¿Qué se necesita para construir una cadena de suministro más resiliente?

Por

Glenn Steinberg

EY Global and EY Americas Supply Chain Leader

Ayudar a las empresas a transformarse, crear valor y optimizar el rendimiento empresarial. Sediento de conocimiento. Entusiasta del esquí. Esposo y padre de dos Wolverines de Michigan.

4 minutos de lectura 27 may 2020
Temas relacionados COVID-19 Cadena de suministros

COVID-19 ha revelado grandes debilidades en las cadenas de suministros tradicionales. ¿Es hora de un nuevo modelo, centrado en la resiliencia y alimentado por los datos?

Este artículo es parte de una serie sobre la resiliencia de la empresa durante COVID-19.

Tradicionalmente, las cadenas de suministros han sido ajustadas por el costo y la velocidad. Este enfoque funciona cuando hay pocas disrupciones en el sistema. Sin embargo, COVID-19 y los cierres globales que lo acompañan han generado cambios importantes en las cadenas de suministros en todo el mundo. Las empresas deben elevar la resiliencia de la cadena de suministros para sobrevivir.

Adaptación de las operaciones

Uno de los principales desafíos para los líderes de la cadena de suministros durante esta crisis ha sido la demanda errática de bienes. Por ejemplo, la demanda de ropa ha disminuido, mientras que la demanda de productos de limpieza ha aumentado.

Dado que los modelos tradicionales son menos útiles para predecir esos picos y caídas inusuales, las empresas deben aprender rápidamente a discernir las nuevas señales de la demanda y hacer las previsiones correspondientes para evitar el exceso de existencias y el agotamiento de las mismas. La visibilidad a lo largo de la cadena de suministros es fundamental para tomar decisiones sobre cómo reiniciar las líneas, priorizar los productos y gestionar las relaciones con los proveedores. Las empresas tienden a centrarse en sus propias operaciones y en los posibles riesgos con los proveedores de primer nivel. Esto ya no es suficiente.

La constante volatilidad de la oferta, la demanda y los mercados financieros también hace que sea aún más importante optimizar el rendimiento de los costos de las cadenas de suministros, que suelen representar alrededor del 70% de los costos de una empresa. El desafío será incorporar nuevas capacidades que permitan la flexibilidad y, al mismo tiempo, vigilar la eficiencia de los costos. Tres acciones pueden ayudar:

1. Mejorar la función de planeación de la cadena de suministros para prever mejor la oferta y la demanda

Es probable que las señales de demanda errática persistan durante algún tiempo. La adaptación de los pronósticos requerirá que las empresas desarrollen una nueva capacidad de planificación digital integrada que incluya horizontes de planeación estratégica, táctica y operativa. Las previsiones también deben tener en cuenta las aportaciones de una amplia gama de fuentes internas, incluidos los líderes directivos, así como las de abastecimiento, planeación y cumplimiento, y fuentes externas como proveedores y clientes.

Las empresas también tendrán que vigilar cuidadosamente los indicadores económicos y de mercado, así como otras fuentes externas de datos, como los índices financieros y de productos básicos y las bases de datos gubernamentales. Las fuentes de las redes sociales pueden ofrecer una rica perspectiva "adelantada" del panorama de la demanda.

Por supuesto, las empresas tendrán que confiar en los datos que utilizan para esta planificación. Asegurar que los datos internos sean siempre precisos y actualizados puede requerir una atención extra a la gestión de datos y la inversión en nuevas tecnologías, como gemelos digitales, sensores y torres de control.

El impacto de COVID-19

6%

de las empresas tienen mucha confianza en sus sistemas y capacidades para la visibilidad de la cadena de suministros de extremo a extremo, incluido el comercio transfronterizo. (Fuente: Encuesta de webcast de EY.com, "Responding to COVID-19: What's next for supply chains", abril de 2020).

2. Colaborar con los stakeholders internos, los proveedores y los clientes para una mejor visibilidad

COVID-19 y otras disrupciones importantes han revelado la interconexión de las cadenas de suministros – una decisión puede afectar a muchas otras. Las empresas tendrán que invertir en herramientas de analítica comercial e inteligencia de la cadena de suministros para mejorar la visibilidad de extremo a extremo.

Las torres de control que aprovechan la Inteligencia Artificial (IA) y el aprendizaje automático pueden ayudar a impulsar la colaboración a lo largo de la cadena de suministros al identificar tempranamente las posibles disrupciones y permitir que los recursos de la cadena de suministros se unan para responder. Un gemelo digital, o modelo virtual de la cadena de suministros física, utiliza flujos de datos conectados de dispositivos conectados para ayudar a los líderes de la cadena de suministros a tomar decisiones en tiempo real y diseñar escenarios hipotéticos.

3. Mejorar la base de datos para impulsar una reducción sostenible de los costos

La reducción de costos seguirá siendo una prioridad en un entorno de bajo crecimiento, y es importante que las empresas se centren en las áreas que producirán mayores beneficios. Los datos y la analítica son esenciales para comprender las líneas de base del rendimiento operativo, realizar simulaciones y colaborar en todo el negocio y con terceros. Los datos pueden ser utilizados para perforar en áreas de oportunidad de aprovechamiento de costos. La creación de una función analítica, con una base de datos de confianza, es fundamental para posibilitar estas capacidades.

Construyendo resiliencia

Las empresas están relativamente acostumbradas a lidiar con la disrupción, pero la mayoría no estaban preparadas para el tamaño y la escala infligidos por COVID-19. Los aislamientos obligatorios globales han alterado la demanda de maneras que nadie podría haber predicho, han disrumpido las redes de suministros y han creado dificultades económicas que no se han visto durante generaciones. A la mayoría de los líderes de la cadena de suministros se les ha enseñado a esforzarse por ser visibles con los proveedores del primer nivel, pero los problemas podrían estar más abajo en la cadena. Las estructuras tradicionales de la cadena de suministros global no están equipadas para hacer frente con eficacia a estas crecientes disrupciones.

Incluso cuando el mundo comience a moverse hacia la planeación de la recuperación, es probable que la incertidumbre siga formando parte de la vida en el futuro previsible. La construcción de cadenas de suministros capaces de soportar esta volatilidad es fundamental. Tres acciones pueden ayudar:

1. Transición de la cadena de suministros a un ecosistema en red

Pensar más allá de las cuatro paredes en cómo se puede colaborar e innovar mejor con los proveedores. El modelo de cadena de suministros de próxima generación es un ecosistema en red – los proveedores, socios, fabricantes, distribuidores y minoristas tendrán acceso a datos relevantes basados en la nube para tomar las mejores decisiones basadas en señales en tiempo real.

2. Construir la visibilidad de la cadena de suministros para predecir situaciones y responder rápidamente

Sobre la base de una estrategia mejorada de resiliencia de la cadena de suministros, invertir en capacidades clave de la cadena de suministros, tales como:

  • Visibilidad y monitoreo
  • Adopción de una lista de materiales alternativos o diferentes formas de fabricar un producto
  • Estrategias de abastecimiento de proveedores alternativos
  • Flexibilidad de la red incorporada – ya sea a través de la propiedad de la capacidad de fabricación interna o la subcontratación de la misma
  • Procesos de planeación estandarizados en centros de servicios compartidos para flexibilizar donde se realiza el trabajo
  • Tecnologías como la IA/analítica, torres de control y gemelos digitales
  • Sistemas para identificar los riesgos ambientales y el cumplimiento de la sostenibilidad de los proveedores
3. Elaborar un marco ágil de gestión de crisis para mitigar los riesgos y disrupciones futuros

COVID-19 nos ha demostrado que las crisis rara vez se desarrollan de manera predecible. La elaboración de un marco ágil de gestión de crisis para los grandes acontecimientos permitirá a las empresas responder rápidamente a las perturbaciones cuando los planes tradicionales y predefinidos sean inadecuados. Para ser eficaces, esos marcos deben incluir procedimientos de gobierno, un modelo operativo deseado y formas de trabajo estándar.

A medida que los líderes de la cadena de suministros ayuden a sus organizaciones a pasar a la siguiente fase de esta pandemia, tendrán que pensar más allá de sus implicaciones inmediatas y planificar una transformación más amplia, teniendo en cuenta la resiliencia. Será necesario tomar decisiones clave sobre si las cadenas de suministros deben optimizarse en cuanto a costo, velocidad, agilidad, variedad o innovación. Estas decisiones tendrán implicaciones que incluyen los impuestos, el comercio, la adopción de tecnología y el talento. Para replantearse su futuro, los líderes de las cadenas de suministros deben aprender a prosperar en medio de las disrupciones.

Liderar a través de la crisis de COVID-19

Tenemos una visión clara de las preguntas críticas y las nuevas respuestas necesarias para la continuidad del negocio y la resiliencia.

Explorar

Responder más rápido. Recuperarse con más fuerza. Redefinir el futuro.

EY tiene una red global para guiarte a través de COVID-19 y más allá. Permítanos ayudarlo en la transición de su cadena de suministros a un ecosistema en red adecuado para un futuro incierto.

Contáctanos

Resumen

Las cadenas de suministros están sintiendo la tensión de la disrupción debido a la pandemia de COVID-19. Optimizado para la rentabilidad, las deficiencias de los modelos "lean" y "linear just in time" se han puesto de manifiesto. Aunque la velocidad y el costo siempre serán importantes, la cadena de suministros del futuro se centrará en los riesgos, la resiliencia y la reinvención.

Acerca de este artículo

Por

Glenn Steinberg

EY Global and EY Americas Supply Chain Leader

Ayudar a las empresas a transformarse, crear valor y optimizar el rendimiento empresarial. Sediento de conocimiento. Entusiasta del esquí. Esposo y padre de dos Wolverines de Michigan.

Temas relacionados COVID-19 Cadena de suministros