Boletín de prensa

31 may 2018 Buenos Aires, AR

Nuevos mecanismos de pago de impuestos

La complejización e internacionalización de los negocios origina la necesidad de crear nuevos mecanismos de pago de impuestos.

Contacto para prensa

Ricardo Furman

Director de Relaciones Institucionales, EY Argentina.

Posee más de 40 años de experiencia en distintas posiciones de la línea y áreas de servicios al cliente. Le gusta estar en familia y viajar. Sus hobbies son las artes marciales, los comics y el surf.

Colaboradores
Related topics Impuestos

El Cronista | Por Gustavo Scravaglieri, Socio de EY Argentina.

La complejización e internacionalización de los negocios origina la necesidad de crear nuevos mecanismos de pago de impuestos, ya que los tradicionales no son suficientes.

Podemos destacar dos mecanismos creados a partir de la reciente reforma tributaria. El primero reglamenta el pago de IVA sobre “servicios digitales”; si bien este tipo de servicios ya se encontraba alcanzado en los casos que el receptor argentino era un responsable inscripto, lo novedoso es que ahora el IVA alcanzará también a consumidores finales.

La AFIP estableció que en caso de pagos realizados por intermedio de entidades argentinas que “faciliten o administren los pagos” (incluyendo también a “agrupadores” o “agregadores”), éstas deberán actuar como agentes de percepción y liquidación del IVA, si los sujetos del exterior se encuentran en un listado anexo a la resolución. Sólo en caso que no haya sujetos argentinos que intervengan en el pago, será el consumidor final quien deberá pagar el impuesto por su cuenta.

Así, se ha optado por no obligar a los sujetos extranjeros a inscribirse en el país (sistema adoptado por otros países) sino que se exige a tarjetas de crédito y demás intermediarios a percibir el tributo. Este mecanismo seguramente estará sujeto a modificaciones periódicas; la propia norma lo dispone.

También se ha reglamentado el mecanismo de ingreso del impuesto a las ganancias por la venta de acciones y cuotas en los casos en que tanto el vendedor como comprador sean extranjeros. Estas transacciones están gravadas desde septiembre de 2013 (originalmente la responsabilidad de pago era del adquirente) pero nunca había sido puesta en práctica.

A partir de 2018 es el vendedor del exterior a través de su representante legal en Argentina quien debe ingresar el impuesto, pudiendo hacerlo por transferencia bancaria internacional en caso que el vendedor no tuviere representante en Argentina. La transferencia internacional ya fue utilizada con el sinceramiento.

La existencia de un mecanismo ya es un avance, pero es difícil comprender que la primera opción sea un giro fondos a través de un representante legal, y sólo en caso que no exista, recién ahí se habilite la vía de la transferencia internacional directa. Un giro de fondos a través de una persona física tercera crea incertidumbre y resistencia, y en la segunda opción subsistirá la dificultad de cobrar el impuesto a un vendedor extranjero. Aquí sugerimos revisar estas medidas y extender otras opciones, como ser la posibilidad de que el pago sea realizado por la propia entidad argentina cuyas acciones resultan vendidas, entre otras medidas.

En fin, las transacciones van más rápido que los sistemas impositivos y resulta auspicioso que los Estados establezcan medidas renovadas para proceder al cobro de tributos; sin embargo, es recomendable monitorear periódicamente la efectividad de dichas medidas y aprender de otros países a fin de arribar a una solución que resulte razonable tanto para el Fisco como para los contribuyentes.