Novedades de prensa

El Senado y la Cámara de Representantes aprueban reforma fiscal en Estados Unidos

Diciembre 2017

  • Compartir

Por Carlos Casanovas, Latin America South Regional Tax Leader - EY

Después de un proceso que inició el 2 de noviembre de este año, la reforma tributaria en Estados Unidos ha sido finalmente aprobada por el Senado y la Cámara de Representantes. Ésta es la reforma fiscal más grande en los EE.UU. desde 1986, cuando el presidente Reagan logró la reforma sobre la cual rige el marco fiscal actual.

Esta nueva reforma fiscal pretende hacer más atractivo y competitivo el régimen fiscal estadounidense en el ambiente global, buscando una tasa del impuesto sobre la renta inferior al promedio de la OCDE, la cual va de la mano de una serie de incentivos tributarios que suman cerca de 1.5 trillones de dólares en recortes fiscales.

Pese a las diferentes disposiciones que reducen la carga tributaria y favorecen a las empresas en materia de competitividad, la reforma fiscal es sumamente compleja en cuanto a lo técnico y extensa en lo que respecta al volumen del documento preparado por el Congreso de EE.UU. El mismo excede las 500 páginas, sin contar que se le sumarán extensas disposiciones que serán emitidas por la autoridad administrativa en los meses que están por venir.

La reforma será aplicable a partir del 1 de enero del 2018, en tanto que sea firmada por el presidente Trump.

A continuación, proporcionamos algunos comentarios generales respecto de los principales cambios que afectarán a las compañías que operan en EE.UU.

Marco Corporativo

  • Reducción de la tasa de impuesto a las ganancias corporativa del 35% al 21%, aplicable a partir de 2018.
  • Revocación del impuesto mínimo alternativo corporativo (AMT, por sus siglas en inglés), a partir de 2018.
  • Las empresas pueden deducir el costo de ciertos activos puestos en servicio después del 27 de septiembre de 2017 y antes del 1 de enero de 2022. A partir de esta fecha, el beneficio se irá reduciendo gradualmente.
  • Revocación de la deducción de la producción nacional de la Sección 199, a partir de 2018.
  • Límite del uso de pérdida fiscal al 80% de los ingresos gravables por pérdidas que surjan en los años fiscales que comiencen después de 2017, eliminando la posibilidad de amortizar de forma retroactiva las pérdidas y permitiendo de manera indefinida su amortización en el futuro.

Marco Internacional

  • Modificación del régimen actual a efectos de establecer un sistema de tributación territorial con el propósito de permitirle a las compañías repatriar utilidades sin incurrir en impuestos adicionales, en tanto que ciertos requisitos sean cumplidos (régimen de exención respecto de dividendos distribuidos por compañías extranjeras). La expectativa es que esta medida atraiga mayores inversiones de vuelta a los EE.UU. y equilibre la posición de las empresas estadounidenses en el plano global.
  • Las utilidades obtenidas por subsidiarias extranjeras que no hayan sido sujetas a imposición en EE.UU. serán sujetas a impuestos. La tasa reducida del 15.5% para activos líquidos y 8% para activos no líquidos, en general, es relevante para aquellas entidades en EE.UU. que tengan participación en subsidiarias extranjeras.
  • Reglas anti-erosión con el propósito de proteger la base impositiva, a través de las cuales se impone un nuevo impuesto mínimo por erosión de base que se calculará por referencia a todos los pagos deducibles realizados a un afiliado extranjero durante el año y se aplicará a ciertas empresas estadounidenses con ingresos brutos anuales que tengan un promedio de USD 500 millones o más durante tres años.
  • Limitación en las deducciones por intereses mediante un cálculo determinado sobre una base fiscal ajustada y aplicando un monto del 30% a dicha base, a efectos de determinar el interés deducible.
  • Se imponen nuevas reglas anti-diferimiento para garantizar que los rendimientos de intangibles imputados de las subsidiarias extranjeras controladas (CFC, por sus siglas en inglés) estén sujetos a una tasa mínima de impuestos en EE.UU.
  • Se crea un incentivo para que las compañías estadounidenses vendan bienes y presten servicios en el extranjero, gravando los ingresos de esas actividades a una tasa reducida del 13.125%. Dicha tasa se irá al 16.04% para los ejercicios fiscales posteriores al 31 de diciembre del 2025.

Marco Aplicable a Personas Físicas

  • Modificación de las tasas del impuesto sobre la renta para individuos, siendo las nuevas tasas 10%, 12%, 22%, 24%, 32%, 35% y 37%, de 2018 a 2025.
  • Aumento de los "montos de exención" para el AMT individual de los años fiscales que comiencen después de 2017 y antes de 2026, incluidos aumentos significativos en los montos a los que la exención se elimina paulatinamente.
  • Se deroga el "mandato individual" bajo la Ley Salud, reduciendo a cero el impuesto que se aplica a las personas que no adquieren un seguro de salud, a partir de 2019.
  • Se limita la deducibilidad de intereses sobre hipotecas de nuevas viviendas a USD 750,000 desde 2018 hasta 2025.
  • Se limita la deducción individual para los impuestos estatales y locales a USD 10,000 de impuestos combinados a la renta y a la propiedad desde 2018 hasta 2025.
  • Se extiende el piso de deducción de gastos médicos del 7.5% del ingreso bruto ajustado a individuos en 2017 o 2018.
  • Se duplica el crédito tributario por hijos a USD 2,000 desde 2018 hasta 2025.
  • Se conserva el impuesto a la herencia, aunque se duplica la exclusión y se permite su ajuste por inflación.

El contenido de la reforma tributaria es abundante y complejo. Los comentarios expresados en este documento son generales y tienen el propósito de dar a conocer observaciones preliminares sobre el contenido de la misma. Estos comentarios no deben de ser utilizados como reemplazo de una asesoría fiscal adecuada.