Skip to main navigation

Siete pasos para crear un programa anticorrupción sólido: 5. Monitorear el programa - EY - México

Siete pasos para crear un programa anticorrupción sólido5. Monitorear el programa

La creación de un programa eficaz para el monitoreo del cumplimiento anticorrupción requiere de contar con la gente, procesos y recursos adecuados.

El proceso de monitoreo es crucial. Los programas de cumplimiento que no se monitorean generalmente no son muy eficaces.

Las actividades de monitoreo se refieren a auditorías de cumplimiento anticorrupción, que pueden incluir la minería y el análisis de datos.

La finalidad de las auditorías de cumplimiento anticorrupción debe ser tanto para auditar el cumplimiento con los diversos elementos del programa de cumplimiento anticorrupción, como para realizar pruebas para asegurar un cumplimiento sustantivo al buscar identificar posibles violaciones o señales de alerta.

Las auditorías a menudo revelan nuevos riesgos que no se habían observado o tomado en cuenta anteriormente. De esta manera, forman parte de un proceso continuo de evaluación de riesgos de corrupción.

Para crear un programa eficaz para el monitoreo del cumplimiento anticorrupción es necesario contar con la gente, los procesos y los recursos adecuados.

Los programas de auditoría de cumplimiento anticorrupción deben diseñarse con base en el riesgo, abordar las áreas con altos riesgos de corrupción que enfrenta la compañía y probar los controles con los que se cuenta para mitigar el riesgo.

Las auditorías deben realizarse en las diversas unidades de negocio con base en una evaluación de riesgos periódica o anual de la auditoría de cumplimiento anticorrupción, que califica a las unidades de negocio y localidades, y asegura una cobertura adecuada en las auditorías de dichas localidades durante un periodo de tiempo definido.

Los auditores necesitan recibir capacitación sobre la FCPA y la Ley Antisoborno del Reino Unido. El conjunto de habilidades centrales que debe reunir el equipo de auditoría incluye: buenas habilidades para entrevistar, el conocimiento y la experiencia para seleccionar transacciones de alto nivel de riesgo para la aplicación de pruebas y la experiencia necesaria para reconocer las señales de alerta de posibles violaciones.

Algunas compañías optan por que el departamento de Auditoría Interna lleve a cabo estas auditorías. Otras empresas utilizan estrategias diferentes, como juntar al personal del departamento Legal o de Cumplimiento con los auditores internos, o utilizar contadores forenses.

Las auditorías anticorrupción deben ser auditorías independientes que no forman parte de un conjunto más grande de procedimientos.

En general, hemos observado que el hecho de integrar los procedimientos de auditoría anticorrupción con los programas de auditoría más grandes resulta ineficaz, ya que inevitablemente conlleva a situaciones en donde el auditor encargado de realizar las pruebas no tiene la capacitación, el enfoque o la supervisión necesarios para hacer el trabajo correctamente.

Al realizar pruebas sustantivas, la finalidad es descubrir posibles violaciones de corrupción o señales de alerta de conformidad con la FCPA. Sin embargo, la auditoría no es una investigación.

Es un proceso de negocios al igual que otras auditorías internas que una compañía podría llevar a cabo; un conjunto predeterminado de procedimientos diseñado para realizar pruebas acerca del cumplimiento con las políticas de la empresa.

Las posibles violaciones de conformidad con la FCPA o las señales de alerta que se descubren durante las auditorías son reportadas al departamento Legal o de Cumplimiento para una mayor investigación.

Las auditorías anticorrupción tienen un efecto disuasivo poderoso: transmiten el mensaje de que la alta gerencia está comprometida con el cumplimiento y de que se está asegurando de que dicho cumplimiento se logre.

Un seguimiento adecuado y acciones disciplinarias son cruciales para fomentar una cultura anticorrupción.

En la medida en que los sistemas financieros se vuelven más automatizados, las compañías están enfocándose cada vez más en el análisis como herramienta para el monitoreo del cumplimiento.

El análisis puede ser muy útil para complementar un programa de auditoría de cumplimiento anticorrupción sólido.

El análisis de proveedores se puede utilizar para identificar diversos rasgos de riesgo relacionados con los proveedores de alto riesgo, incluyendo localidades de alto riesgo, cuentas bancarias en diferentes lugares, bancos extranjeros, PEP (personas expuestas políticamente) o una posible relación con funcionarios de gobierno y proveedores con domicilios similares.

Al igual que con las auditorías, la clave es utilizar las herramientas correctas, pero también contar con personal capacitado que pueda interpretar y reconocer las tendencias y anomalías en los datos.

Secciones

Recursos

Contacto

Back to top