Boletín de prensa

9 abr 2019 Buenos Aires, AR

Impuestos y finanzas, desafío y nuevas reglas

Los equipos corporativos deberán adaptarse a las nuevas reglas analizando su impacto en escala global.

Contacto para prensa

Ricardo Furman

Director de Relaciones Institucionales, EY Argentina.

Posee más de 40 años de experiencia en distintas posiciones de la línea y áreas de servicios al cliente. Le gusta estar en familia y viajar. Sus hobbies son las artes marciales, los comics y el surf.

Colaboradores
Related topics Impuestos

El Cronista | Por Carlos Casanovas, Socio de EY Argentina y José Pequeño Magan, Senior manager de EY Argentina.

El departamento de impuestos y finanzas de las compañías multinacionales llegará al final de la década inmerso en un contexto colmado de desafíos. Recientemente distintos países han planteado reformas impositivas donde el intercambio de información entre fiscos se ha vuelto moneda corriente. Dicha situación se complementa con un mayor control por parte de los fiscos locales apoyados en la mejora continua de sus sistemas de información.

Esto obliga a los equipos corporativos a adaptarse rápidamente a las nuevas reglas analizando su impacto en escala global. La necesidad de establecer posiciones consistentes a nivel grupo a través de equipos de colaboración interna se volvió fundamental.

Por otro lado, la tendencia impuesta por la disrupción digital se acentúa según pasan los años. Se exige a este sector que sea más eficiente y que reduzca sus costos de operación. Las compañías enfrentan la difícil tarea de decidir en qué tecnología invertir y con qué alcance, en un escenario donde la ecuación costo beneficio no siempre arroja un rédito claro.

Hay que agregar que para poder convivir con las demandas descriptas, se requiere de talentos con habilidades específicas, que por el momento escasean en el mercado.

Para lograr una estrategia de largo plazo consistente las compañías deberán lograr un departamento flexible y capaz de adaptarse a los desafíos constantes que se deben enfrentar. Esto significa “re imaginar” el departamento de impuestos y finanzas.

Para lograr este cometido, las compañías líderes en general eligen entre tres enfoques:

En el primer enfoque, se busca reconstruir o transformar el departamento de impuestos y finanzas. Esto generalmente incluirá la construcción de una nueva plataforma digital, entrenar o contratar expertos en tecnología que entiendan de impuestos y las nuevas tecnologías, para explorar la creación o expansión de un centro de servicios compartidos.

Esta opción es costosa, difícil de cubrir con recursos y precisa de un alto nivel de gerenciamiento y seguimiento.

La segunda opción es realizar una tercerización de estas actividades.

La última opción es mezcla de las anteriores donde las compañías buscan maximizar su eficiencia y control mientras reducen el costo de la función de impuestos y finanzas.

La tendencia del mercado es ir a esta última opción, donde las compañías tercerizan aquellas actividades de bajo valor en proveedores que han realizado la inversión necesaria en talentos, tecnología y en una red global que permita mantener un gerenciamiento centralizado y en tiempo real. Esto permite al management disponer de un mapa global de las oportunidades y riesgos permitiéndole tomar decisiones consistentes a nivel grupo y realizar una gestión eficiente.