10 minutos de lectura 20 ago. 2020
Mujer limpiando la puerta principal

COVID-19: diecinueve perspectivas esenciales para una mejor resiliencia a la segunda ola

Por EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

10 minutos de lectura 20 ago. 2020
Temas relacionados COVID-19

Lo mejor de EY pensando en cómo los negocios pueden y deben responder a COVID-19.

En resumen
  • La crisis de COVID-19 ha ofrecido muchas lecciones para aumentar la capacidad de recuperación de las empresas, empezando por el liderazgo, pasando por el talento y la tecnología, hasta llegar a las operaciones.
  • Los líderes deben tomarse el tiempo necesario para hacerse cargo de una crisis, respondiendo con una cuidadosa planeación y supervisión que les permita adaptarse a medida que la situación evolucione.
  • En toda la organización, la tecnología puede mejorar la visibilidad y ayudar a su gente a estar al tanto de los desafíos – pero la gestión de las finanzas también es una prioridad.

Responder a COVID-19 ha sido uno de los mayores desafíos organizacionales en la historia humana. En todo el mundo, las empresas y los empleados han tenido que adaptarse a formas radicalmente diferentes de trabajar y vivir. Los responsables políticos han tenido que sumergirse profundamente en sus herramientas (y bolsillos) para encontrar soluciones para mantener los sectores comerciales a flote. Y, todo el tiempo, los médicos y científicos han tenido que trabajar todo el día para entender y derrotar a la primera pandemia verdaderamente global en la memoria viva.

Estos retos siguen existiendo. Si bien la crisis inicial parece haber pasado en muchas regiones, persiste en otras. Y con la amenaza siempre presente de una segunda ola pandémica, hemos reunido 19 de nuestros artículos más importantes para informar su respuesta y preparación, abarcando tres temas:

(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Liderazgo

La toma de decisiones en una crisis.

1. Centrarse en el desarrollo de la capacidad de resiliencia de las empresas

La crisis de COVID-19 encontró al mundo desprevenido, pero a pesar de ello la reacción fue rápida y responsable. No obstante, los desafíos persistieron – especialmente cuando el mundo de los negocios pasó de la respuesta inicial a vivir con la pandemia a largo plazo. La creación de una mayor resiliencia en las operaciones, la toma de decisiones, los modelos de negocio y las formas de trabajar para capear mejor las futuras disrupciones se convirtió en el imperativo empresarial más importante del año 2020.

Leer más: Resiliencia de la empresa: Nueve áreas de enfoque para replantear el futuro

2. Responder, no reaccionar

A medida que la escala potencial del impacto de COVID-19 comenzó a hacerse evidente y más países entraron en aislamiento obligatorio en marzo, ofrecimos algunos consejos sobre las formas de planificar la pandemia y evitar ser sorprendidos sin estar preparados. Porque aunque la pandemia no tenía precedentes en su impacto, algunos de sus efectos en el mundo de los negocios eran demasiado predecibles. Un enfoque estructurado – identificar y abordar los probables desafíos de escala, velocidad, duración, fuerza laboral, coordinación e infraestructura – sigue siendo un buen consejo a medida que avanzamos hacia la siguiente etapa de la crisis.

Leer más: COVID-19 y la planeación de la pandemia: Cómo deben responder las empresas

3. Tomar el mando virtual de la crisis

Cualquier persona que tome decisiones es tan buena como sus líneas de comunicación. Gran parte de la infraestructura de mando de emergencia de hoy en día se construyó tras el 11-S. Con COVID-19 necesitaba ser actualizada para enfrentar una nueva crisis. Entra en el centro de mando virtual – un conjunto coordinado de procesos, aplicaciones y tecnologías que pueden ofrecer una visión sin precedentes de las operaciones y construir cantidades sustanciales de flexibilidad y resiliencia en las operaciones.

Leer más: Cómo el centro de mando virtual puede apoyar la continuidad de las actividades de las IF

Informe de Integridad Global

90%

de los encuestados indicaron que pensaban que COVID-19 suponía un riesgo para la conducta comercial ética en su organización.

4. Mantener la integridad y la confianza

Tristemente, a lo largo de la historia, personas poco éticas se han aprovechado de las crisis. La pandemia actual no ha sido diferente. En el Informe de Integridad Global de EY 2020, un alarmante 90% de los encuestados indicaron que pensaban que COVID-19 suponía un riesgo para la conducta comercial ética en su organización. Más que nunca, el liderazgo debe mantener firmes las riendas del comportamiento ético y endurecer su compromiso con las actividades de ESG.

Leer más: ¿Es este el momento de la verdad para la integridad corporativa?

5. Liderar digitalmente

Con el rápido cambio al trabajo a distancia, los CTOs y CDOs han tenido sus manos llenas. Sus responsabilidades se han ampliado rápidamente para incluir la creación de redes de colaboración de todo el ecosistema con proveedores y socios, el diseño e incorporación de controles eficaces para mantenerlos, y la creación conjunta de productos y soluciones de IA y de aprendizaje automático para ayudarlos a funcionar sin problemas. Todos estos avances deberían servirles bien, pero requieren una gestión cuidadosa.

Leer más: Cómo deben responder los directores de la tecnología y los datos a la crisis de COVID-19

6. Asegurarse de que las juntas directivas provean respaldo

Casi tan importante como el liderazgo del CEO es la respuesta de la junta. Desde el compromiso con los stakeholders hasta la compensación de los ejecutivos, pasando por la búsqueda de oportunidades y riesgos en el mundo de COVID-19 – la supervisión efectiva de la junta ha sido vital para navegar en este entorno desafiante de mercado sin precedentes. Miramos lo que ha estado en la agenda de las juntas de todo el mundo.

Leer más: Agenda de la Junta Directiva 2020: Ocho prioridades para las juntas directivas al abordar la crisis de COVID-19

(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Talento y tecnología

Maximizar los beneficios de la tecnología y gestionar los empleados, dondequiera que estén.

7. Mantener a la gente sana

Asegurar el bienestar de los empleados ha sido la prioridad de las respuestas de las organizaciones a COVID-19. Es una tarea monumental, que requiere una comprensión coordinada de las necesidades de todos los trabajadores (y sus familias), una clara interpretación de la evolución de la orientación del gobierno y repensar cómo la gente puede trabajar.

Leer más: COVID-19: Cómo las empresas pueden proteger su fuerza laboral, sus operaciones y sus valores

8. Construir capacidades remotas más robustas

En cierto modo, el mundo tiene suerte de que COVID-19 haya llegado a una era en la que la tecnología de las comunicaciones ha hecho que la elección entre la salud mundial y el funcionamiento económico no sea tan descarnada como lo habría sido incluso hace 20 años. Sin embargo, comprender la gama de necesidades de los usuarios, entregar las herramientas para satisfacerlas y gestionar la carga de la red ha seguido siendo vital para sacar el máximo provecho de las soluciones de trabajo a distancia.

Leer más: Cómo crear capacidades de acceso remoto preparadas para las crisis

9. Impulsar la ciberseguridad

La ciberseguridad ha sido una de las principales preocupaciones tecnológicas durante COVID-19; en particular, debido a que el aumento del trabajo a distancia ofrece a los potenciales ciberdelincuentes exponencialmente más puntos de ataque. Una respuesta eficaz de los empleadores requiere de todo, desde nuevas evaluaciones de su huella digital ampliada, hasta la implementación de nuevos procesos de análisis de seguridad, e incluso nueva capacitación para los empleados.

Leer más: Siete formas de adelantarse a los ciberataques durante COVID-19

10. Comprender el trabajo remoto

Uno de los cambios más visibles de la situación actual ha sido la aplicación a nivel global de prácticas de trabajo remoto y en el hogar. Esto trae consigo sus propias tensiones organizativas y emocionales. Aprovechen al máximo estas condiciones de trabajo únicas aprendiendo a involucrar, apoyar y escuchar a los trabajadores remotos.

Leer más: Cuatro formas de habilitar a su fuerza laboral en entornos de trabajo remoto

11. Repensar la nómina

La nómina – simplemente cobrar – es fundamental para mantener a los empleados comprometidos y seguros. Pero COVID-19 amenaza esto, incluso sin considerar las difíciles decisiones sobre los despidos o el permiso de trabajo del personal. Desde la nueva legislación gubernamental en rápida evolución hasta el hecho de que los trabajadores remotos de la nómina no puedan acceder a los activos físicos como el papeleo, para hacer frente a estas dificultades es necesario identificar los desafíos con antelación.

Leer más: Siete formas en que COVID-19 afectará las operaciones de nómina global

12. Automatizar efectivamente

Junto con el trabajo a distancia, las tecnologías de automatización como la automatización de robótica de procesos y la inteligencia artificial han ayudado a acelerar las respuestas a la pandemia. Incluso están ayudando a la lucha contra el virus mismo: trabajamos con una organización para automatizar la administración de pruebas de COVID-19, lo que le permite reducir al mínimo el tiempo de trabajo manual, permitiendo tratamientos más oportunos y eficaces por parte de los médicos, y mejores datos para ayudar a analizar la enfermedad.

Leer más: Cómo la automatización está permitiendo que los resultados de las pruebas de COVID-19 se informen con rapidez

(Chapter breaker)
3

Capítulo 3

Operaciones de resiliencia

Mantener el negocio "como de costumbre" en tiempos inusuales.

13. Enhance supply chain visibility

Closed borders and mass quarantining of workforces dealt a body blow to global logistics operations. More than ever, real-time visibility into supply chains has proven critical to enabling operational resilience. Yet only 6% of respondents to a recent EY webcast poll were confident in this capability, making addressing it a business imperative. Read more: COVID-19: Why real-time visibility is a game changer for supply chains

14. Rethink how factories function

Unlike many white-collar offices, factories have not had the luxury of shuttering their doors and moving to remote work. Making sure these facilities remained safe places to work across the pandemic has meant everything from revising safety procedures for on-the-ground workers, and communicating them effectively, to forecasting future demand accurately, so that adaptive procurement, logistical and financial steps can be taken. By putting people first, organizations can build and maintain trust with their employees, their customers and their stakeholders. Mike Bertolino, EY Global People Advisory Services Leader. Read more: Five key steps for a resilient and safer factory floor amid COVID-19

Al poner a las personas en primer lugar, las organizaciones pueden crear y mantener la confianza con sus empleados, sus clientes y sus stakeholders.
Mike Bertolino
EY Global People Advisory Services Leader
15. Encontrar nuevas fuentes de liquidez

El flujo de efectivo mantiene vivos los negocios en los mejores tiempos. En los peores tiempos, es aún más crítico que tomen medidas para asegurarse de que se mantengan, bien, en el negocio. Los gobiernos de todo el mundo han aprovechado una amplia gama de estrategias para mantener a las empresas a flote – sólo en los Estados Unidos, 20 billones de dólares se han puesto a disposición en más de 140 jurisdicciones. Esta complejidad nos llevó a crear un tracker para ayudar a las empresas a comprender la situación.

Leer más: Cómo satisfacer mejor sus necesidades de efectivo durante COVID-19

16. Considerar los desafíos de la presentación de informes financieros

El impacto en la información financiera no es la primera prioridad cuando una crisis golpea – poco con una en la escala de COVID-19, hubo varios desafíos sustanciales para cualquier persona responsable de la preparación de los estados financieros, comités de auditoría y auditores. Desde el mantenimiento de la liquidez y la evaluación de los activos deteriorados y el valor razonable hasta la modificación de los contratos y la búsqueda de asistencia gubernamental, una crisis de tal magnitud requería un replanteamiento significativo de algunos de los fundamentos de la presentación de informes y el cumplimiento efectivo.

Leer más: Cinco problemáticas de información financiera a considerar como consecuencia de COVID-19

17. Identificar las posibles desgravaciones tributarias

Entre los instrumentos que están poniendo en práctica los gobiernos se encuentran las respuestas fiscales – en particular la desaceleración del crecimiento económico antes de que la crisis limite la gama de opciones que se les ofrecen. Hasta abril de 2020, más de 120 jurisdicciones habían introducido medidas de estímulo económico de emergencia. Esto ha incluido una serie de enfoques, desde los créditos fiscales directos y las desgravaciones hasta las desgravaciones administrativas en forma de reducción de los plazos de presentación y de pago. A medida que los gobiernos continúan adaptando sus políticas a medida que se desarrolla la crisis y sus secuelas, se puede encontrar información sobre los incentivos tributarios locales en el tracker de EY.

Leer más: Cómo los gobiernos están utilizando los impuestos para ayudar a las economías afectadas por COVID-19

18. Seguir cerrando los libros contables en una crisis

Otro desafío para las operaciones diarias que plantea COVID-19 es cerrar los libros a fin de mes – lo cual es difícil en el mejor de los casos, pero una posible pesadilla durante una pandemia. Los líderes deben centrarse en dos áreas: desarrollar estrategias de equipo efectivas y habilitadas por la tecnología, y establecer prioridades para abordar los artículos de alto riesgo de manera oportuna.

Leer más: Cómo gestionar el proceso de cierre de forma virtual

Barómetro de Confianza del Capital de EY

87%

de las empresas están cambiando o reevaluando activamente sus cadenas de suministros.

19. Aprender de los demás

Sabemos lo que las empresas deberían hacer. ¿Qué han estado haciendo realmente? El Barómetro de Confianza del Capital de EY revela que el 87% están cambiando o reevaluando activamente sus cadenas de suministros, el 48% dice que las fusiones y adquisiciones son una prioridad y hasta el 71% ya están en un programa de transformación para prepararse para lo que viene después.

Leer más: Tres formas en que las empresas privadas están luchando contra COVID-19

Directo a tu buzón

Mantente al día con las novedades de nuestro boletín.

Suscríbete

Resumen

La llegada de COVID-19 forzó una rápida evolución en la forma de operar de los negocios. A medida que avanzamos hacia la siguiente fase de la era de la pandemia, todavía hay mucho que aprender de los retos y respuestas de las primeras etapas de la crisis. En el centro de estos cambios se encontraba un mejorado enfoque en la resiliencia – desde las estrategias de liderazgo hasta la forma en que los negocios operan a través de su gente y su tecnología. Esta transformación – que reformula el futuro de las organizaciones, las industrias y la sociedad – ha colocado la adaptabilidad y la resiliencia operativa en un lugar prioritario de la agenda.

Acerca de este artículo

Por EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

Temas relacionados COVID-19