4 minutos de lectura 24 feb. 2021

            Connected Citizens Proveedores con Dificultades ilustración

Conozca a los Proveedores con Dificultades

4 minutos de lectura 24 feb. 2021

La vida es difícil para los Proveedores con Dificultades y corren el mayor riesgo de exclusión social y digital.

Esta descripción de la persona forma parte de la serie de EY Connected Citizens, que describe siete personas de ciudadanos globales para quienes los gobiernos deben planificar el desarrollo de servicios digitales.

Los Proveedores con Dificultades suelen tener un trabajo mal pagado y menos seguro. La vida diaria es una lucha, ya que intentan compaginar las largas horas de trabajo con el cuidado de familiares ancianos o vulnerables. Reconocen que aprender nuevas habilidades es una forma de conseguir un mejor trabajo, pero muchos carecen de tiempo, confianza y oportunidades para hacerlo. Carecen de acceso a la tecnología, por lo que tienen pocos conocimientos tecnológicos. Los Proveedores con Dificultades son usuarios de las prestaciones estatales y de los servicios de bienestar social por encima de la media. Creen que el gobierno podría hacer más para adaptar los servicios a sus necesidades individuales. Les gustaría tener un mayor compromiso con el gobierno para mejorar los servicios.

Los Proveedores con Dificultades son uno de nuestros dos segmentos más pequeños, con un 9%, y destacan especialmente en los EAU, Brasil e India.


            Comparado con otros gráfico

Conozca a Adalberto – un Proveedor con Dificultades

Adalberto es un representante de nuestro segmento de Proveedores con Dificultades. Tiene 34 años, una esposa y dos hijas pequeñas, y vive en la ciudad de Limeira (Brasil), donde tiene un trabajo ocasional en una empresa de mensajería. Tiene un problema de salud de larga duración que limita su capacidad para aceptar diferentes tipos de trabajo.


            Lo más importante para la calidad de vida gráfico

Cada día, la vida es una lucha para que Adalberto llegue a fin de mes. Su mujer se queda en casa para cuidar de los niños y de su padre, un adulto mayor, que también vive con ellos. Toda la familia depende exclusivamente de los ingresos de Adalberto. Sin subsidio por enfermedad, pensión u otras prestaciones de su empresa, y sin garantía de trabajo regular, se siente angustiado por el futuro y por lo que pasará si no puede ganar dinero.


            El 40% está satisfecho con su calidad de vida actual gráfico

A Adalberto le gustaría tener un trabajo mejor, pero sabe que carece de las aptitudes adecuadas para el futuro mercado laboral. No siguió estudiando, pero ahora quiere obtener una calificación. Podría estar interesado en los planes de formación que el gobierno está llevando a cabo para mejorar las competencias digitales. Pero trabaja horas extra en la empresa de mensajería siempre que puede y no encuentra tiempo para hacer cursos.

La familia depende regularmente de los servicios públicos, en particular de los servicios de asistencia social, pero Adalberto no está muy satisfecho con ellos y a menudo se pone en contacto para quejarse. Cree que el gobierno no comprende las circunstancias de su familia y que la ayuda que recibe no es suficiente para ofrecer un nivel de vida decente. Le gustaría que el sector privado o el tercer sector participaran más en la prestación de servicios públicos, pensando que podrían hacer un mejor trabajo.


            Lo que más cambiaría la calidad de los servicios públicos que recibe gráfico

Esta mala experiencia con los servicios públicos hace que Adalberto tenga poca confianza en el gobierno y en los proveedores del sector público. Si tuviera tiempo, le gustaría tener la oportunidad de opinar más sobre la gestión, o incluso participar activamente, porque se preocupa por su comunidad local, muy unida, y conoce a muchas otras familias en la misma situación de vulnerabilidad que la suya. Ve muchos problemas que hay que resolver. La mejora de los servicios sanitarios y la solidez de la economía son prioridades. Pero también le gustaría que se hicieran más cosas para reducir los niveles de pobreza y mejorar los servicios sociales y de salud mental, las instalaciones de esparcimiento y otros servicios locales.


            Un deseo de participar gráfico

Adalberto carece de confianza con la tecnología debido a su falta de habilidades. Tiene un teléfono inteligente prepago y una computadora portátil de segunda mano reacondicionada. Pero no puede permitirse servicios de banda ancha de alta velocidad, por lo que no puede acceder fácilmente a las redes online, y tiene que ir a la biblioteca si quiere conectarse. Como es lógico, tiene poca fe en que la tecnología moderna resuelva los problemas del futuro o mejore la vida de la gente como él. Y le preocupa que, sin las debidas oportunidades de progreso, sus hijos puedan tener una calidad de vida peor que la de su propia generación.


            Actitud hacia la tecnología gráfico

Dada su escasa relación con la tecnología, Adalberto preferiría interactuar con el gobierno o los proveedores de servicios públicos por teléfono o correo electrónico en lugar de a través de un sitio web – aunque está abierto a utilizar las redes sociales. Le gustaría disponer de un portal único del gobierno para acceder a todos los servicios – si pudiera conectarse a él. Es bastante ambivalente respecto a que el gobierno comparta sus datos personales, ya sea internamente o con empresas privadas.

Pregunta para el gobierno: ¿Cómo puede el gobierno llegar al segmento de Proveedores con Dificultades, entender sus vidas y proporcionar el apoyo adecuado para ayudarlos a progresar en la vida?

  • Notas técnicas sobre el estudio Connected Citizens

    Estos perfiles son una representación de lo que podría ser un miembro típico de cada segmento, basado en los datos de la encuesta EY Connected Citizens, construida para ilustrar algunas de las características clave del segmento. La encuesta Connected Citizens fue realizada por Ipsos MORI para EY entre julio y septiembre de 2020. Las entrevistas tuvieron lugar online con 12.100 participantes en edad de trabajar en 12 países. Se establecieron cuotas por edad, género, región y situación laboral para conseguir una muestra representativa en cada país. Los datos se ponderaron por edad, sexo, región, situación laboral y educación para corregir los desequilibrios en las muestras nacionales. Dado que la encuesta se realizó online, es probable que las muestras de los mercados emergentes sean más urbanas, educadas y conectadas que la población en general. Todas las encuestas están sujetas a una amplia gama de posibles fuentes de error.

Resumen

Con un alto riesgo de exclusión social y digital a menos que los gobiernos planifiquen adecuadamente sus necesidades, la vida diaria es una lucha para este segmento. Los Proveedores con Dificultades reconocen que aprender nuevas habilidades es una forma de conseguir un mejor trabajo, pero muchos carecen de tiempo, confianza y oportunidades para hacerlo. Además, carecen de acceso a la tecnología, por lo que tienen pocas habilidades tecnológicas. Los Proveedores con Dificultades dependen en gran medida de los servicios públicos, pero creen que el gobierno no entiende sus vidas y no hace lo suficiente para ayudarles. Les gustaría tener un mayor compromiso con el gobierno para mejorar los servicios.

Acerca de este artículo