La digitalización, motor de la competitividad

Por Xavier Trias, Socio responsable de IT Advisory de EY

  • Compartir

Publicado en El Periódico, 24 de abril de 2018

Los avances tecnológicos imprimen un ritmo trepidante en la aparición de nuevas empresas y modelos de negocio. Lejos ha quedado la época en la que un plan estratégico era una hoja de ruta que las empresas podían seguir al pie de la letra en un horizonte temporal de cinco años. Hoy, el cambio es constante, y las compañías deben saber adaptarse a sus vaivenes.

En este contexto, las empresas que sepan incorporar las herramientas digitales adecuadas verán incrementada su competitividad de manera relevante. Ésta es una de las principales conclusiones del estudio Business Insights: Resilencia Empresarial y Transformación Digital, elaborado por la Universitat de Barcelona y EY, que busca dar seguimiento a la evolución del tejido empresarial en Cataluña a través de una serie de indicadores clave para su competitividad y adaptación a un entorno cambiante y disruptivo.

En este sentido, vemos que las empresas que han nacido digitales o se han embarcado en procesos profundos de transformación digital ven incrementados sus niveles de resiliencia en hasta 22 puntos.

La mayoría de las empresas catalanas consultadas (83%) asegura llevar a cabo algún proceso de digitalización, aunque la verdadera transformación digital implica un proceso de transición estratégica que se vale de las nuevas tecnologías con el fin último de incrementar la ventaja competitiva, y aún hay camino por recorrer en este sentido.

Por áreas, el 69% de las empresas concentra el grueso de sus actividades digitales en la mejora de la experiencia de cliente, seguida por la optimización de la cadena de suministro, prioritaria para el 62% de las compañías. De cara a futuro, se anticipa una creciente inversión en herramientas de análisis de datos y en estructuras de protección ante ciberamenazas.

El estudio deja dos notas positivas: el 51% de las compañías asegura que su inversión en transformación digital ya se ha traducido en un incremento de la productividad, y en el 56% de los casos dicha transformación la lidera directamente la dirección general. Para que una estrategia digital tenga éxito deben darse necesariamente estos dos ingredientes. Un proceso real de digitalización implica una transformación cultural y de procesos que afecta a todos los departamentos y niveles de la organización, por lo que éste debe estar liderado desde arriba. Asimismo, los resultados de este proceso deben ser visibles y medibles.

Otro aspecto alentador: el 59% de las compañías catalanas afirma estar realizando algún tipo de actividad innovadora, si bien se aprecia que hay una relación directa entre el tamaño de la empresa y el nivel de inversión en innovación. Por ello, una última reflexión: para estar en una mejor posición competitiva frente a los grandes retos de futuro que la digitalización trae consigo, resulta imprescindible que las empresas que conforman el tejido empresarial catalán ganen dimensión.

Sobre el autor

EY - Xavier Trías Arraut  Xavier Trías Arraut

Socio responsable de IT Advisory de EY
Télf.: +34 933 663 752