EY ve mayor fiscalización tributaria a inversiones mexicanas canalizadas al extranjero

  • Compartir

  • La autoridad buscará que toda la riqueza que salga del país hacia paraísos fiscales, tribute en México con base al marco legal vigente.
  • Si bien no es delito invertir en el extranjero, los contribuyentes que canalicen capitales fuera del país deberán tener máximo cuidado para evitar que sus operaciones sean consideradas acciones de evasión fiscal por parte de la autoridad, advierten especialistas de la firma.


Ciudad de México, enero 25, 2012 – La autoridad fiscal del país echará mano este año de los 39 acuerdos que la autoridad fiscal considera como Acuerdo amplio de intercambio de información firmados con diferentes naciones algunas de ellas con nula o baja imposición tributaria para garantizar que las inversiones de contribuyentes mexicanos que canalicen inversiones a esos destinos paguen impuestos de acuerdo con el marco legal vigente, advirtieron especialistas de EY.

Se trata de una gran iniciativa de fiscalización que obliga a los contribuyentes que destinan inversiones al extranjero a tener máximo cuidado para evitar que sus operaciones sean consideradas como defraudadoras del fisco mexicano, coincidieron en destacar Ricardo Villalobos y Jorge García, Socios del área Fiscal de EY.

“No es delito invertir en el extranjero ni es pecado llevar capitales a los llamados paraísos fiscales. Sin embargo, cada operación de inversión en el extranjero se debe hacer conforme a la ley para minimizar riesgos que puedan derivar en problemas muy serios con la autoridad fiscal”, destacó Villalobos.

Junto con Precios de Transferencia, el de la fiscalización a inversiones mexicanas en el extranjero será un tema muy relevante para los próximos meses, pues la autoridad está afinando la lupa para no perder el control del dinero que sale de México y asegurarse que tributen a efecto de alcanzar las metas de recaudación fiscal proyectadas para este año.

“Si bien no existen cifras oficiales que dimensionen el fenómeno de evasión por este tema, perder el control de la riqueza que va o se genera en el extranjero y que debe tributar en México es un factor de preocupación para la autoridad y por ello invocará los acuerdos de intercambio de información para hacer que la ley se cumpla”, destacó Villalobos.

México vive un entorno fiscal complicado. Desde hace cuatro años no existe una reforma importante en la materia y el estimado de recaudación -focalizando esfuerzos a la misma base de contribuyentes- para este año por parte de las autoridades hacendarias es de 1.4 billones de pesos, monto idéntico al proyectado para el 2011.

Aunado a este escenario doméstico, las finanzas públicas están supeditadas, además de al cumplimiento -voluntario u obligado- del contribuyente-, al entorno económico internacional y a los factores decisión para canalizar inversiones.

“Es justo aquí donde los acuerdos bilaterales suscritos por México toman relevancia pues faculta a las autoridades a solicitar y en su caso obtener información de otras jurisdicciones respecto a transacciones que inversionistas mexicanos estén realizando con el fin de verificar que dichas operaciones se apegan al marco legal vigente”, comentó Jorge García, Socio del área de Impuestos de EY.

México tiene a la fecha 39 acuerdos en vigor, con países, que son o reúnen las características para ser considerados como acuerdo amplio de intercambio de información; herramientas que sin duda ayudarán a verificar las operaciones de contribuyentes -personas físicas o morales - que realicen en diferentes jurisdicciones.


Acerca de EY
EY es líder global en aseguramiento, asesoría, servicios fiscales y transaccionales. A nivel mundial, nuestros 152,000 profesionales están unidos por los mismos valores y un compromiso sólido con la calidad. Marcamos la diferencia al ayudar a nuestra gente, clientes y comunidades a lograr su potencial. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/mx