La economía española toca fondo y comenzará a crecer a finales de este año

EY Eurozone Forecast de otoño

  • Compartir
  • El PIB español cerrará el ejercicio en el -1,5% y crecerá un 0,4% en 2014
  • Las exportaciones aumentarán el 2,4% este año y el 4,8% el próximo año
  • La tasa de desempleo se estabilizará en torno al 27% hasta 2016
  • La inflación cerrará el ejercicio en el 2% y descenderá hasta el 1,2% en 2014
  • Las previsiones indican que el Gobierno cumplirá con los objetivos de reducción del déficit en 2013 y 2014
  • El PIB de la Eurozona se reducirá el 0,5% este año y crecerá un 0,9% el próximo

Madrid, 19 de septiembre de 2013 - La economía española se ha estabilizado antes de lo esperado y comenzará a crecer a finales de este mismo año, según las previsiones de otoño del informe EY Eurozone Forecast, publicado hoy. Con todo, el Producto Interior Bruto español cerrará este ejercicio en negativo, con un descenso del 1,5% en 2013 (dos décimas menos de lo previsto en nuestro anterior informe). Para el próximo año, el pronóstico del Centro de Análisis de EY (antes Ernst & Young) es positivo, con un aumento del 0,4%, aunque la posibilidad de un crecimiento más sólido y sostenible está todavía por llegar.

El informe destaca que la economía española ha conseguido estabilizarse antes de lo esperado con un comportamiento casi plano durante el segundo trimestre (-0,1%) y una tasa de desempleo en descenso por primera vez en los dos últimos años. Esta mejoría también se ha visto reflejada en otros indicadores, como el índice manufacturero PMI que ha mostrado unas condiciones estables tanto en el mes de junio como el de julio.

"Nuestra economía está comenzando a recuperar la confianza de los mercados, las exportaciones evolucionan muy bien, los costes de financiación se han reducido notablemente y los inversores están volviendo a nuestro país. Estos signos positivos, unido a nuestra mayor competitividad, deben ser un estímulo para seguir avanzando en reformas estructurales", explica José Miguel Andrés, Presidente de EY en España.

Por otra parte, la demanda interna, que muestra signos de haber tocado fondo, se ha visto apoyada por los efectos colaterales de unas exportaciones favorables y un ritmo de ajuste fiscal más moderado. Este indicador ganará impulso a medida que se reequilibre nuestra economía, creciendo por encima del 1% a partir de 2015.

El sector exterior, que se mantiene como el motor de la economía española, se ha visto favorecido por una mayor competitividad tanto en nuestro sector turístico como en las exportaciones de bienes y servicios. "A pesar de que los últimos datos de los mercados emergentes han sido decepcionantes, las previsiones apuntan a una recuperación de la demanda externa a nivel mundial lo que, unido a la buena diversificación de nuestras exportaciones, nos llevará una contribución muy positiva para nuestra economía", explica José Luis Ruiz, Socio de EY. En total, se espera que las exportaciones crezcan el 2,4% este año y, posteriormente, a un ritmo anual del 4% hasta 2017.

En terreno negativo se mantiene el pronóstico para el mercado laboral, a pesar de los últimos datos positivos sobre el desempleo. Una vez finalizado el efecto positivo de los meses de verano, el EEF prevé que roce el 27% a finales de año.

Por su parte, la inflación se situará por debajo del 1% a partir de la segunda mitad de 2014, lo que, en opinión del EEF, debería dar un respiro a los consumidores aunque no evitará un descenso en la renta real disponible de los hogares. Como consecuencia, el consumo descenderá un 2,5% este año y sólo crecerá un 0,4% el próximo. Conforme se creen nuevos empleos, el consumo se recuperará gradualmente.

La recuperación también llega a la Eurozona
La recuperación también se muestra de forma patente en el conjunto de la Eurozona. La relajación de las medidas de austeridad y el repunte en el comercio mundial fortalecerán esta recuperación durante el resto del año, pero también se verá penalizado por un aumento del desempleo y por las diferencias entre los países del continente.

Las previsiones del EEF apuntan a una contracción del PIB de la Eurozona del 0,5% para este año, seguido de un crecimiento del 0,9% en 2014. Entre 2015 y 2017 se espera un aumento del 1,5% anual de media. Sin embargo, las diferencias entre los países core y los de la periferia seguirán aumentando. Alemania se mantiene como sala de máquinas de la Eurozona con un repunte del 0,6% durante 2013. Entre los países del sur, España es el que mejor comportamiento experimentará, seguido por Italia y Portugal. Mientras que la economía griega no volverá a terreno positivo hasta 2015.

La tasa de desempleo de la Eurozona también continuará en ascenso hasta alcanzar el 12,6% a mitad de 2014. España y Grecia rozarán el 27,6% y el 29%, respectivamente, en 2014 mientras que en Alemania el paro registrado será sólo del 5,4%.

El informe de EY también destaca que la recuperación se verá limitada por la reducción del endeudamiento del sector público y privado, así como por la dificultad de acceso al crédito.

Para Marie Diron, Senior Economic Advisor del EY Eurozone Forecast "por primera vez en los últimos 8 informes, las previsiones para la Eurozona indican un crecimiento tanto para el próximo trimestre como para el siguiente ejercicio. Sin embargo, los legisladores no deberían dejarse llevar por la complacencia ya que las condiciones financieras y el desarrollo del mercado laboral en todo el continente continuarán siendo duras. La relativa calma en los mercados financieros debería aprovecharse para acelerar la restructuración".

Recuperación de la demanda interna
Se espera que la recuperación se afiance durante la segunda mitad del año gracias a los factores externos como el aumento de la actividad económica en Estados Unidos y los prometedores signos que está mostrado Reino Unido, los dos principales socios comerciales. Estos datos indican un repunte sólido en la demanda de exportaciones de la Eurozona: del 3,8% este año, del 5,9% en 2014 y del 6,6% en 2015.

Gracias a las exportaciones, las previsiones para el sector industrial darán un giro, pasando del -0,8% en 2013 a un aumento del 1,7% en 2014. Sin embargo, el pronóstico es más débil para otros mercados, especialmente aquellos más ligados al consumo y al sector público. El de la construcción también registrará un mal comportamiento.

María Diron comenta "a pesar del fuerte crecimiento del comercio mundial y de que permanecerá la debilidad del euro, lo que ayudará a las exportaciones de la Eurozona, el sector exterior no será capaz de sostener la recuperación. El decepcionante comportamiento que han registrado en los últimos meses los mercados emergentes muestra el riesgo de dejar sólo en mano de las exportaciones la llave de la recuperación. Por eso, es importante que la demanda interna comience a coger un ritmo positivo".

En este sentido, el hecho de que las autoridades hayan suavizado su discurso sobre el ajuste fiscal aumenta las posibilidades de que la demanda interna se recupere. Según los cálculos del EEF, los planes de reducción del déficit en curso implican un impacto del 0,8% sobre el PIB de la Eurozona en 2013 y del 0,5% sobre el PIB en 2014-15. Esto reducirá considerablemente el lastre sobre el crecimiento.

La recuperación de la demanda interna se verá afectada en el corto plazo por el aumento del desempleo, especialmente en la periferia. Esto se compensará con una baja inflación, limitando el alza de los ingresos reales de las familias lo que se traducirá en un crecimiento del consumo del 0,5% en 2014 y del 1,1% en 2015.

Mirando hacia el futuro
Aunque todavía existe un cierto grado de incertidumbre y riesgo, la economía de la Eurozona parece comenzar a recuperarse lentamente, pero los legisladores deben ir más allá y desarrollar políticas encaminadas a la recuperación, según recoge el informe. Por su parte, el Banco Central Europeo debería estar preparado para activar su programa de compra de deuda (outright monetary transactions – OMT), en el caso de que Portugal solicite una nueva línea de crédito y también debería buscar la forma de compensar el endurecimiento de la condiciones monetarias que llegan desde Estados Unidos.


Sobre el EY Eurozone Forecast
Las previsiones y los análisis presentados en el EY Eurozone Forecast se basan en el modelo que utiliza el Banco Central Europeo en sus previsiones trimestrales para la economía de la Eurozona.

Acerca de EY
EY es líder mundial en servicios de auditoría, fiscalidad, asesoramiento en transacciones y consultoría. Los análisis y los servicios de calidad que ofrecemos ayudan a crear confianza en los mercados de capitales y las economías de todo el mundo. Desarrollamos líderes destacados que trabajan en equipo para cumplir los compromisos adquiridos con nuestros grupos de interés. Con ello, desempeñamos un papel esencial en la creación de un mundo laboral mejor para nuestros empleados, nuestros clientes y la sociedad.

EY hace referencia a la organización internacional y podría referirse a una o varias de las empresas de Ernst & Young Global Limited y cada una de ellas es una persona jurídica independiente. Ernst & Young Global Limited es una sociedad británica de responsabilidad limitada por garantía (company limited by guarantee) y no presta servicios a clientes. Para ampliar la información sobre nuestra organización, entre en www.ey.com/es