Novedades fiscales introducidas por el Real Decreto-ley 3/2016

Diciembre 2016

  • Compartir

El 3 de diciembre de 2016 se publicó en el BOE el Real Decreto-ley 3/2016, de 2 de diciembre (“RDL 3/2016”), por el que se adoptan medidas en el ámbito tributario dirigidas a la consolidación de las finanzas públicas y otras medidas urgentes en materia social.

En la esfera tributaria, el RDL 3/2016 continúa con el camino iniciado por el Real Decreto-ley 2/2016, que modificó recientemente el régimen legal de los pagos fraccionados en el Impuesto sobre Sociedades, y aprueba medidas relevantes en el Impuesto sobre Sociedades, algunas de las cuales entran en vigor para los ejercicios iniciados en 2016 y otras en 2017.

De acuerdo con la exposición de motivos, estas medidas se dirigen a conseguir un incremento de la recaudación que permita cumplir con los compromisos de consolidación fiscal alcanzados con la Unión Europea. En efecto, en lo referente al Impuesto sobre Sociedades, el RDL 3/2016 adopta principalmente tres medidas relevantes, bien con el objetivo de ensanchar la base imponible del impuesto, bien para asegurar un nivel de recaudación adecuado.

Esta alerta se centra, principalmente, en las modificaciones introducidas en el Impuesto sobre Sociedades. Por su especificidad, no se refiere a las modificaciones introducidas en el ámbito de los Impuestos Especiales ni en las medidas incluidas en materia social.


Contactos

Juan Cobo de Guzmán
Socio de Tributación de Empresas

Íñigo Alonso
Socio de Tributación de Empresas