Ley General de Contabilidad Gubernamental

  • Compartir

La Ley General de Contabilidad Gubernamental surge con el objetivo de desarrollar un mecanismo dinámico para que México, en sus tres órdenes de gobierno, se ajuste a las nuevas tendencias en materia contable.

Esta ley se concibe como un proyecto de replanteación contable con el que se busca:

  • Lograr una adecuada armonización  de la contabilidad gubernamental en cuanto a la emisión de información financiera de los tres órdenes de gobierno, a través del establecimiento de criterios generales.
  • Facilitar el registro y la fiscalización de los activos, pasivos, ingresos y gastos, con el fin de medir la eficacia, economía y eficiencia del gasto e ingresos públicos, la administración de la deuda pública, obligaciones contingentes y patrimonio del Estado.
  • Establecer un sistema de contabilidad gubernamental que sea la herramienta de apoyo para la toma de decisiones sobre las finanzas públicas y que refleje la aplicación de principios contables bajo estándares nacionales e internacionales vigentes.

Los entes que deberán adoptar e implementar las decisiones del Consejo son: la federación, entidades federativas, Distrito Federal y los órganos político-administrativos de sus demarcaciones territoriales y los municipios.


Fases de cumplimiento

Esta ley considera fechas límite de cumplimiento de ciertos compromisos, que los funcionarios públicos deben observar a fin de evitar sanciones. Los plazos señalados son:

Diciembre 2010. Disponer de listas de cuentas alineadas al plan de cuentas, clasificadores presupuestarios armonizados, catálogos de bienes y las respectivas matrices de conversión con las características señaladas en los artículos 40 y 41. Asimismo, de la norma y metodología que establezca los momentos contables de ingresos y gastos previstos en la ley, contar con indicadores para medir los avances físico-financieros relacionados con los recursos federales, y emitir información contable y presupuestaria de forma periódica bajo las clasificaciones administrativa, económica y funcional-programática sobre la base técnica prevista.

Diciembre 2011. Realizar los registros contables con base acumulativa y en apego a postulados básicos de contabilidad gubernamental armonizados en sus respectivos libros de diario, mayor e inventarios y balances; disponer de catálogos de cuentas y manuales de contabilidad; y emitir información contable, presupuestaria y programática sobre la base técnica prevista. Emitir las cuentas públicas conforme a la estructura establecida en los artículos 53 y 54, así como publicarlas para consulta de la población en general, a partir del inicio del ejercicio correspondiente al año  2012.

El sistema de contabilidad gubernamental para el gobierno federal deberá estar operando en tiempo real, en el ámbito de la administración centralizada, a más tardar el 31 de diciembre de 2011.

El inventario de bienes muebles e inmuebles deberá estar integrado a más tardar el 31 de diciembre de 2011.

Diciembre 2012. Efectuar los registros contables del patrimonio y su valuación, generar los indicadores de resultados sobre el cumplimiento de sus metas, y publicar información contable, presupuestaria y programática en sus respectivas páginas de internet para consulta de la población en general.
La importancia de implementar esta ley ahora radica en que ésta tiene un fuerte impacto para los entes públicos, ya que trae consigo cambios considerables en diversos ámbitos de la estructura de dichos entes, como son: reformas a su marco jurídico e internamente a sus reglamentos; cambios en tecnologías de información; adecuación de procesos administrativos, contables y financieros; gestión del cambio; y capacitación del personal.