Encuentro organizado por EY y por ISPAT

Turquía busca inversión de empresas españolas para proyectos de energía por 128.000 millones de dólares

  • Compartir
Encuentro EY - ISPAT
  • El acto contó con la participación de los Presidentes de la Agencia para la Promoción y el Apoyo de las Inversiones en Turquía (ISPAT) y de la Autoridad Reguladora del Mercado Energético del país (EMRA) y con el Embajador de Turquía en España
  • Turquía se propone incrementar para 2023 su potencia eólica instalada hasta los 20.000MW, implementar 600MW de energía geotérmica y alcanzar una capacidad mínima de 3.000MW de energía solar
  • El país mediterráneo prevé poner en marcha centrales nucleares y continuar con el proceso de privatización de algunos de los activos de generación

Madrid, 7 de mayo de 2015.- Turquía abre las puertas a las empresas españolas de energía. Las autoridades turcas se han reunido en España con las principales compañías de nuestro país de este sector para ofrecerles participar en un plan de inversión por valor de 128.000 millones de dólares para los próximos 15 años. Durante el encuentro, organizado por EY y la Agencia para la Promoción y el Apoyo de las Inversiones en Turquía (ISPAT), los representantes de ambas entidades han resaltado las oportunidades de inversión que ofrece Turquía en el ámbito de la energía y han destacado el importante papel que ocupa España en el sector a nivel mundial.

Concretamente, Turquía contempla atraer 33.000 millones de dólares para desarrollar proyectos de energía hidráulica en su territorio, 28.000 millones para potenciar la eólica y 21.000 millones tanto para carbón como para energía nuclear. A esto se suman, además, otros 18.000 millones de dólares para realizar trabajos de transmisión y distribución y los 7.000 millones restantes para invertir en el segmento del gas natural del país mediterráneo.

El encuentro ha contado con la presencia del Embajador de Turquía en España, Excmo. Sr. Ömer Önhon, así como con el Presidente de la Agencia para la Promoción y el Apoyo de las Inversiones en Turquía (ISPAT), Arda Ermut, y el Presidente de la Autoridad reguladora del Mercado Energético en Turquía (EMRA), Mustafa Yilmaz.

“La percepción de Turquía como destino inversor ha mejorado mucho durante los últimos 13 años gracias entre otras cosas a los cambios normativos y a la puesta en marcha de incentivos. Buena prueba de ello es que la inversión extranjera directa ha pasado de rondar los 15.000 millones de dólares durante 1923-2002 a incrementarse hasta casi 150.000 millones entre 2003-2014 y el número de empresas con capital extranjero ha aumentado desde las 5.600 a las más de 40.000 en el mismo período”, señala Arda Ermut, Presidente de la Agencia para la Promoción y el Apoyo de las Inversiones en Turquía (ISPAT).

Por su parte, Luis Buzzi, Socio responsable del sector Energía para España, Italia y Portugal, aseguró: “En EY somos conscientes de la importancia estratégica del sector y por este motivo, llevamos años asesorando y acompañando a las principales compañías energéticas de España en su crecimiento y expansión internacional. Gracias al potencial de su mercado y a su posicionamiento estratégico, Turquía ofrece nuevas oportunidades de generación, transporte y distribución que pueden resultar interesantes para aquellas empresas que quieran invertir internacionalmente”.


Planes de Turquía para 2023

Turquía tiene previsto alcanzar una capacidad instalada de 120.000MW en 2023, lo que supone casi el doble de la capacidad actual. El objetivo del país para ese año en el que celebrará el centenario de la Fundación de la República de Turquía es explotar al máximo su potencial hidroeléctrico, incrementar su potencia eólica instalada desde los actuales 3.483MW a los 20.000MW e implementar 600MW de energía geotérmica y unos 3.000MW de energía solar.

Planes en Turquía para el sector energético

Planes de Turquía para el sector energético: Installed Capacity Projection 2023

Los planes del país para el sector energético incluyen también la puesta en marcha de centrales nucleares y continuar con el proceso de privatización de algunos de sus activos de generación. El gobierno turco contempla privatizar nueve plantas de generación eléctrica (140MW) y 50 centrales hidroeléctricas ya terminadas, y estudia hacer lo mismo con otras 45 plantas (18 térmicas y 27 hidroeléctricas) con una capacidad de 16.359MW.

El país mediterráneo también ofrece oportunidades en el ámbito del shale gas y del shale oil hasta alcanzar un potencial de 551BCM en el primer caso y de 4,7 BBBL en el segundo.


Atractivo del país

La situación geográfica de Turquía es uno de sus puntos fuertes para atraer inversión del exterior. El país se encuentra entre algunos de los principales consumidores y proveedores de energía del mundo, y su mercado energético está experimentando un gran crecimiento gracias al impulso de su economía y al auge poblacional y cultural. Las previsiones del gobierno turco apuntan a un crecimiento económico acumulado del 63% hasta 2023 y a un aumento del 12% de la población para el mismo período que permitirán que la demanda eléctrica se sitúe entre los 415 y los 430TWh.

“España traerá a nuestro país sus experiencias en el sector energía, particularmente en el campo de las renovables, pero también podrá beneficiarse del potencial que ofrece Turquía al ser uno de los países en los que la demanda eléctrica aumenta más rápidamente”, señala Mustafa Yilmaz.

Turquía se encuentra en estos momentos entre los 26 primeros puestos por consumo de energía primaria (21º), petróleo (26º), gas natural (20º), carbón (14º) y electricidad (20º) a nivel mundial. Y es el sexto mayor mercado de electricidad en Europa.


Incentivos fiscales para invertir en el país

Turquía cuenta, además, con una normativa favorable para todos aquellos inversores extranjeros que quieran invertir en proyectos de la zona. Entre otras cosas, el Impuesto de Sociedades es del 20% y el IRPF oscila entre el 15% y el 35%. Turquía tiene, además, acuerdos de doble imposición con numerosos países para permitir una imposición de dividendos a tasas más favorables que las locales.

El sistema fiscal turco también ofrece beneficios fiscales, exenciones e incentivos en las zonas de desarrollo tecnológico, así como en las zonas industriales y de libre comercio. Entre otros, la exención total o parcial del impuesto de sociedades, ayudas para el empresario, tanto en materia de seguridad social como para la ubicación de la empresa.

Asimismo, el país mediterráneo dispone de ventajas fiscales sobre actividades de I+D+i, como créditos fiscales en el impuesto de sociedades, ayudas al empresario en las cuotas de la seguridad social y la exención del IVA.

“Creemos que España tiene mucho que aportar en el cumplimiento de los objetivos de Turquía y, por supuesto, tiene mucho que ganar en el proceso. Turquía ofrece muchas oportunidades para las empresas españolas, ya que disponemos de incentivos especiales a la inversión en proyectos de energía renovable y el país se encuentra en una posición envidiable no sólo por su mercado interno, sino también por su potencial de exportación a los países emergentes más cercanos”, añade Arda Ermut.


Acerca de EY
EY es líder mundial en servicios de auditoría, fiscalidad, asesoramiento en transacciones y consultoría. Los análisis y los servicios de calidad que ofrecemos ayudan a crear confianza en los mercados de capitales y las economías de todo el mundo. Desarrollamos líderes destacados que trabajan en equipo para cumplir los compromisos adquiridos con nuestros grupos de interés. Con ello, desempeñamos un papel esencial en la creación de un mundo laboral mejor para nuestros empleados, nuestros clientes y la sociedad.

EY hace referencia a la organización internacional y podría referirse a una o varias de las empresas de Ernst & Young Global Limited y cada una de ellas es una persona jurídica independiente. Ernst & Young Global Limited es una sociedad británica de responsabilidad limitada por garantía (company limited by guarantee) y no presta servicios a clientes. Para ampliar la información sobre nuestra organización, entre en ey.com.


Acerca de ISPAT
La Agencia de Promoción y Apoyo a las Inversiones de Turquía (ISPAT), dependiente directamente del Ministerio de la Presidencia de la República de Turquía, es la organización oficial dedicada a promocionar las oportunidades de inversión en Turquía entre la comunidad empresarial mundial y a ofrecer asistencia a los inversores antes, durante y después de su entrada en Turquía.

La ISPAT sirve como punto de referencia a los inversores internacionales y como punto de contacto para todas las instituciones comprometidas con la promoción y captación de inversiones a nivel nacional, regional y local.La ISPAT opera a través de una red de asesores locales en Canadá, China, Francia, Alemania, la India, Japón, Arabia Saudí, España y los Estados Unidos para ofrecer una amplia gama de servicios a los inversores mediante un enfoque de ventanilla única y les ayuda a conseguir los mejores resultados de su inversión en Turquía.