3 minutos de lectura 10 dic 2019
vista aérea de un traje de alas blanco volador con antorcha de sol

Ejecutivos colombianos hacen una pausa en las fusiones y adquisiciones en medio de la incertidumbre

Por

Andrés Gavenda

Transaction Advisory Services Deputy EY Latin America North and Health, Life Sciences & Wellness Leader EY Latin America North

Disfruta de los viajes y las motocicletas. Es padre orgulloso de dos hijos. Dirige contratos y proyectos de asesoría en transacciones que van desde 2 millones hasta más de 3.000 millones de dólares.

3 minutos de lectura 10 dic 2019

El estudio de fusiones y adquisiciones encuentra que los ejecutivos colombianos que están listos para negociar se están preparando para una mayor competencia.

C
uando una nueva tendencia de incertidumbre política sale a la luz, las empresas en Colombia se centran en la resiliencia mientras las fusiones y adquisiciones caen al nivel más bajo de los últimos nueve años, según los últimos resultados del Barómetro de la Confianza del Capital Global de EY. Del 24% de los encuestados que afirma que sus empresas perseguirán fusiones y adquisiciones en los próximos 12 meses, la mitad de ellos expresan que se centrarán en adquisiciones que complementen su negocio y que ofrezcan una mayor variedad de productos y servicios para los clientes existentes.

El cuarenta y cinco por ciento de los ejecutivos colombianos dicen que se enfrentan al reto de contratar y retener personal, especialmente aquellos con habilidades técnicas específicas relevantes para su negocio principal. El 25 por ciento también cita la adquisición de talento como un acuerdo estratégico.

De los ejecutivos que buscan hacer negocios, el 82% se prepara para un aumento de la competencia, y la mayoría espera competir con private equity por activos. Un porcentaje similar dice que espera un aumento de las fusiones y adquisiciones intersectoriales impulsadas por la tecnología y la transformación digital.

Competencia por activos

82%

de los encuestados colombianos se están preparando para un aumento de la competencia, con una mayoría que espera competir con <em>private equity</em>.

Las empresas incrementan su inversión en tecnología y tecnología digital

Esto es consistente con el 25% de los ejecutivos colombianos que dicen que uno de los mayores impactos que la transformación digital está teniendo en su empresa es el desdibujamiento de las fronteras con otras industrias. En respuesta a esto y a las crecientes presiones competitivas que está creando la transformación digital, el 76% afirma que dedicará el 25% o más de su capital de inversión anual a temas digitales y de tecnología. El 39% dice que centrarán más del 25% de esa asignación de capital en nuevas oportunidades de crecimiento.

Al perseguir su agenda de transformación digital, el 46% de los encuestados afirma que desarrollará sus capacidades internamente, mientras que el 54% dice que buscará oportunidades futuras fuera de la empresa, principalmente a través de joint ventures y alianzas y, en menor medida, fondos de riesgo externos y adquisiciones

El optimismo económico prevalece a pesar de la incertidumbre política

Si bien la incertidumbre política puede tener un efecto moderador en las fusiones y adquisiciones, los colombianos siguen siendo optimistas sobre el desempeño de la economía local, ya que el 79% afirma que considera que la economía colombiana está creciendo. Con un dólar colombiano más alto y tasas de desempleo estables, el 69% anticipa incrementos de ventas de moderadas a fuertes y el 65% espera ver mejoras en sus márgenes de beneficio.

Con la confianza en las perspectivas de la economía local y el rendimiento individual, el 64% de los consultados afirman que no esperan ver una desaceleración económica en el corto y medio plazo.

Perspectivas económicas

64%

de los ejecutivos colombianos dicen que no esperan ver una desaceleración económica en el corto y mediano plazo.

Las desinversiones como parte de la optimización del portafolio ayudan a las compañías colombianas a construir su resiliencia

Con el 41% de los ejecutivos colombianos citando la incertidumbre política y regulatoria como los mayores riesgos externos para el crecimiento de su negocio, un tercio asegura que está planeando subcontratar o vender funciones de back-office o capacidades que no son críticas para su marca. A través de la revisión y optimización del portafolio, las compañías colombianas están buscando probar sus negocios en el futuro contra cualquier choque — político o de otro tipo — que se les pueda presentar.

La información de base amplia aumenta en importancia

A medida que los stakeholders presionan cada vez más a las empresas para que adopten una visión más holística de la creación de valor, los colombianos buscan mejorar su capacidad para medir el desempeño en las áreas de talento y valor social. Mientras que confían en sus métricas para reportar el valor financiero y el valor del cliente y están avanzando en la medición y reporte del talento, solo el 27% de los ejecutivos colombianos tienen actualmente métricas para medir el valor social. Sin embargo, el 58% dice que planea adoptar nuevas métricas en esta área en los próximos 12 meses.

Los mejores negocios se definen por algo más que su rentabilidad a corto plazo. Impulsan la prosperidad de base amplia creando valor para los accionistas, los clientes, los empleados y la sociedad. Las empresas colombianas se están moviendo en la dirección correcta para demostrar su valor a largo plazo a todos los stakeholders.

Resumen

El Barómetro de Confianza de Capital Global de EY (pdf) mide la confianza de las empresas en las perspectivas económicas e identifica las tendencias y prácticas de la sala de juntas en la forma en que las organizaciones gestionan sus agendas de capital.

Acerca de este artículo

Por

Andrés Gavenda

Transaction Advisory Services Deputy EY Latin America North and Health, Life Sciences & Wellness Leader EY Latin America North

Disfruta de los viajes y las motocicletas. Es padre orgulloso de dos hijos. Dirige contratos y proyectos de asesoría en transacciones que van desde 2 millones hasta más de 3.000 millones de dólares.