Recreate your organization through innovation

¿Qué retos nos  plantea el contexto actual?

La crisis sanitaria del COVID-19, como todas las anteriores nos han demostrado una cosa: hemos creado organizaciones que ante shocks sufren. Sin embargo, hay algunas pocas organizaciones que ante cambios bruscos no se resienten o incluso mejoran.

¿Qué hace que tengan una respuesta positiva ante las crisis externas? Esto no es casualidad, estas compañías siguen una serie de principios organizacionales, operacionales y de gestión de riesgos que desacoplan el tipo de shock con el impacto en su negocio, Esto sólo se consigue con una filosofía de gestión basada en el largo plazo y en la capacidad de resiliencia, para permanecer siendo relevante para sus usuarios a través del desarrollo de productos y servicios atractivos. Y es en estos momentos de cambio, cuando la innovación es más relevante que nunca y cuando la introducción de nuevas soluciones a los problemas se muestra más eficaces.

Hoy, nos enfrentamos a la incertidumbre de una crisis sanitaria con el potencial de cambiar nuestra forma de vida y nuestra economía, lo que presumiblemente acelerará la necesidad de las compañías de reinventar sus productos y modelos de negocio para seguir siendo exitosas. Esta no es una labor sencilla, hemos visto en los últimos años como las inversiones en innovación no han tenido el retorno esperado debido a muchas razones. La importancia radica en saber cómo gestionar correctamente la innovación y hacerla rentable en entornos de incertidumbre, adoptando un enfoque diferente apoyado en nuevos modelos de gestión que aseguren la implementación de estas estrategias.

  • Principales retos a los que dar respuesta

    • ¿Cómo reinventar organizaciones orientadas a una actividad sostenible y de creación y distribución del valor creado?
    • ¿Cómo identificar y eliminar fragilidades corporativas?
    • ¿Cómo desarrollar una cultura corporativa alineada con los objetivos estratégicos? ¿Cómo evitar el deterioro de la cultura corporativa?
    • ¿Cómo gestionar la innovación para ser más competitivo en entorno inciertos?
    • ¿Cómo medir y rentabilizar la inversión en innovación?
    • ¿Cómo desarrollar entornos que estimulen la experimentación asumiendo bajos riesgos e inversión que permitan identificar oportunidades de gran potencial?
    • ¿Cómo validar, construir y lanzar negocios (digitales) rentables en entornos de incertidumbre?

¿Qué acciones es necesario tomar y en qué plazos?

  • Programa de innovación para competir con éxito:
    • Diseñar el Plan de innovación e implantación de un programa de gestión de la innovación a largo plazo, a través del uso de Objetivos y Resultados Clave) que permitan el establecimiento de objetivos y resultados en horizontes temporales.
  • Ejecutando la innovación:
    • Desarrollar una formación de equipos multifuncionales trabajando con metodologías modernas. Eliminar las trabas burocráticas y protocolos de integración con el negocio para facilitar el escalado de los nuevos productos y servicios. Enfocar los equipos en la construcción y posteriormente en la cuenta de resultados.
  • Gestionando la innovación:
    • Desarrollar un sistema de gestión de la innovación a través de portfolios de iniciativas englobadas en programas, cuyos objetivos y resultados clave estén alineados con las necesidades corporativas.
  • Diseño de una organización eliminando los elementos de fragilidad.
    • Definir las líneas estratégicas para eliminar fragilidad y dotar de agilidad a la organización a través de prácticas de gestión de riesgos, apalancamiento en los datos o diseño de una cultura corporativa adecuada basada en la visión empresarial de largo plazo.
    • Crear una cultura emprendedora que incentive el “skin in the game”.
    • Thinkering.
  • Cambio Cultural y organizativo
    • Redefinir el modelo organizativo para adaptarlo a las necesidades competitivas.
    • Identificar e integrar nuevos procesos, tecnologías, metodologías de trabajo y mecanismos de retribución que impulsen la innovación en toda la organización.
    • Diseñar e implantar una cultura corporativa, que se alinee con los objetivos marcados.
  • Cambiar la mentalidad corporativa
    • Sustituir la filosofía de juegos cerrados que abocan a ganar o perder, conceptos que no tienen cabida en los negocios, por otra enfocada en la continuidad de las operaciones para alcanzar un propósito organizativo que persiga la contribución del colectivo a la comunidad de manera rentable.
    • Cambiar el proceso de identificación, establecimiento y temporización de los objetivos corporativos, incorporando a todos los stakeholders y diseñando mecanismos que eviten la sistemática toma de decisiones que prioricen el retorno a corto plazo (ej. Planes de incentivos, distribución dividendos vs. apalancamiento, etc.).