La cuenta atrás del derecho a reclamar los intereses de demora “renunciados” en el plan de pago a proveedores

Febrero 2016

  • Compartir

El pasado 26 de enero publicamos la Alerta informativa titulada “La posibilidad de reclamar los intereses de demora renunciados en los planes de pago a proveedores. Estado de la cuestión”.

En aquél documento recogíamos una sintética aproximación a las posibilidades de reclamar los intereses moratorios asociados a las facturas cobradas a través del mecanismo extraordinario de financiación de pago a proveedores, así como del estado en que se encuentra actualmente la cuestión.

La situación sigue siendo incierta. De un lado, la pendencia de la cuestión prejudicial sobre la compatibilidad del mecanismo de financiación de pago a proveedores con la Directiva de Morosidad aconseja mantenerse a la expectativa de que se resuelva la cuestión prejudicial o, al menos, de que se conozca alguna novedad significativa.

Sin embargo, los pagos de facturas acogidas a la primera fase del plan de pago se produjeron en el año 2012 y, consecuentemente, los intereses de demora asociados a aquellas están próximos a prescribir. Por tanto, siendo improbable que la cuestión prejudicial se resuelva de manera inminente, el derecho a los intereses de demora está en riesgo de extinguirse por prescripción.

Los interesados que no descarten reclamar deberían preservar sus derechos de cobro mediante actuaciones encaminadas a interrumpir la prescripción. La manera es presentar una reclamación ante la entidad en su día deudora y morosa.

La siguiente pregunta es ¿hasta cuándo sería posible reclamar los intereses de demora? En la Alerta informativa apuntábamos algunas consideraciones al respecto. El objeto del presente documento es profundizar en el análisis de la cuestión, dado el escaso tiempo de que se dispone ya. La respuesta no es unívoca ni segura, como veremos en los siguientes apartados. Desde luego, la reclamación no debería efectuarse con posterioridad a la fecha en que se hayan cumplido cuatro años desde la fecha en que el proveedor cobró las facturas a través del mecanismo.

Sin embargo, existen otros hitos en la ejecución del plan de pago a proveedores que conviene considerar como alternativas más prudentes y beneficiosas para el proveedor a los efectos de computar el plazo máximo para reclamar.


Contactos

Sabiniano Medrano
Socio de Derecho Público EY

Natalia Valle
Asociada Senior de Derecho Público EY