Boletín de prensa

31 ene 2018 Buenos Aires, AR

El impacto de la tecnología en el rol del CFO

Como afecta la función financiera el avance de la transformación digital

Contacto para prensa

Ricardo Furman

Director de Relaciones Institucionales, EY Argentina.

Posee más de 40 años de experiencia en distintas posiciones de la línea y áreas de servicios al cliente. Le gusta estar en familia y viajar. Sus hobbies son las artes marciales, los comics y el surf.

Infotechnology | Por Santiago Cremona, Manager de Advisory para EY Argentina.

El avance de la transformación digital es, sin dudas, uno de los cambios que más impacto tienen. ¿Pero cómo afecta esto a la función financiera?

Siempre hemos escuchado que lo único constante es el cambio y, en los tiempos que vivimos, parece no haber ninguna duda al respecto. Sin embargo, el desafío que enfrentamos hoy es la velocidad con la que estos cambios se dan. Mientras que en el pasado la adopción de una nueva tecnología podía tardar hasta 120 años desde su invención, en la actualidad, este plazo es de cinco años o menos. Las compañías en todo el mundo se encuentran atravesando esta época de cambios constantes y cada vez más acelerados, donde la innovación en tecnología adquiere una importancia significativa dado el impacto que ésta genera tanto en sus operaciones como en la administración de las mismas, transformando así la forma de trabajar.

En este contexto, el avance de la transformación Digital es, sin dudas, uno de los cambios que más impacto tienen.  ¿Pero cómo afecta esto a la función financiera? Según una encuesta realizada por EY - en la que participaron más de 700 líderes de finanzas de distintas compañías de 32 países de América, Europa, Asia Pacifico y Medio Oriente -, el 58% coincidió en que necesitan incrementar su conocimiento de Digital, Tecnologías Inteligentes y Data Analytics avanzado para poder cumplir con sus prioridades estratégicas. Aquí podríamos identificar dos caras de una misma moneda. Por un lado, la digitalización ofrece oportunidades para generar nuevos modelos de negocios y fuentes de ingresos; por el otro, vuelve a la organización más vulnerable frente a la competencia de nuevos jugadores y la expone a nuevos riesgos. Para poder cumplir con una agenda de crecimiento y protección de la organización, los CFOs (Chief Financial Officer) deberán adoptar un modelo de negocios digital. Con respecto a Data Analytics, el 57% de los CFOs encuestados coincidieron en que desarrollar habilidades de análisis predictivo y prescriptivo será crítico para el futuro. El foco está puesto en pasar de ser un área que reporta o informa, a un equipo que guía la estrategia a través de business intelligence; y en este sentido, es crítica la capacidad de procesar y analizar la información.

Aumentar las habilidades en Data Analytics les permitirá pasar del rol de informar el pasado, al de liderar el futuro. En este punto el desafío está en lograr convertir la promesa de los datos en resultados concretos que mejoren la performance. Si bien en los últimos años las compañías han invertido mucho en Data Analytics, no siempre obtuvieron los beneficios esperados. Esto se debe, en gran medida, a que no cuentan con las habilidades y perfiles requeridos en el equipo a fin de que puedan hacer un uso efectivo de esa información. Es decir, no solo se debe invertir en las herramientas tecnológicas, sino también en las personas.

El CFO tiene un rol importante a desempeñar para lograr que se agregue valor al negocio con la utilización de Analytics. Otro punto clave para los CFOs es su entendimiento acerca de otra tecnología disruptiva, Robotics Process Automation (RPA). Las empresas en Argentina ya se encuentran en las fases de implementación de pilotos, expansión de la solución de RPA a otros procesos y áreas de la compañía y algunas ya están analizando el armado de un Centro de Excelencia de RPA. Si miramos del lado de las amenazas, el desafío que deben enfrentar es el entorno cambiante de riesgos, derivados de la disrupción en general, que afectan a la organización. Por lo tanto la capacidad de gestionarlos se vuelve más importante, y no solo los estratégicos, los regulatorios o los que afectan a la reputación, sino también los riesgos cibernéticos. Estas tecnologías están transformando la forma en la que el área de Finanzas agrega valor. Por ejemplo en el caso de Data Analytics mejorando la capacidad para predecir resultados y gestionar los riesgos a través del análisis de distintos escenarios, mejorar el entendimiento del impacto financiero de las decisiones estratégicas y de operación, mejorar la medición de resultados combinando información financiera y no financiera, entre otras. Si hablamos de RPA, esta tecnología permite bajar los costos, reducir la tasa de errores, aumentar la calidad y consistencia de los procesos y su control.

Estos son solo algunos ejemplos pero también la Inteligencia Artificial, Cloud & SaaS y Blockchain están cambiando a la función financiera. El CFO necesita conocer el nivel de madurez y las prioridades de la compañía con respecto a Digital para llevar a cabo, de manera coordinada y focalizada, inversiones en áreas que creen valor. Al introducir estas nuevas tecnologías cambian los modelos operativos y, por lo tanto, también lo hace el rol que las personas desempeñan y las habilidades que se necesitan para hacerlo de forma eficiente. Mientras que las tareas repetitivas y de poco valor agregado serán automatizadas, las personas dedicarán más tiempo a tareas de análisis que agreguen valor.

Los profesionales del área de finanzas ya no estarán tan enfocados en generar reportes, y si lo harán en usar la información disponible para soportar la toma de decisiones. De esta manera deberán lograr mayor cercanía con el negocio y convertirse en su socio estratégico. Para lograr esto no solo se requerirán habilidades técnicas sino también habilidades blandas. El CFO deberá desarrollar un equipo capaz de aprovechar al máximo estas tecnologías y proporcionar las habilidades y competencias complementarias para impulsar la toma de decisiones en apoyo del propósito y la estrategia de la organización.

Por lo general, pensamos que el tiempo que demanda un proyecto para implementar una nueva tecnología de forma exitosa está relacionado casi exclusivamente a que la misma se encuentre funcionando y se subestima el tiempo que requiere que las personas se adapten y hagan uso de esta nueva tecnología, lo cual al fin de cuentas es lo que determina si ésta agrega o no valor a la compañía. El ambiente de negocios que enfrentan hoy los CFOs es más complejo, interconectado e impredecible que nunca. Las reglas de juego están cambiando y, por lo tanto, será clave la capacidad de adaptación. Los líderes de finanzas no solo deberán evaluar sus propias competencias y habilidades sino también asegurarse de contar con las herramientas tecnológicas adecuadas y un equipo de alto desempeño con las habilidades necesarias para ayudarlo a enfrentar estos desafíos y liderar el cambio. El éxito del CFO dependerá, en gran medida, de la habilidad para combinar las tecnologías inteligentes con el talento humano.