Los desafíos en el sector del consumo

Por Alberto Peña, Socio de Auditoría de EY

  • Compartir

Publicado en El Correo, 21 de octubre de 2018

¿Cuántas veces nos preguntamos cómo ha cambiado nuestra vida en los últimos años? ¿Dónde lo notamos: en nuestros hábitos de comprar y de consumir? La respuesta es sí. Estamos inmersos en un constante cambio y las empresas dedicadas al consumo están viviendo de primera mano esa presión que los consumidores estamos ejerciendo, dando lugar a importantes movimientos empresariales. Al respecto, EY, la Firma que represento, acaba de publicar recientemente un estudio en el que destaca el cambio en la forma de comprar de los consumidores como consecuencia de diversos factores, tales como las tecnologías disruptivas, el comercio electrónico, los nuevos modelos de negocio y los nuevos participantes del mercado.

En el citado estudio, se han puesto de manifiesto diversas ideas que me gustaría compartir. La primera hace referencia a la necesidad de que las empresas sean ágiles y se adapten de forma rápida a las nuevas formas disruptivas del consumo. Las viejas estrategias empresariales no valen, así que casi todas las compañías del sector, excepto las más pequeñas y nuevas, se están viendo frenadas por este cambio de paradigma y están rediseñando sus modelos de negocio, como consecuencia de la transformación de los hábitos de los consumidores. Por ello, las empresas del sector destacan la necesidad de personalizar y ofertar productos atractivos en todos los mercados y canales de distribución en los que opera. De esta forma, se precisan mejores herramientas, nuevas capacidades en innovación, en marketing, en análisis de ventas y comercial, y una cultura de experimentación que fomente el llamado Think simple, Act smart (Piensa simple, actúa de forma inteligente).

La segunda reflexión de nuestro estudio hace referencia al desafío del sector para mantener la fidelidad de los consumidores a su producto y a su marca. Las distintas categorías de clientes tienen diferentes hábitos de compra, lo que da lugar a que una misma solución no sirva para todos los mercados y para todas las personas. Así, se observa que la generación Z, que está incorporándose actualmente al mercado, es menos leal al comercio minorista y a las marcas. De estos desafíos se derivan un sinfín de interrogantes: ¿cómo están impactando esos cambios en los canales de distribución? ¿Siguen siendo válidos los modelos de descuentos y promociones? ¿Cómo se puede conectar con las nuevas generaciones de consumidores?

La tercera idea responde a los procesos de desinversión y de ajustes del sector para liberar recursos necesarios para conseguir más capital e invertirlo en innovación. La incorporación de herramientas como el Data Analytics está ofreciendo medios para identificar las perspectivas de crecimiento en un entorno cambiante, identificando activos no rentables, creando valor para los consumidores y mejorando la velocidad y el valor durante la ejecución de las transacciones.

La última consideración hace hincapié en que muchas empresas están confiando demasiado en la reducción de costes para mantener los márgenes e intentar reavivar el crecimiento. ¿Lo están consiguiendo? Del estudio, se observa que sólo lo consiguen aquellas que están reinvirtiendo lo ahorrado. Es evidente que la eficiencia es un factor crítico para ahorrar en los costes no necesarios y dedicar esos recursos a la consecución de un crecimiento consistente a largo plazo. De esta forma, se está constatando que las compañías líderes se están esforzando por equilibrar las medidas a corto y largo plazo, buscando acompasar el crecimiento y la reducción de costes, la innovación y la eficiencia, las contrataciones externas y los profesionales de la empresa, la centralización y la descentralización.

En definitiva, para que nuestras empresas del sector de productos de consumo y distribución tengan éxito deberán seguir el ritmo de los cambios de comportamiento de los consumidores y el impacto de la disrupción digital, aprovechando la información proveniente de las herramientas tecnológicas para abordar cambios estructurales a largo plazo y conseguir un crecimiento sostenible.

Sobre el autor

EY - Alberto Peña   Alberto Peña 

Socio de Auditoría de EY
+34 944 872 923