1215119911

Boletín de prensa

10 may. 2021 Santiago, CL

Expertos analizan el nuevo modelo de regulación financiero en Chile: twin peaks

Evitar conflictos entre organismos, generar certezas y reforzar el capital humano son algunos de los principales focos a potenciar.

Contacto para prensa
Macarena Navarrete

Country Managing Partner EY Chile

Apasionada por la diversidad, amante urbana de los recursos naturales, curiosa por el mundo laboral del mañana y el futuro digital.

Related topics Finanzas
 

Evitar conflictos entre organismos, generar certezas y reforzar el capital humano son algunos de los principales focos a potenciar.

¿Qué implica el giro de la Comisión para el Mercado Financiero desde la supervisión de industrias hacia dos nuevos pilares -prudencial y el de conducta de mercado- para los regulados? Esta temática fue abordada en el evento “Twin peaks de la CMF: hacia un nuevo modelo de regulación”, organizado por la consultora y auditora EY junto con la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). 

Esta nueva estructura de supervisión y regulación, que se está aplicando desde este año en Chile, fue evaluada de buena forma por los expositores, no obstante, consideraron que falta más tiempo para valorar su real aplicación y además este año ha estado marcado por la pandemia.

De acuerdo con Kevin Kowan, vicepresidente de la CMF, el cambio ha sido positivo y que en este proceso se busca avanzar con las mejores prácticas. “Nos ha permitido generar una visión más integrada de los conglomerados, pese a que no existe una ley específica para ellos. Además, contamos con una visión global de riesgos de la economía y cómo esa perspectiva se traduce en las empresas (con ejercicios de tensión a bancos y cías. de seguros) y podemos evaluar cómo diferentes shocks impactan la economía. Por último, se refuerza el ámbito de protección del cliente”.

En esta misma línea, Mario Gazitúa, presidente de la Asociación de Aseguradores, evaluó el nuevo modelo como un gran desafío y enfatizó en la importancia que la regulación permita que el mercado crezca para evitar la concentración entre pocos actores. “El desarrollo del mercado asegurador junto con otros sectores son claves para el desarrollo del país y si no lo logramos se termina perjudicando a las personas. Además, necesitamos desarrollo en las conductas de mercado, ya que hoy existen conflictos de cara a los regulados, roces entre organismos e interpretación de distintas normas. Es crucial que la nueva metodología de regulación reduzca estas incertidumbres”.

Misma visión comparte José Manuel Mena, presidente de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras, en relación con adecuar la convivencia de instituciones que regulan el mercado y establecer fronteras entre ellas. “Tenemos a la Unidad de Análisis Financiero (UAF) y al Sernac, por lo que es necesario una coordinación en el pilar de conducta de mercado para que no choquen los espacios y atribuciones de estos organismos, por lo que hay definirlos de mejor forma”.

Por otra parte, Fernando Coloma, académico de la PUC y ex superintendente de Valores y Seguros, analizó el desafío de encontrar equilibrio entre la responsabilidad prudencial y de conducta, ya que no es lo mismo sancionar a un banco que a una corredora, ya que en el caso del primero puede generar un riesgo sistémico y solvencia. “Se podría generar un efecto inhibitorio debido a que, si yo infracciono a una corredora con una multa muy grande y después tengo una conducta similar de un banco, tal vez lo voy a sancionar de forma menos onerosa, y en ese momento los abogados de la intermediaria van a decir que existe una arbitrariedad total frente a la ley”.  

La tecnología es otro factor fundamental en el nuevo esquema de regulación de acuerdo Marlene Devoto, socia de Consultoría en Riesgo para Servicios Financieros de EY. “En la parte prudencial habrá una inversión necesaria por parte de los bancos para ajustar modelos, implementando tecnología de avanzada para contar con modelos decisivos y predictivos que permiten ver alertas de una manera más actual y real”.

Otro de los retos para la nueva estructura, de acuerdo con los expertos, es contar con capital humano de excelencia trabajando en la supervisión y regulación, y los presupuestos suficientes para cubrir todas las necesidades.