Siguiente paso: ¿convertirse en una empresa pública?

  • Compartir

La integración de las empresas a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) requiere de diversos procedimientos y pasos a seguir. Para brindar una idea clara sobre este proceso, los socios de EY -junto con ejecutivos de la BMV- llevaron a cabo la conferencia el Siguiente paso: ¿convertirse en una empresa pública?.

Durante este evento, explicaron a los directivos de empresas que buscan cotizar en bolsa una serie de puntos relevantes. Javier Artigas Alarcón, Director General Adjunto de Planeación y Promoción de la BMV, y Francisco Valle Montaño, Director de Promoción y Emisoras de la BMV, describieron cómo está conformado el Grupo Bolsa Mexicana de Valores, qué actividad se ha registrado en colocaciones de deuda y de capital en los mercados públicos en México durante los últimos años y la relevancia que estos financiamientos han tenido para las empresas que participan en este mercado.

Momentos clave para convertirse en una empresa pública

Existen tres momentos clave de una empresa que participa del proceso para convertirse en una empresa pública: la institucionalización (etapa preparatoria a la colocación de deuda o de acciones), la colocación de instrumentos de deuda o de acciones en el mercado público y las acciones que garanticen una adecuada permanencia en la BMV.

"La preparación adecuada para tomar ventaja de estos tres momentos importantes se logra paulatinamente mediante un proceso que implica, entre otros aspectos relevantes, la integración de un adecuado gobierno corporativo a la par del establecimiento de una adecuada cultura organizacional, que facilite la ejecución de todos aquellos cambios que finalmente hagan posible que la empresa esté lista para acceder a los mercados públicos", señaló Francisco.

Implicaciones de una colocación de deuda o capital en la Bolsa

Roberto Cuarón, Socio de Asesoría en Transacciones de EY México, compartió con los asistentes el proceso al que seguramente se enfrentarán las instituciones que decidan llevar a cabo una colocación de deuda o capital en la Bolsa. Este proceso de preparación implica un cambio importante en la manera de pensar, ver y manejar el negocio, así como para definir claramente los objetivos que se pretenden lograr y que culminan con la colocación de deuda o de acciones en el mercado público. Roberto Cuarón, Socio de Asesoría en Transacciones de EY México, durante su exposición sobre una colocación de deuda o capital en la Bolsa.

Los candidatos para las colocaciones deberán iniciar el proceso de transformación con mucha anticipación.

Una de las características más notorias de las empresas que logran culminar un Initial Public Offering (IPO) de manera exitosa, es el tiempo que dedican a la preparación de la misma, algunas de ellas han implementado cambios en su organización para comenzar a actuar, gradualmente, como una compañía que cotiza en bolsa de 12 a 24 meses antes de convertirse en una empresa pública.

 Recompensas de emprender un IPO

"Las ventajas que tiene una compañía al emprender un IPO están enfocadas a lograr un aumento en el valor de la empresa, el fortalecimiento de la estructura financiera, la obtención de reconocimiento financiero, mejora de imagen y proyección, y flexibilización de las finanzas de los empresarios", aseguró Cuarón.

"El acceso a la Bolsa requiere de un proceso de colocación. En éste se explican las funciones de la empresa, cómo se desempeña el negocio, las cifras financieras, el ámbito legal, los productos de venta, entre otros puntos. Mediante este proceso el público inversionista determina si la organización está preparada para cotizar", mencionó José Javier Jaime, Socio de Aseguramiento de EY México, quien explicó también cada paso de los requerimientos de información financiera contenida en el prospecto de colocación.  José Javier Jaime, socio de Aseguramiento de EY México, explica los requerimientos de información financiera contenida en el prospecto de colocación.

No se podría decir que salir a la bolsa es fácil y rápido, pero las recompensas pueden ser enormes. Las claves son tener una preparación adecuada, contar con un guía experimentado y una ejecución eficaz.