La OCDE avanza en la propuesta del impuesto mínimo global

Por Íñigo Alonso, Socio de Fiscalidad Internacional de EY

  • Compartir

Publicado en Expansión Jurídico, el 19 de noviembre 2019

El 8 de noviembre de 2019, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha publicado un documento para consulta pública (la “Consulta”) sobre la propuesta de una regla global anti-abuso (Global Anti-Base Erosion –GloBE) bajo el Segundo Pilar del proyecto “Abordar los desafíos fiscales de la digitalización”. Dicha regla operará principalmente como una tributación complementaria sobre aquellas rentas que no alcancen un umbral mínimo de imposición, hasta alcanzar dicho umbral, así como por medio de otras medidas accesorias. El objetivo buscado es desarrollar un conjunto de reglas globales integradas de tributación mínima para asegurar que los beneficios de las multinacionales están sujetos a un umbral mínimo de imposición.

Estas propuestas conllevan un cambio sustancial del marco fiscal actual y transcienden significativamente el entorno de los negocios digitales o los modelos de negocio altamente digitalizados.

La OCDE ha indicado que el nivel al que se fijará el tipo mínimo de tributación se debatirá entre los países participantes una vez que se hayan desarrollado completamente otros aspectos fundamentales del diseño de la propuesta.

Hay que recordar que la propuesta de Regla Anti-abuso Global consta de cuatro componentes:

  • Una regla de inclusión o imputación que gravaría el beneficio de una entidad participada o sucursal extranjera si dicho beneficio no estuviera sujeto a imposición efectiva a un tipo igual o superior al tipo mínimo.
  • Una regla frente a pagos infragravados que conllevaría la no deducibilidad del gasto o el establecimiento de retenciones sobre pagos a partes vinculadas que no estuvieran sujetos a imposición en origen a un tipo igual o superior al tipo mínimo.
  • Una cláusula de inversión (switch-over) que se introduciría en los convenios para evitar la doble imposición con objeto de limitar la aplicación del sistema de exención en aquellos casos en los que las rentas no alcanzaran en origen el umbral mínimo de tributación que se fije.
  • Una regla de sujeción a imposición, que permitiría la aplicación de retenciones o la denegación de los tipos reducidos de los convenios para evitar la doble imposición sobre rentas que no alcancen el umbral mínimo de tributación, que complementaría a la regla frente a pagos infragravados.

Pues bien, la Consulta lanzada ahora por la OCDE se centra exclusivamente en la regla de inclusión y busca obtener comentarios de las partes interesadas sobre tres aspectos técnicos del diseño de las nuevas reglas de tributación mínima, comentarios que deben llegar antes del 2 de diciembre dado que la OCDE celebrará una reunión el 9 de ese mes para dar la oportunidad a los interesados de debatir sus comentarios con los países miembros del Marco Inclusivo. Los aspectos técnicos sobre los que se plantea la consulta pública son: (i) implicaciones de usar estados financieros como posible medida de simplificación para la determinación de la base imponible y mecanismos para neutralizar las diferencias entre estados financieros y base imponible; (ii) cual debe ser el mecanismo de agregación/mezcla (blending) para la determinación del nivel de tributación (¿debe medirse a nivel de entidad, país o de forma global para todas las entidades participadas?); y (iii) exclusiones y umbrales.

Es reseñable recordar que, en este momento, el diseño de las reglas propuestas ha corrido a cargo del Secretariado de la OCDE y no representa una visión de consenso de las jurisdicciones que participan en el proyecto como miembros del Marco Inclusivo.

En resumen, estas propuestas podrían conllevar cambios significativos sobre las reglas de fiscalidad internacional bajo las que operan los negocios multinacionales con un alcance extraordinariamente amplio de las propuestas. Se trataría de una regla general anti-abuso que para su aplicación no es necesaria la existencia de abuso, sino tan solo la referencia a determinados parámetros (más o menos) objetivos.

También cabe hacer referencia a la complejidad de implementación; no son pocas las cuestiones de diseño que es necesario definir de cara a una implementación de una norma de esta naturaleza. Como muestra, el documento de Consulta solo aborda ciertas cuestiones de una de las medidas bajo GloBE, además de representar un avance muy tímido frente a los documentos que la anteceden.

Por último, frente al amplio respaldo político con que cuenta el conjunto de medidas, se atisba la dificultad de alcanzar consensos amplios sobre los principales aspectos relativos a la configuración de las mismas.

En todo caso, se hace necesario avanzar claramente en la dirección de un consenso amplio que limite en la medida de lo posible la proliferación de medidas unilaterales que traigan consigo un incremento de los supuestos de doble imposición y, en definitiva, de la controversia internacional.

Sobre el autor

EY - Íñigo AlonsoÍñigo Alonso

Socio de Fiscalidad Internacional de EY
+34 915 727 804