La economía española se sitúa en la casilla de salida para abandonar la recesión, según el EY Eurozone Forecast

Previsiones de verano

  • Compartir

  • El PIB español se estabilizará en el 0,2% en 2014 y crecerá el 1,5% a partir de 2015
  • El sector exterior crecerá el 3,6% en 2013, llevando a superávit la balanza por cuenta corriente por primera vez desde 1987
  • El desempleo seguirá creciendo hasta los primeros meses de 2014
  • La inflación se situará en el 1,8% en 2013 y bajará al 1% en 2014
  • El déficit se reducirá hasta el 6,4% este año y el 5,8% el próximo

Madrid, 24 de junio de 2013 - La economía española parece haber tocado fondo y estar preparada para comenzar a crecer, según se desprende del último indicador EY Eurozone Forecast (EEF) de verano que apunta a un giro gradual desde posiciones de austeridad a otras que impulsarán al crecimiento. El informe recoge que pese a que el Producto Interior Bruto español se reducirá el 1,7% en 2013, el próximo ejercicio se estabilizará con un ligero avance del 0,2% para, posteriormente, crecer a un ritmo del 1,5% anual entre 2015 y 2017. En el conjunto de la Eurozona, las perspectivas son parecidas con una reducción del PIB del 0,6% para este año y un aumento del 0,9% para el próximo.

Entre los factores que favorecen este cambio de tendencia, el informe cita la ampliación del plazo para reducir el déficit por parte de la Comisión Europea, lo que ayudará a diluir gradualmente el efecto negativo que han tenido las medidas de austeridad sobre la demanda interna de nuestro país. Además, los avances en competitividad registrados en los últimos años sitúan a las empresas españolas en buena posición para aprovechar las oportunidades que se prevén para el comercio internacional en 2014.

En este sentido, el informe destaca que los exportadores españoles están diversificando su actividad en las economías emergentes lo que les permite estar en buena disposición para aprovecharse del rápido crecimiento de la demanda que registrarán estos mercados. El EEF vaticina que el sector exterior crecerá un 3,6% este año, lo que impulsará hacia el superávit la balanza por cuenta corriente por primera vez desde 1987.

Obstáculos
Con todo, el EEF vaticina que la economía española se enfrenta a significativos obstáculos en el corto plazo que conseguirá superar durante los próximos meses. Entre ellos, el informe cita la dificultad de las compañías para operar en un mercado donde la restricción crediticia sigue siendo un problema por lo que la inversión se reducirá este año el 7,1% mientras que aumentar un 0,2% y 2,5, en 2014 y 2015, respectivamente.

Ante unas condiciones de mercado tan complicadas, el paro alcanzará el 28,5% en los primeros meses de 2014, sin bien la tasa se reducirá hasta el 27,6% a finales de ese año.

EEF recuerda la necesidad de continuar con el proceso de reformas como la del sistema fiscal o el de pensiones junto con una reducción de la excesiva burocracia, por ejemplo, en el caso de las duplicidades que en ocasiones se dan entre las Comunidad Autónomas y el Gobierno Central.

En palabras de José Miguel Andrés, Presidente de EY, “es necesario seguir avanzando en reformas que aumenten la productividad y, a la vez, reduzcan el desempleo y generen crecimiento sostenible. No alcanzar estos objetivos no sólo sería perder la oportunidad de mejorar nuestras perspectivas a medio plazo sino que también podría socavar la creciente confianza de los inversores y poner en riesgo el periodo de calma que actualmente se están registrando en los mercados”.

La Eurozona también cierra el año en negativo
El conjunto de la Eurozona tampoco evitará acabar el año en negativo. El EEF prevé una contracción del PIB del 0,6% en 2013, con un crecimiento del 0,9% para el próximo ejercicio y del 1,5% de media para el periodo 2015-2017. El desempleo también seguirá aumentando hasta el 12,7% de la población activa durante el primer trimestre del año.

Las estimaciones del EEF tienen en cuenta la evolución en las posiciones que se observan entre los líderes de la Eurozona desde la austeridad fiscal hacia la llamada “credibilidad fiscal”, de hecho, si se eliminasen la mitad de las medidas de austeridad previstas, el PIB de la Eurozona crecería cerca del 1% en 2014, con Grecia y España como las economías más beneficiadas.

En opinión de Francisco González Carrera, Socio de EY, “poco se puede hacer para mejorar el crecimiento de la zona euro en el corto plazo. Las reformas estructurales que se están implementando, en particular en los países de la periferia, todavía tardarán un tiempo en tener su impacto en el PIB. Por otra parte, a pesar de que la relajación en los criterios de ajuste fiscal ha evitado que se dañe el crecimiento, la política fiscal seguirá siendo restrictiva. Sin embargo, el Banco Central Europeo podría hacer más por las pequeñas y medianas empresas a través de una política monetaria más cómoda para este colectivo. El riesgo que el BCE asumiría al intentar apoyar a las pymes sería mucho menor que si no hace nada ", explica.

Más apoyo para facilitar el crecimiento
El último recorte de tipos de interés del pasado mes de mayo refleja tanto las pobres perspectivas de crecimiento dentro de la zona euro como la actitud del BCE de hacer algo al respecto. Sin embargo, el efecto de los bajos tipos de interés no se está trasladando a la economía real de aquellos países de la Eurozona que más estímulo necesitan. Según el informe, mientras que las actuales tasas del BCE pueden ser apropiadas para Alemania, la política monetaria es demasiado restrictiva para las economías periféricas.

Por otra parte, la flexibilización de los objetivos de ajuste fiscal por parte de la CE elimina la necesidad de mayores recortes de gastos y de medidas de recaudación, las cuales afectarían al crecimiento a corto plazo. De esta manera, el aplazamiento de los objetivos para países como Francia, España o Italia, permiten estimar un escenario para la Eurozona donde se abandone la política de austeridad parcialmente o, incluso, totalmente. Si esto ocurriera el crecimiento en la Eurozona sería mayor de lo previsto en el informe.



Sobre EY

EY es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 167.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. EY marca la diferencia.

EY es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, compañía domiciliada en el Reino Unido, no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es 

© 2012 EY, S.L.
Todos los derechos reservados.