Un trabajador medio español dedica cerca de 6 meses de su sueldo a pagar impuestos

Según el estudio “The Tax Burden of Typical Workers in the EU-28”

  • Compartir
Download the PDF
  • 12 de junio, día de la “liberación fiscal” en España, según el estudio, realizado por EY, la Fundación New Direction y el Institut Économique Molinari
  • El informe compara los días que un trabajador con un salario medio dedica a pagar impuestos en la UE
  • En España, este periodo se ha incrementado en cerca de un mes desde 2010

Madrid, 14 de junio, 2014.- Un trabajador medio en España dedica cerca de 6 meses de su sueldo a pagar impuestos, en concreto, hasta el 12 de junio, día de la “liberación fiscal”, según el estudio “The Tax Burden of Typical Workers in the EU-28”, realizado por la fundación New Direction y el Institut Économique Molinari (IEM), en colaboración con EY.

El estudio trata de valorar y comparar el impacto que tienen todos los costes e impuestos asociados a los salarios, por lo que recoge las cotizaciones a la Seguridad Social de empresa y empleado, así como el IRPF, e incluye también una estimación del porcentaje de la renta anual que el trabajador dedica a consumo y, por tanto, el IVA que paga por el mismo. Atendiendo a todos estos conceptos, el informe revela que en España el tiempo que dedica un trabajador con salario medio a pagar impuestos se ha incrementado casi un mes desde 2010, si se tiene en cuenta que hace 4 años éste dejaba de pagar impuestos el 15 de mayo.

Comparativa en la UE
Si se compara con el resto de la UE, España se mantiene en la parte baja de la media, con Bélgica a la cabeza, como el país donde más tiempo se dedica a pagar impuestos (hasta el 6 de agosto), seguido de Francia y Austria (25 y 28 de julio, respectivamente); en el extremo opuesto se sitúa Chipre cuyo día de la “liberación fiscal” es el 21 de marzo.

Chipre: 21 marzo   España: 12 junio   Suecia: 23 junio
Irlanda: 28 abril   Croacia: 13 junio   Italia: 30 junio
Malta: 28 abril   Polonia: 14 junio   Rumanía: 1 julio
Reino Unido: 12 mayo   Lituania: 18 junio   Alemania: 11 julio
Bulgaria: 18 mayo   República checa: 19 junio   Grecia: 14 julio
Luxemburgo: 30 mayo   Finlandia:   20 junio   Hungría: 16 julio
Portugal: 6 junio   Eslovaquia: 20 junio   Austria: 25 julio
Dinamarca: 7 junio   Letonia: 20 junio   Francia: 28 julio
Eslovenia: 8 junio   Países Bajos: 21 junio   Bélgica: 6 agosto
Estonia: 10 junio            

“Las subidas de impuestos se han ido sumando en el tiempo. En 2010, un trabajador español con un sueldo medio trabajó hasta el 15 de mayo para pagar los impuestos. En 2014, es necesario trabajar casi un mes más, lo que deja menos dinero para gastar en el sector privado”, explica Bárbara Pardo de Santayana, Socia Responsable del Área de Human Capital de EY Abogados.

Para Eduardo Sanfrutos, Socio Responsable de Tributación de Empresas de EY Abogados, “tras unos años en los que la situación económica ha obligado a incrementar la carga impositiva, ahora son necesarias todas las iniciativas encaminadas a la rebaja de tipos y la mayor simplificación del sistema, teniendo en cuenta que en España los tipos marginales máximos (que van desde el 51,5% hasta el 56%) se encuentran en los niveles más elevados de la Unión Europea, similares a los países nórdicos; y que a la vez, las cotizaciones a la Seguridad Social son un gran desincentivo en la creación de empleo”.

En este sentido, el informe también pone de manifiesto el peso que tiene para las empresas las cotizaciones a la Seguridad Social. España (con un 23%) se encuentra entre los 10 países con el porcentaje sobre salario más elevado, por detrás de Francia (33,7%), muy cerca de Bélgica (24,6%), Austria (23,8%) o Suecia (23,9%), y por delante de Reino Unido (9,7%) o Alemania (16%). El estudio destaca también que por cada euro neto que gana el trabajador en España, el coste total es de 1,68 euros (incluyendo no sólo lo que paga el empleador a la Seguridad Social, sino también lo que paga el empleado y el IRPF). De nuevo, Bélgica y Francia están en la parte alta de la tabla con un coste de más de dos euros (2,31 y 2,18 euros, respectivamente). (Ver cuadro anexo 1).

Anexo 1 : Coste total para por cada 1 euro neto que gana el empleado. (No incluye la estimación del impacto del IVA)

 

Si además del IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social se tiene en cuenta el impacto estimado del IVA, por un sueldo neto final de 18.407 euros al año en España, en realidad se están pagando 33.200 euros en total, con un tipo impositivo real del 44,56%. ( Ver cuadro anexo 2).

Para Cécile Philippe, directora del IEM "los Estados de la UE siguen gastando demasiado y los tipos impositivos han seguido aumentando en muchos países, especialmente en Francia. Es necesario repensar el modelo y dar más espacio a la responsabilidad individual ", asegura.

Otros aspectos destacables
El día de la “liberación de impuestos” es el día natural en el que un trabajador, en teoría, deja de trabajar para pagar impuestos al Estado y comienza a trabajar para sí mismo. Los datos del estudio recogen la información de trabajadores con sueldo medio, que trabajan en la Unión Europea, e incluyen el coste de la contratación de empleados en cada Estado.

El estudio también pone de manifiesto que:

  1. Los trabajadores de toda la Unión Europea han visto cómo su "tipo impositivo real" promedio ha aumentado de nuevo este año, del 45,06% en 2013 al 45,27% en 2014; frente al 43,99% de 2010. Este continuo incremento es consecuencia, en gran medida, de las subidas del IVA en 19 de los 28 Estados miembros de la UE (entre ellos España, donde el tipo general ha pasado del 16% al 21%). No obstante, algunos países, como el Reino Unido, han reducido la carga fiscal sobre los trabajadores.
  2. El 44,1% de todo lo que las empresas pagan por cotizaciones a la seguridad social es, en gran parte, “invisible” para los empleados.
  3. Más de la mitad (el 54,6%) de los ciudadanos están fuera del mercado de trabajo, cifra que empeora a medida que la población europea envejece: desde 2010, ha crecido un 0,3%. Este dato viene a reflejar que los trabajadores soportan una parte cada vez más pesada de la carga fiscal

Acerca de los servicios fiscales de EY
Su negocio será un éxito únicamente si se asienta sobre unos cimientos sólidos y crece de manera sostenible. En EY somos de la opinión que gestionar las obligaciones fiscales de forma responsable y proactiva supone un factor diferenciador crítico. Nuestros 32.000 expertos fiscales, repartidos en más de 140 países, tienen el firme compromiso de proporcionar a nuestros clientes la calidad, la coherencia y la personalización que necesitan para cumplir con sus obligaciones tributarias.

Acerca de EY
EY es líder mundial en servicios de auditoría, fiscalidad, asesoramiento en transacciones y consultoría. Los análisis y los servicios de calidad que ofrecemos ayudan a crear confianza en los mercados de capitales y las economías de todo el mundo. Desarrollamos líderes destacados que trabajan en equipo para cumplir los compromisos adquiridos con nuestros grupos de interés. Con ello, desempeñamos un papel esencial en la creación de un mundo laboral mejor para nuestros empleados, nuestros clientes y la sociedad.

EY hace referencia a la organización internacional y podría referirse a una o varias de las empresas de Ernst & Young Global Limited y cada una de ellas es una persona jurídica independiente. Ernst & Young Global Limited es una sociedad británica de responsabilidad limitada por garantía (company limited by guarantee) y no presta servicios a clientes. Para ampliar la información sobre nuestra organización, entre en ey.com.