El valor de lo intangible

Por Francisco Rahola, Socio responsable de la Zona Norte de EY

  • Compartir

Publicado en El Correo, el 11 de marzo del 2018

Los inversores y stakeholders (grupos de interés) se muestran cada vez más preocupados por los aspectos no financieros de las compañías, haciendo que esta información determine el destino de sus inversiones. De hecho, un 97% de los inversores institucionales ha cancelado o reconsiderado una inversión ante un marco insuficiente de Gobierno Corporativo.

El Buen Gobierno Corporativo, la transparencia, la responsabilidad social empresarial y la sostenibilidad, entre otros elementos que componen la información no financiera, están cobrando cada vez más relevancia para todos los stakeholders de una compañía. Las prácticas empresariales, es decir, la manera en la que una empresa establece relaciones de transparencia y define sus objetivos de negocio, así como la forma de conseguirlos es día a día más relevante para la sociedad, los accionistas e inversores que toman cada vez más en consideración aspectos ajenos a la evolución de la cuentas del negocio a la hora de depositar su confianza y su dinero. Esta tendencia, que ha venido impulsada por los cambios normativos y las recomendaciones de organismos supranacionales como la OCDE, se ha visto también reforzada por la creciente competencia y globalidad del mundo empresarial, que hace vital diferenciarse ofreciendo valor añadido para mantener y expandir el posicionamiento de las compañías. La verdad es que esta información genera seguridad jurídica, fortalece los procedimientos internos y hace confluir los intereses de los accionistas y administradores, lo que va a determinar el acceso a la financiación, aspecto clave para la supervivencia de una empresa. Es garantía de resultados y de transparencia y sirve como criterio de valoración para la comunidad financiera.

Para ayudar a las empresas a mejorar su gobernanza corporativa, en EY, empresa de la que formo parte, hemos analizado el estado de esta cuestión en las compañías del tejido empresarial español, comparativamente con referentes internacionales en este ámbito y de acuerdo con las recomendaciones de las instituciones internacionales. Como consecuencia, proponemos la creación de un marco estable y con garantías que fomente el crecimiento y atraiga inversión, basado en los siguientes pilares: analizar el estado de las normas de Gobierno Corporativo de la compañía de una manera comparativa con respecto de la competencia; medir la efectividad de los sistemas internos de control y establecer un modelo basado en tres elementos básicos: prevenir, detectar y responder; evaluar el cumplimiento de los objetivos del Consejo con periodicidad anual; poner en marcha procedimientos que garanticen la ciberseguridad y la protección de la información; elaborar un reporting corporativo completo y estructurado; fomentar y extremar la diligencia de los miembros del Consejo a la hora de tomar decisiones (dada la ampliación de las responsabilidades exigidas y el abanico de riesgos a los que se exponen); diseñar una política de retribución adecuada a la formación, funciones y responsabilidades; y asegurar el cumplimiento de los requisitos fiscales que establecen los códigos de Buen Gobierno.

Estas son solo algunas recomendaciones que consideramos fundamentales para ofrecer valor a corto, medio y largo plazo y que, en nuestra opinión, deberían ser tomadas en cuenta tanto por las empresas obligadas por ley como por aquellas que hasta el momento están exentas. Sin embargo, por muchos cambios normativos que se lleven a cabo y por muchas recomendaciones que se establezcan, va a resultar fundamental definir un modelo común de buenas prácticas empresariales global y estable, que incluya normativas consensuadas entre las principales economías del mundo desarrollado. El objetivo es claro: evitar que las empresas que operan en diversas jurisdicciones tengan que afrontar exigencias de Buen Gobierno y transparencia dispares.

No dejen de tomar en cuenta estas recomendaciones y de apoyar la creación de estándares internacionales. Les aseguro: lo intangible tiene cada vez más valor.

Sobre el autor

EY - Francisco Rahola

 Francisco Rahola

Socio responsable de la Zona Norte de EY
Tfno.: +34 944 243 777