¿La necesidad de seguridad energética desafía la búsqueda del cero neto?

Autores
Ben Warren

EY Global Power & Utilities Corporate Finance Leader

Asesor en materia de adquisiciones, política normativa y fusiones y adquisiciones en toda la cadena de valor de la energía, los residuos y el agua.

Arnaud de Giovanni

EY Global Power & Utilities Strategy and Transactions Leader

Pensador centrado en el futuro con más de dos décadas de experiencia guiando negocios de energía y servicios públicos a través de la transformación.

24 may. 2022

RECAI 59: Con el mercado de la energía en plena ebullición y los precios del gas elevados, queda por ver si las tecnologías verdes y los combustibles alternativos pueden ofrecer seguridad energética.

Este artículo es un resumen de la 59ª edición del Renewable Energy Country Attractiveness Index (RECAI).

Descargar el informe completo.

En resumen
  • Las tecnologías emergentes y los combustibles ecológicos serán fundamentales para reducir la dependencia global del gas y aumentar la seguridad energética.
  • Las tecnologías flotantes y el hidrógeno verde tienen el potencial de convertirse en la corriente principal a medida que crece la demanda de nuevas fuentes de energía renovable.
  • Latinoamérica será un mercado al que habrá que prestar atención si consigue superar los obstáculos de crecimiento, como la incertidumbre política y los problemas de financiación.

La necesidad de las energías renovables nunca había sido tan fuerte. La volatilidad sin precedentes del mercado de gas natural y las conmociones geopolíticas han hecho que los líderes mundiales se apresuren a diversificar la combinación energética de sus países y a reducir su dependencia del gas. Con los plazos de emisiones cero neto cada vez más cerca, los gobiernos están dispuestos a llenar esta brecha de suministro con energía renovable. Para ello, el sector necesita que las tecnologías emergentes den un gran salto adelante.

Con los precios del gas por las nubes, el clima de inversión en energías renovables es cada vez más atractivo para los promotores a corto plazo, ya que el costo relativo de las nuevas tecnologías está disminuyendo en relación con el gas. Es evidente que se presenta una oportunidad para que estas herramientas pasen de ser un nicho de mercado a la corriente principal.

Este podría ser un punto de inflexión para la energía eólica y solar flotante. El aumento de la demanda de nuevas fuentes verdes impulsará la investigación y provocará avances tecnológicos que reducirán los costos. Si a ello se suma el hecho de que la energía eólica flotante puede utilizarse para producir hidrógeno verde — con su enorme potencial para cambiar las reglas del juego en la transición de la energía —, el clima de inversión parece propicio.

Impulsados por la necesidad de seguridad energética, los mercados emergentes tendrán que desempeñar un papel más importante en la producción de energía renovable. El RECAI destaca algunos de los principales avances — así como algunos de los desafíos — y clasifica los 40 principales mercados en función del atractivo de sus oportunidades de inversión e implementación de energías renovables. Con el mercado en plena ebullición, los gobiernos se centran de nuevo en acelerar el camino hacia el cero neto, pero todavía hay barreras que superar antes de que las energías renovables puedan ser globales.

(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Análisis: crisis energética global

La divergencia y la diversificación ayudarán a acelerar el mercado de las energías renovables y mejorar la seguridad energética.

El mercado del gas natural ha sido una montaña rusa en el último año. Incluso antes de la guerra de Ucrania los precios se habían disparado y esa volatilidad continuará, ya que muchos líderes globales buscan urgentemente reducir su dependencia del gas ruso.

Una multitud de factores ha provocado la fuerte subida de los precios del gas. La sequía estacional en Latinoamérica redujo su capacidad hidroeléctrica, la recuperación asiática ante los cierres por COVID-19 presionó el suministro de gas y hay una creciente competencia entre Europa y Asia por el gas natural licuado (GNL), además de las limitaciones de suministro y transporte entre los productores de gas. Todo ello ha servido para crear una tormenta perfecta.

Tampoco hay una solución rápida. Los grandes proyectos de infraestructura, como el aumento de la capacidad de GNL con unidades flotantes de almacenamiento y regasificación, tienen largos plazos de ejecución. Los gasoductos también pueden tardar años en completarse y son increíblemente complejos si atraviesan países terceros. Retrasar el abandono de la energía nuclear en los próximos años también es complicado, ya que se trata de una cuestión polarizante que se ve afectada por el sentimiento de la población local.

A pesar de todo, se espera una mayor diversificación de las fuentes de gas y una mayor seguridad energética a partir de mediados de la década de 2020 gracias a la construcción de infraestructuras que ya están en marcha. También se espera que para entonces se disponga de una mayor combinación de otros combustibles y tecnologías. Asimismo, las subvenciones a las alternativas — como la biomasa o las turbinas de hidrógeno — podrían reducir sustancialmente el costo de estas tecnologías.

Para los consumidores que se enfrentan a la presión de los precios, los acuerdos de compra de energía (PPA, por sus siglas en inglés)1 podrían hacer que los promotores aseguren el precio a largo plazo y la garantía de ingresos que conlleva incentivaría el nuevo despliegue de renovables.

En medio de los altos precios del gas, la UE propone una reescritura fundamental de su política energética2, con nuevos y ambiciosos objetivos en materia de energías renovables. Se espera que pronto se presenten propuestas para su estrategia energética revisada. El Reino Unido3 y Alemania4 ya han anunciado planes para acelerar el despliegue de energías renovables y otros países podrían seguir su ejemplo.

Aumentar la seguridad energética y reducir la dependencia de Europa sobre el gas ruso no será sencillo, pero es necesaria una estrategia diversificada en los próximos años para acelerar el despliegue de las energías renovables, los combustibles y la tecnología.

¿La necesidad de seguridad energética desafía la búsqueda del cero neto?

 

Descarga el informe Suscríbete a las actualizaciones de RECAI

(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Principales novedades

Desde la triplicación de la energía eólica en tierra hasta la inversión en hidrógeno verde: ¿quién está haciendo qué en materia de energías renovables?

La seguridad energética ha pasado a encabezar las listas de prioridades y los gobiernos de todo el mundo buscan acelerar y ampliar el alcance de sus programas de energías renovables para ayudar a reducir su dependencia de la energía importada en este momento tan volátil e impredecible.

Descargue RECAI top 40 ranking (pdf) para conocer los detalles de las puntuaciones de cada tecnología específica y saber cómo se determinan la clasificación y las puntuaciones.

En esta edición de RECAI examinamos algunos de los interesantes y variados enfoques de la expansión de las energías renovables en medio de la creciente importancia de la seguridad energética en 10 mercados.

(Chapter breaker)
3

Capítulo 3

Índice PPA

El equilibrio de poder está cambiando a medida que el mercado de los PPA sigue creciendo.

El mercado de los PPA sigue creciendo como resultado de los precios excepcionalmente altos y volátiles del mercado de la energía y de las nuevas ambiciones de las empresas tras la COP26; sin embargo, entre los obstáculos que frenan el crecimiento se encuentran los retrasos en la cadena de suministros y las demoras tanto en las aprobaciones de planificación como en las conexiones a la red. Esto está provocando una escasez de proyectos listos para construir. La mayor demanda de PPA, el menor número de proyectos y el aumento de los costos de los equipos también han provocado un incremento de los precios de los PPA y un mercado más equilibrado entre vendedores y compradores. No obstante, la economía sigue siendo sólida en muchos lugares, ya que los precios fijos de los PPA resultan atractivos frente a los altos e imprevisibles precios mayoristas.

RECAI 59 Índice PPA

El EY coportate PPA Index utiliza parámetros clave de cuatro pilares para analizar y clasificar el potencial de crecimiento del mercado de PPA corporativos de un país. Para más detalles sobre los datos y la metodología, descargue el EY corporate PPA Index (pdf).

(Chapter breaker)
4

Capítulo 4

Enfoque regional: Latinoamérica

Si la región es capaz de superar los desafíos, se obtendrán importantes ganancias en la generación de energías renovables.

América Latina podría considerarse un gigante dormido en el sector, bendecido con abundante sol, un vasto potencial hidroeléctrico y ubicaciones favorables para la energía eólica terrestre.

La capacidad y la generación de energía renovable de Brasil supera con creces la de otros mercados latinoamericanos y es un líder global en la producción de hidroelectricidad; sin embargo, la excesiva dependencia de la hidroelectricidad ha hecho que sea susceptible a los impactos de la sequía. La producción de energía solar se ha visto obstaculizada por los requisitos de contenido local que a menudo impiden a los promotores acceder a la financiación a largo plazo de los bancos de desarrollo. El tipo de cambio del país también plantea problemas a las empresas que quieren importar paneles solares; no obstante, la reciente decisión de permitir la financiación de proyectos en dólares estadounidenses debería impulsar a los promotores de energías renovables.

Chile ha sido un caso de éxito para la región, ya que ha logrado precios de subasta de energías renovables muy bajos y tiene uno de los mayores potenciales de Latinoamérica para la energía solar. El país apunta ahora a una posición de liderazgo en hidrógeno verde ya que, según la investigación5 utilizada por el gobierno chileno, podrá producirlo a 1,05 dólares por kilogramo en 2030.

El desarrollo de su industria de energías renovables podría ser aún más importante, porque Chile es un importador de GNL y se enfrenta a una mayor competencia en el mercado a medida que Europa aumenta su tasa de importaciones.

Argentina ha introducido programas como RenovAR,6 que han ayudado al desarrollo de proyectos eólicos y solares fotovoltaicos a gran escala; sin embargo, un cambio de gobierno y de prioridades ha hecho que estos proyectos pierdan impulso. Sumido en los problemas financieros, el mercado ha impulsado una mayor inversión extranjera. China domina la inversión7 en el sector de las energías renovables de Argentina y ha firmado un acuerdo para construir la central nuclear Atucha III, de 8 mil millones de dólares,8 que anteriormente estaba paralizada.

A pesar de poseer uno de los mejores potenciales de energía solar del mundo, la reforma constitucional amenaza el sector de las energías renovables en México, ya que el gobierno pretende restablecer el dominio estatal9 en el sector eléctrico. Aunque no ha tenido éxito hasta ahora,10 la enmienda constitucional devolvería el control11 del sector eléctrico a la empresa estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE). Para alcanzar los objetivos de energía limpia, las asociaciones mexicanas de la industria eólica y solar estiman que se necesitarán 10 mil millones de dólares más de inversión12 en energías renovables para 2024, pero esto podría resultar difícil ya que las reformas propuestas han ahuyentado la inversión.

Los mercados de toda América Latina enfrentan diversos desafíos y han adoptado enfoques divergentes para mejorar su seguridad energética; sin embargo, si se superan algunos de estos desafíos, la región podrá obtener importantes beneficios en materia de energías renovables.

(Chapter breaker)
5

Capítulo 5

Perspectiva: tecnologías flotantes

Como el costo de la energía se dispara, el desarrollo de la energía eólica y solar flotante podría acelerarse.

Para acelerar la descarbonización serán necesarios avances que ayuden a las tecnologías emergentes a generalizarse. Una tecnología que podría desempeñar un papel cada vez más importante en la expansión de las energías renovables es la generación flotante.

Los promotores están cada vez más interesados en la energía eólica flotante porque estas turbinas pueden ofrecer acceso a un viento más fuerte y consistente que se encuentra en aguas profundas, sin el alto costo de fijarlas a un lecho marino profundo. Dado que el 80 %13 de la energía eólica marina potencial de Europa y el 58 % de la de Estados Unidos se encuentra en aguas de más de 60 metros de profundidad, los avances tecnológicos y de ingeniería podrían desbloquear una capacidad de generación importante.

Los paneles solares flotantes también están ganando interés por su capacidad para eludir la oposición a los parques solares en tierra, donde deben competir con la agricultura y el valor recreativo, lo que puede ser un problema importante, especialmente en los países pequeños.

En ambos casos hay que superar desafíos de ingeniería. Las turbinas eólicas deben ser lo suficientemente robustas como para soportar las fuertes sacudidas del viento, la lluvia y el agua salada, por lo que puede ser difícil conseguir que floten en el lugar adecuado. Por su parte, los parques solares flotantes son susceptibles de zozobrar en condiciones meteorológicas extremas.

Ninguna de las dos tecnologías ha despegado del todo debido a los elevados costos de producción de energía; sin embargo, la eólica flotante empieza a parecer más viable, sobre todo en el entorno actual. En el último año, los precios de la electricidad al por mayor en Europa han rondado los 200 euros/MWh (217 dólares/MWh),14 mientras que el costo de la energía procedente de la eólica flotante ronda los 200 dólares/MWh.15 El aumento de la inversión en investigación e innovación contribuirá a reducir los costos de producción.

Los argumentos a favor de la energía eólica flotante también se ven reforzados por el hecho de que puede utilizarse para producir hidrógeno verde. Ya se están planificando proyectos, tanto en el mar Céltico como en la costa escocesa, que combinarían la electrólisis, la desalinización y la producción de hidrógeno verde en una plataforma eólica flotante. El primero, que entrará en funcionamiento en 2027, será el proyecto Dylan:16 una joint venture entre Source Energie y ERM Dolphyn.

Aún faltan varios años para que las tecnologías flotantes se conviertan en la corriente principal pero, a medida que el costo de la energía se dispara, se está creando un atractivo clima de inversión que podría ponerlas en la vía rápida para su adopción a gran escala.

Resumen

El año pasado se produjo una volatilidad sin precedentes en el mercado del gas natural debido a la elevada demanda y las limitaciones de la oferta. La guerra de Ucrania también ha llevado a las naciones europeas a estudiar con urgencia la posibilidad de reducir su dependencia del gas ruso. Acelerar el despliegue de las energías renovables y desarrollar tecnologías emergentes y nuevos combustibles, como la eólica flotante y el hidrógeno verde, será clave para reducir la demanda de gas y reforzar la seguridad energética mundial.

Acerca de este artículo

Autores
Ben Warren

EY Global Power & Utilities Corporate Finance Leader

Asesor en materia de adquisiciones, política normativa y fusiones y adquisiciones en toda la cadena de valor de la energía, los residuos y el agua.

Arnaud de Giovanni

EY Global Power & Utilities Strategy and Transactions Leader

Pensador centrado en el futuro con más de dos décadas de experiencia guiando negocios de energía y servicios públicos a través de la transformación.