10 minutos de lectura 20 ago. 2020
Mujer de negocios en el trabajo después del aislamiento obligatorio

COVID-19: Doce perspectivas para ayudar a construir su mapa de recuperación de negocios

Por EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

10 minutos de lectura 20 ago. 2020
Temas relacionados COVID-19

Las perspectivas más esenciales de los equipos de EY para ayudar a su organización a pasar a la siguiente fase de recuperación del impacto de COVID-19.

En resumen
  • A medida que COVID-19 continúa impactando en las personas y las economías de todo el mundo, esperamos ver una recuperación en diente de sierra, lo que plantea nuevos desafíos para la estrategia empresarial.
  • Si bien hay presiones a corto plazo durante la reapertura, también existe una oportunidad histórica de reimaginar modelos de negocio a largo plazo.
  • Incluso si una visión a largo plazo parece difícil en medio de la incertidumbre, todas las empresas necesitan introducir flexibilidad en sus modelos de negocio para mejorar su resiliencia.

Después de la tormenta viene la reconstrucción. Y hay mucho que hacer. COVID-19 ha afectado profundamente las normas de los negocios en todas las industrias y geografías. Desde nuevas formas de ir al trabajo (o no), cambios duraderos en la psicología y el comportamiento de los clientes, y redes operacionales y portafolios de negocios radicalmente transformados, el mundo en la segunda mitad de 2020 es muy diferente al de principios de año, tanto para bien como para mal.

Lo único que es seguro sobre la recuperación es que todavía hay una gran cantidad de incertidumbre sobre la forma y el tiempo que tomará, con diferentes países – incluso diferentes regiones dentro de los países – que continuan siendo impactados de diferentes maneras, y todavía sin una cura segura para COVID-19 a la vista. Aquí, los equipos de EY han recogido algunas de las principales ideas sobre lo que el mundo laboral debería esperar del período de recuperación de la pandemia, y las medidas que las organizaciones y los individuos deben tomar no sólo para volver a ponerse en marcha, sino para ser más fuertes y resilientes en el proceso.

(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Reabrir, reiniciar

La realidad de reiniciar un negocio después de COVID-19.

1. Reimaginar y transformar

El mundo se está adaptando lentamente al impacto de COVID-19. El mundo está despertando lentamente de la pesadilla de COVID-19. Pero volver a ponerse en marcha requiere algo más que lo habitual. Es un proceso de dos velocidades, un acto de equilibrio entre la transición segura hacia el nuevo mundo de negocios y la adopción de medidas para participar en la transformación de las condiciones y prácticas laborales que COVID-19 ha desatado. Leer más: Un enfoque doble para reabrir y transformar su empresa.

Global Consumer Index

44%

de los consumidores globales indican que sería más probable que hicieran compras en línea como resultado de la pandemia.

2. Abordar la ansiedad de los clientes

El comportamiento y las decisiones de los consumidores son lo que mantienen el mundo de los negocios. Pero COVID-19 ha asestado un golpe masivo – y potencialmente permanente – a la forma en que interactúan con las empresas. Por ejemplo, el 44% de los consumidores mundiales indican que es más probable que hagan compras en línea como resultado de la pandemia. Las empresas que buscan sobrevivir comprenderán esta y otras realidades, y se adaptarán en consecuencia. Leer más: Cómo servir al "Consumidor Ansioso" después de COVID-19.

3. Repensar el lugar de trabajo

Algunas empresas han podido optar por continuar las prácticas de trabajo a distancia en el futuro previsible, pero para muchas otras es fundamental que vuelvan rápidamente a trabajar para seguir siendo financieramente viables. A fin de hacer esto de forma segura para su personal y clientes. Las organizaciones deben dar prioridad a la cooperación, la comunicación y la rendición de cuentas, y complementarlas con tecnologías y procesos de trabajo de vanguardia, incluidos el crowdsourcing, las aplicaciones de riesgo y las plataformas de colaboración. Leer más: COVID-19: Cómo hacer crowdsourcing en la evaluación de riesgos para una vuelta al trabajo más segura.

4. Maximizar el potencial de su gente

La preocupación por el bienestar de su fuerza laboral no es sólo un deber de cuidado – es un imperativo de negocios. Liderado por una respuesta integrada del CHRO, la reconstrucción significará comprometerse efectivamente con la fuerza laboral, entender y reaccionar a las expectativas de los empleados sobre el cuidado proporcionado por los empleadores y la capacidad de ajustar la capacidad de la fuerza laboral a las consideraciones financieras y de riesgo. Leer más: ¿Cómo una fuerza laboral más fuerte impulsa una recuperación más sólida?

5. Identificar las cuestiones legales

Aunque parezca que lo peor de la crisis ya ha pasado, con las medidas reglamentarias provisionales que siguen vigentes en gran parte del mundo, las secuelas aún no han llegado. A medida que el mundo pasa del punto álgido de la crisis, de la cancelación de contratos a las demandas colectivas de los empleados, es probable que COVID-19 deje tras de sí una serie de turbulencias jurídicas. La modelización de los posibles resultados, la identificación de los riesgos potenciales y la captura de datos relevantes es fundamental para las empresas que buscan capear una tormenta anticipada de litigios. Leer más: ¿Cómo se puede mantener la resiliencia ante una ola de demandas por COVID-19?

6. Aprender las lecciones de los que están a unas semanas de distancia

Al reabrir, puede ser instructivo observar lo que ha sucedido durante la reapertura en otros lugares – tanto en otras industrias como en otros mercados. China fue el primer país afectado, y a principios de mayo se convirtió en uno de los primeros en reabrir. Aquí examinamos las principales enseñanzas de su experiencia, desde la evaluación de las cadenas de suministros hasta la preparación para futuros picos de virus. Leer más: Lo que el mundo puede aprender de la reapertura de China después de la crisis del virus COVID-19.

(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Capital y estrategia

Cómo las empresas necesitan pensar, planificar y responder tras la pandemia.

7. Adaptar las operaciones, aumentar la resiliencia

Incluso antes de COVID-19, las empresas se enfrentaban a la presión de actuar de forma más responsable, y la crisis sólo acelerará eso. Mientras miramos hacia una recuperación incierta, que probablemente sea más de dientes de sierra que suave, la pandemia nos presenta tanto una oportunidad como un desafío. Con un impacto económico y social tan significativo, los cambios radicales en la forma en que operamos no sólo son posibles, sino necesarios. Se trata de una oportunidad de pasar de una economía de crecimiento a una economía basada en el valor, dando prioridad al valor y la capacidad de recuperación a largo plazo y a las necesidades de los múltiples stakeholders frente al crecimiento a corto plazo. La flexibilidad siempre ha sido una ventaja comercial, pero ahora será fundamental para la supervivencia. Julie Teigland, EY EMEIA Area Managing Partner, Leer más: COVID-19: ¿Qué decisiones críticas deben tomar las empresas a continuación?

La flexibilidad siempre ha sido una ventaja comercial, pero ahora será crítica para la supervivencia.
Julie Linn Teigland
EY EMEIA Area Managing Partner and EY Global Leader – Women. Fast forward
8. Pronosticar con mayor eficacia

La toma de decisiones financieras inteligentes después de COVID-19 es crítica y, en un mundo tan radicalmente cambiado, sólo las empresas con estrategias eficaces de previsión y planificación de escenarios pueden hacerlo con confianza. Sin embargo, en una encuesta por webcast de EY, sólo el 9,2% de los encuestados se mostraron muy confiados en estas áreas. Este artículo examina los pasos prácticos para construir capacidades de previsión y planificación más robustas. Leer más: Tres maneras de mejorar su previsión y planificación de escenarios.

9. 9. Adaptarse a las expectativas cambiantes

Para bien o para mal, lo que los consumidores esperan de las empresas está cambiando. El Future Consumer Index de EY encontró que los clientes tienen un nuevo enfoque en la asequibilidad y las preocupaciones de salud, con el 70% diciendo que serán más conscientes de la salud a largo plazo. A medida que pasamos de la crisis a lo que venga, las empresas deben estar preparadas para adaptarse a las cambiantes actitudes y necesidades de los clientes: remodelar sus portafolios para las nuevas realidades empresariales, crear nuevos viajes digitales para los clientes y tomar las medidas adecuadas para garantizar la transparencia en el futuro. Leer más: A medida que los consumidores se adapten, ¿cómo seguirá cambiando su empresa con ellos?

10. Identificar las desinversiones correctas

A raíz de la crisis financiera de 2008, las empresas que tomaron la iniciativa de revisar y desinvertir estratégicamente sus portafolios obtuvieron mejores resultados que sus homólogas. Lo mismo puede ser cierto para las secuelas de COVID-19. De hecho, en una encuesta de EY, el 64% de las empresas de APAC indicaron que la pandemia significaba que tendrían que reducir la deuda mediante medidas de desinversión. Nos sumergimos más profundamente en estas estadísticas y preguntamos cómo deben prepararse las empresas. Más información: La intención de desinvertir sigue siendo alta mientras las empresas de APAC miran más allá de la crisis.

11. Fomentar la inversión interna en su región

COVID-19 golpeó duramente a la Inversión Extranjera Directa (IED), pero este estudio, publicado originalmente en mayo de 2020, indicó que el entusiasmo de los inversores extranjeros por los activos europeos no era del todo seco, a pesar de que la región todavía estaba en medio del aislamiento obligatorio. Mientras que el 23% de los inversores encuestados indicaron la intención de retrasar los planes de inversión por completo, el 51% esperaba retrasos menores en los planes de IED. Este artículo examina los detalles y lo que las empresas pueden hacer para afrontar estos retos – y aprovechar al máximo las oportunidades. Leer más: ¿Cómo puede Europa reajustar la agenda de inversiones ahora para reconstruir su futuro?

12. Estabilizar la economía

Tranquilizar y apoyar a los clientes individuales en la crisis inmediata es una cosa, y algo por lo que todas las empresas pueden trabajar. Pero los bancos tendrán un papel especialmente importante que desempeñar en la estabilización a largo plazo de la economía mundial después de la crisis. Esto significará encontrar formas de recapitalizar empresas clave, participar en planes de protección de activos y hacer frente al impacto de las posibles empresas de gestión de activos establecidas por el gobierno. Las empresas tendrán que establecer relaciones estrechas con sus bancos para gestionar los riesgos inevitables de un entorno incierto y asegurar el acceso continuo al capital que será esencial para su recuperación y crecimiento a largo plazo. Leer más: Cómo los bancos serán vitales en la recapitalización de las empresas viables.

Directo a tu buzón

Mantente al día con las novedades de nuestro boletín.

Suscríbete

Resumen

En la próxima fase de la crisis de COVID-19, una recuperación en diente de sierra presentará importantes desafíos. A medida que las empresas reabran y se centren en aumentar su resiliencia, se abrirá una ventana de oportunidad para reimaginar estratégicamente su forma de operar – centrándose más en garantizar el valor a largo plazo mediante el aumento de la flexibilidad, la equidad y la sostenibilidad.

Acerca de este artículo

Por EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

Temas relacionados COVID-19