La globalización de la economía mundial avanza pese a la amenaza del proteccionismo en los mercados emergentes

  • Compartir

  • Hong Kong es la economía más globalizada del mundo, seguida de Irlanda y Singapur
  • España se mantiene por tercer año consecutivo en el puesto 21 de esta clasificación
  • Las perspectivas de crecimiento cero en la EU-27 fuerzan a los países emergentes a centrarse en sus mercados regionales
  • Nueve de cada diez ejecutivos prevé un aumento de las medidas proteccionistas si la economía a nivel global entra de nuevo en recesión

Madrid, 26 de enero de 2012 – A pesar de las perspectivas inciertas para la economía mundial, las sesenta mayores economías del mundo siguen avanzando en su proceso de globalización. Pese a esta tendencia, nueve de cada diez ejecutivos prevé un aumento general de las medidas proteccionistas por parte de los gobiernos si la economía a nivel global entra de nuevo en recesión, según las conclusiones de la tercera edición del informe de EY, The World is bumpy. Globalization and new strategies for growth, hecho público hoy mismo en el marco del Foro de Davos (Suiza).

En el caso de España, nuestro país se mantiene por tercer año consecutivo en el puesto 21 entre los países más globalizados, con un ligero aumento de la puntuación total sobre la obtenida el pasado año en casi todas las categorías de las que se compone el índice. España, además, tiene mejor posición que nuestros países vecinos Italia o Portugal y está más globalizado que economías como la estadounidense. Además, este año se acerca en puntuación a Francia, que en el presente índice desciende dos posiciones, lo que la sitúa tan solo un puesto por encima de España.

Atendiendo a los criterios que contempla el índice, nuestro país ha mejorado ligeramente la puntuación en tres de las cinco categorías analizadas: actividad comercial, intercambio tecnológico e integración cultural, y ha descendido en dos: movimientos de capitales y movilidad laboral.

El peso de las economías emergentes
Mientras que las previsiones de EY sobre el crecimiento del PIB a nivel global apuntan a un 3,4% en 2012, el informe recoge que el proceso de globalización de la economía continuará avanzando de aquí a 2015, especialmente en los mercados de países emergentes de tamaño medio como Vietnam, Malasia, México, Colombia y los más pequeños de Europa, como Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia y Austria. Por su parte, Reino Unido y Estados Unidos son los mayores mercados donde se prevé un modesto descenso en la puntuación para los próximos tres años debido a las normas sobre inmigración que ambos países han aprobado y que tendrán su efecto en la restricción de la contratación de trabajadores extranjeros.

El único año donde se ha producido una pausa en el proceso de globalización fue en 2009 debido a la dimensión de la crisis financiera mundial. Además, según este informe, más de la mitad de los ejecutivos encuestados avanzan un deterioro del escenario económico que, según ellos, causará un aumento de las medidas proteccionistas.

En palabras de James S. Turley, presidente mundial de EY, presente en el Foro de Davos, "mientras que la globalización continúa a buen ritmo y a pesar de las débiles perspectivas de crecimiento en todo el mundo, el fantasma del proteccionismo todavía se mantiene. Las empresas y los gobiernos deben continuar defendiendo la globalización como una vía para la prosperidad económica y social de los ciudadanos evitando cualquier freno proteccionista".

Dónde habrá crecimiento económico
El crecimiento de los países de mercados emergentes, liderados por los llamados BRIC (Brasil, Rusia, India o China), siguen compensando el escaso avance en los más desarrollados. En conjunto, las previsiones de EY para los mercados emergentes apuntan a un crecimiento en conjunto del 5,3% en 2012, superando a los del resto del mundo e incrementando su peso en el conjunto del PIB mundial. El PIB de los mercados emergentes -medido en términos de paridad de poder adquisitivo- podría superar al de las economías desarrolladas, como pronto, en 2014, con cerca de un 70% del crecimiento mundial procedente de los mercados emergentes en los próximos años. De ellos, la mitad procederá de China e India, según el informe.

Las estimaciones de EY para Europa y Estados Unidos son menos positivas; para el primero prevé un crecimiento plano del PIB en 2012, incluso si se resuelve la crisis de la deuda soberana, y del 2,5% en el caso de la economía estadounidense. Como consecuencia de estas previsiones, muchos ejecutivos se muestran preocupados por las consecuencias para el negocio y sus efectos, como la desaceleración del crecimiento, el aumento de la competencia, un aumento significativo de la complejidad operativa o la escasez de talento en los principales mercados.

A pesar de que las expectativas sobre el potencial de crecimiento que ofrecen a medio plazo los mercados emergentes son más optimistas, más de la mitad de los ejecutivos consultados cree muy probable que la economía global entre en recesión a finales de 2012. Además, casi dos tercios de éstos consideran que es probable que se produzca una nueva crisis financiera mundial provocada por los incumplimientos sobre la deuda en los países de la zona euro. Y casi el 90% de los encuestados espera un incremento de las medidas proteccionistas en caso de que la economía mundial entre en recesión.

Consecuencias para las empresas
El aumento del proteccionismo, la crisis de la deuda soberana en la Eurozona y la desaceleración económica mundial han planteado la posibilidad de un nuevo credit crunch, lo que tendría como consecuencia una mayor reducción del crédito por parte de los bancos hacia las empresas.

John Ferraro, Jefe de Operaciones de EY, concluye que "este escenario desalentador presenta muchos inconvenientes para las multinacionales y no todas poseen la capacidad de respuesta, flexibilidad o las habilidades necesarias para superarlos. Nuestro informe destaca cuatro grandes retos que las compañías deberán afrontar para los próximos años, que resultarán complejos y difíciles de resolver en el corto plazo, pero a los que creemos pueden hacer frente las compañías con respuestas basadas en flexibilidad, rapidez y creatividad". Dichos retos, de forma resumida, son: conseguir el éxito en los mercados de rápido crecimiento, lo que hoy es más complejo de lo habitual; tener en cuenta que cada mercado requiere una dimensión específica; considerar que la política se ha vuelto más importante y menos predecible y, por último, la dificultad de atraer al mejor talento.

Cómo alcanzar el éxito a largo plazo
Frente a una creciente incertidumbre en la economía global, las empresas que aspiran a ser líderes de su sector en el largo plazo tendrán que agilizar su modelo de gestión. En unos mercados cada vez más divergentes y dinámicos será clave enfocar la gestión en la ejecución y en la excelencia operativa. Una mayor flexibilidad en sus modelos de negocio les permitirá responder a nuevas oportunidades y amenazas y tendrán que entender la importancia de implantar un modelo de liderazgo integrador a todos los niveles para aprovechar mejor unas condiciones de mercado más cambiantes.


Sobre el Índice de Globalización
El Índice de Globalización desarrollado para este informe mide el desarrollo de las 60 economías más grandes del mundo y está basado en 20 indicadores que componen los aspectos clave de la integración internacional de las empresas. Los indicadores abarcan cinco categorías: apertura al comercio internacional; movimiento de capitales; intercambio de tecnologías e ideas; movimiento de capital humano; e integración cultural. El índice mide el nivel de globalización en términos "relativos" y no "absolutos". Esto significa que el nivel de comercio, inversión, tecnología, mano de obra e integración cultural con otros países se mide en relación a su PIB en lugar del valor absoluto del intercambio de estos elementos. El índice, por lo tanto, refleja el grado en que se puede observar la integración global de un país desde dentro.

Acerca de EY
EY es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 152.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. EY marca la diferencia.

EY es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, compañía domiciliada en el Reino Unido, no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es