Boletín de prensa

14 nov 2018 Buenos Aires, AR

La importancia de sumar contribuyentes

El gobierno sigue incrementando la carga tributaria sobre los contribuyentes ya identificados.

Contacto para prensa

Ricardo Furman

Director de Relaciones Institucionales, EY Argentina.

Posee más de 40 años de experiencia en distintas posiciones de la línea y áreas de servicios al cliente. Le gusta estar en familia y viajar. Sus hobbies son las artes marciales, los comics y el surf.

Related topics Impuestos

El Cronista | Por Horacio F. López, Socio de EY Argentina.

Muchas veces decimos que el gobierno caza en el zoológico cuando nos referimos a que sigue incrementando la carga tributaria sobre los contribuyentes ya identificados en lugar de identificar a aquellos que no pagan e incluirlos en el padrón (ampliar la base) logrando algo más equitativo.

Si a las actividades que están 100% fuera del radar del Fisco, le sumamos aquellas que logran “disimular” una parte de sus ingresos, seguramente nos encontraremos con una cifra cercana al 50% de la economía que no tributa impuestos.

Por lo tanto, cualquier incremento termina afectando solamente a la porción de la población que sí paga sus impuestos. Y para lograr la recaudación necesaria, ése incremento debe ser mayor al que debería aplicarse si todos pagaran.

A pesar de la cantidad de empleados que tienen los Fiscos y los recursos tecnológicos que se han incorporado, sigue siendo más fácil (y rápido) continuar cazando en el zoológico. Así ocurre, por ejemplo, con la ley de presupuesto para el año 2019.

No hace mucho, el economista Arthur B. Laffer nos explicó que el incremento de la carga tributaria genera un incremento de la recaudación hasta alcanzar cierto límite, donde el premio a evadir hace más tentador tomar el riesgo que seguir pagando.

Desde un punto de vista práctico es difícil de medir porque en aquellos países donde el contribuyente perciba que sus impuestos son bien utilizados y recibe servicios a cambio de lo que paga probablemente esté dispuesto a soportar más. Asimismo, aquellos que realicen actividades que tienen un alto porcentaje de rentabilidad, sin importar en qué clase de país se encuentren, también estarán dispuestos a soportar más.

Si bien es cierto que cada industria y cada país puede presentar una conducta distinta a cada uno de los escalones donde se va incrementando la carga fiscal, también es cierto que, en todos los casos, al incrementar la carga tributaria cada vez quedan menos contribuyentes dispuestos a seguir pagando.

Adicionalmente, en nuestro país tiene mucha importancia algo que se denomina la “carga excedente del impuesto”. Se denomina así a todos esfuerzos que debe realizar el contribuyente “además del pago”. Por ejemplo, la compleja red de retenciones y percepciones que debe administrar cada contribuyente para los distintos fiscos nacional, provinciales y hasta municipales, merece la necesidad de tener una o más personas trabajando en ello, o invertir en el desarrollo y mantenimiento de un sistema informático que lo realice. También los saldos a favor que las administraciones tributarias no reconocen ni devuelven, terminan siendo un costo financiero que, con situación de nuestra economía (tasas e inflación) tienen un fuerte impacto en los costos de cualquier actividad.

Por eso, estar afuera de la base (total o parcialmente) se percibe como muy beneficioso y genera un ambiente de rechazo a la conducta tributaria.