desde 2010 y creciendo un 70% el número de proyectos desde ese año. También ocupa la quinta posición en lo referido al número de puestos de trabajo creados en el último año: 9.049. El auge en el mercado del consumo brasileño, ha sido el motor para el impulso de las inversiones chinas por parte de pequeñas y medianas empresas, sobre todo del sector manufacturero. Se espera que, en el futuro, dichas inversiones se dirijan a las áreas de tecnología, logística e infraestructuras, así como al conjunto de sectores, como consecuencia del acuerdo firmado entre los dos países en 2011 para promover la cooperación del comercio y la inversión. “Brasil es un atractivo destino para las inversiones chinas, gracias a sus enormes recursos naturales de petróleo, gas o minerales”, asegura Jorge Menegassi, CEO de EY para Sudamérica y Brasil.

  • Anexo: Inversión extranjera en Brasil, por número de proyectos, valor de los mismos y empleos creados. (En 2011).

Los sectores más boyantes
¿Qué sectores cree serán el motor del crecimiento en Brasil en los próximos dos años?


Tanto las TIC como el sector manufacturero se conforman como los dos principales sectores de inversión extranjera directa en Brasil en 2011, habiendo captado 105 y 94 proyectos, respectivamente, de inversión extranjera en 2011. A estos le siguen el de servicios de negocio, retail y el de productos de consumo. El motor de este último es un creciente consumo de energía entre una cada vez mayor clase media en el país. Una demanda boyante por parte de los consumidores y un fácil acceso al crédito han permitido también aumentar las inversiones en el sector del automóvil, permitiendo crear el mayor mercado de América Latina y el cuarto más grande del mundo en este sector.

 

 


Gráfico: ¿Qué sectores cree serán el motor del crecimiento en Brasil en los próximos dos años?
Fuente: Informe Brazilian Attractiveness Survey, de EY.

A pesar del gran número de proyectos inversores en todos los sectores en 2011, la base del crecimiento de Brasil en la última década ha sido la de sus ricos recursos energéticos. El reciente descubrimiento de reservas de petróleo y gas presentan un enorme potencial, que se espera impulse la creación de empleo, así como las inversiones en I+D para su exploración y producción, además de sus efectos positivos sobre otras industrias, como la manufacturera. 

Sin embargo, el país también debe buscar nuevas áreas para su desarrollo en pro de una mayor diversificación y de protegerse de la volatilidad mundial inherente a los mercados de commodities. Invertir en actividades industriales e infraestructuras e impulsar una fuerte cultura de iniciativa empresarial, ayudarán a impulsar dicha diversificación. “La abundancia de recursos naturales ha permitido, como ventaja, que la economía brasileña crezca. Sin embargo, también ha creado un nuevo reto para el país, alejando las inversiones de sectores de valor añadido y de servicios basados en la innovación”, afirma Menegassi.

Impulsar el atractivo
El crecimiento económico sostenido de la última década ha incrementado también la necesidad de mano de obra cualificada y productiva en el país. Su escasez ha hecho elevarse los costes laborales medios del país, comparados con los de otros mercados de rápido crecimiento, como Rusia, China o México. Ante la pregunta de cómo mejorar el atractivo inversor en Brasil, casi un tercio de los encuestados destacó el desarrollo de la educación y el conocimiento. En lo relativo al aspecto regulatorio, también expresaron su preocupación por las rígidas normas laborales brasileñas.

Otras mejoras que aumentan el atractivo de Brasil como destino inversor son la necesidad de acometer grandes infraestructuras y proyectos urbanísticos, citada por el 29% de los encuestados, seguida de los incentivos para reducir la corrupción, para el 24%, la mejora en la seguridad urbana, para el 23%, o un sistema tributario más transparente, según un 17%. Por contra, su elevado impuesto de sociedades, del 35%, fue citado como un aspecto poco atractivo, especialmente al comparar esta tasa con la de otros países latinoamericanos, como Chile, donde es del 18,5% o México, del 30%.

Caída de inversiones en 2012
A pesar de las buenas perspectivas de Brasil de cara al futuro, los datos de inversión extranjera se redujeron significativamente durante el primer trimestre de 2012. En este periodo, el país solo ha recibido, procedentes de proyectos de su primer inversor, EEUU, 5.000 millones de dólares, comparados con los 23.000 millones de dólares en el mismo periodo de 2011. Igualmente, el número total de iniciativas cayó un 19% en este primer trimestre.

 


Sobre EY

EY es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 152.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. EY marca la diferencia.

EY es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, compañía domiciliada en el Reino Unido, no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es 

© 2012 EY, S.L.
Todos los derechos reservados.