BREXIT: Impacto y efectos inminentes

Junio 2016

  • Compartir

El Reino Unido ha decidido abandonar la Unión Europea (UE) tras más de cuarenta y tres años de pertenencia. El inesperado resultado del referéndum celebrado la pasada semana se saldó con un 51,9% a favor del “Brexit” y un 48,1% a favor del “Remain”, dando lugar a un nuevo escenario político y económico que, contemplado en la normativa europea, no se había producido nunca desde los orígenes del Tratado de Roma en 1957.

Tras la decisión del pueblo británico se inicia un periodo de incertidumbre política y económica así como de alta volatilidad en los mercados financieros. En primer lugar estamos a la expectativa de conocer cómo va a ser el proceso de negociación de la salida del Reino Unido de la UE.

En efecto, el resultado del referéndum no supone un cambio inmediato en relación con el estatus de las relaciones transnacionales del Reino Unido ya que la eventual salida de la UE se producirá a través del procedimiento regulado en el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea (TUE), en el que se prevé que las necesarias negociaciones se desarrollarán durante un plazo de hasta dos años a contar desde la notificación de la intención de retirarse de la UE por parte del Reino Unido al Consejo Europeo, plazo que puede ser prorrogado de mutuo acuerdo entre ambas partes.

Dejando a un lado los crecientes rumores sobre las diferentes alternativas que permitirían que finalmente no se produjese la retirada del Reino Unido de la UE (bloqueo por los parlamentos de Escocia o Irlanda del Norte, nuevo referéndum o elecciones generales), la primera incógnita radica, por tanto, en cuándo se producirá la salida efectiva, ya que, mientras la postura de las autoridades europeas es solucionar el problema cuanto antes, llegando a manifestar el Presidente de la Comisión Europea que se trata de un “divorcio no amistoso”, la anunciada dimisión del Primer Ministro Cameron prevista para el congreso del partido conservador a celebrar del 2 al 5 de octubre de este año, podría diferir hasta dicha fecha el inicio de las negociaciones de salida.

En cualquier caso, una vez el Reino Unido active el procedimiento del artículo 50 del TUE, se abrirá un plazo de intensas negociaciones dirigidas a establecer el nuevo marco de relaciones del Reino Unido con la UE que resultará de aplicación tras la salida efectiva.