8 ene. 2021

            Reestructurar el almacén de los futuros robots

¿Están dirigiendo una cadena de suministros analógica para una economía digital?

Autores
Edmund Wong

EYQ China Managing Analyst

Dedicado a estudiar las fuentes de innovación de todo el mundo. Viajero.

Glenn Steinberg

EY Global and EY Americas Supply Chain Leader

Ayudar a las empresas a transformarse, crear valor y optimizar el rendimiento empresarial. Sediento de conocimiento. Entusiasta del esquí. Esposo y padre de dos Wolverines de Michigan.

EYQ

EYQ is EY’s think tank.

By exploring “What’s after what’s next?”, EYQ helps leaders anticipate the forces shaping our future — empowering them to seize the upside of disruption and build a better working world.

8 ene. 2021

COVID-19 ha expuesto las debilidades de larga data en la forma en que hacemos y vendemos las mercancías. La solución es la digitalización y la automatización, en cuatro pasos.

En resumen
  • La cadena de suministros global, en su forma actual, es incapaz de soportar las fuerzas disruptivas del mañana.
  • La rápida evolución de las preferencias de los consumidores, las disrupciones del medio ambiente y los cambios intrínsecos del orden mundial son los principales impulsores del cambio.
  • Hay cuatro imperativos para digitalizar y automatizar la cadena de suministros: la inteligencia, la arquitectura, la excelencia operacional y la planificación, y la resiliencia.

La cadena de suministros global es una creación del pasado, inadecuada para el mundo cambiante de hoy. Se diseñó teniendo en cuenta la linealidad: un enfoque singular en minimizar los costos de transporte a través de la construcción de una infraestructura de distribución punto a punto de alta capacidad. Estas infraestructuras existentes pueden ser reutilizadas incluso cuando se hayan desarrollado y se sigan desarrollando alternativas más nuevas y más rápidas. Y a medida que el comercio global se ha acelerado en los últimos decenios, se han dedicado mayores niveles de inversión y de mano de obra a ampliar la capacidad para lograr la eficiencia de los costos.

Sin embargo, la disrupción de COVID-19 ha sido una llamada de atención: la cadena de suministros global está cada vez peor equipada para el mundo de hoy y necesita hacerse digital y autónoma si quiere ser capaz de identificar y responder automáticamente a los acontecimientos externos.

El caso de la modernización de la cadena de suministros global

Tres factores están impulsando la obsolescencia de la cadena de suministros global. En primer lugar, el cambio en la demanda de los consumidores se está acelerando. Future Consumer Index de EY, lanzado al principio de la pandemia, reveló que los consumidores de todo el mundo están cambiando progresivamente sus expectativas hacia productos y servicios que son digitales, locales y sostenibles. La visión de un acceso a Internet verdaderamente universal y rápido como un rayo se está haciendo realidad gracias a la continua adopción de los teléfonos inteligentes, la aparición de dispositivos de Internet de las cosas y la infraestructura de telecomunicaciones de última generación, como las constelaciones de satélites 5G y de órbita terrestre baja. En el futuro previsto en Megatendencias 2018 se prevé que las compras y decisiones de los consumidores se basen cada vez más en la voz y se amplíen con máquinas, y que la relación de las empresas con los clientes se desarrolle de máquina a máquina, en función de los valores y en función de la tecnología digital.

Future Consumer Index

COVID-19 ha transformado la vida de los consumidores. ¿Qué es lo que valoran? ¿Qué se necesita para servirlos? ¿Cómo se adaptará su negocio?

Explorar los datos

EY Future Consumer Index, octubre de 2020

39%

de los consumidores globales comprarán más en línea por productos que anteriormente compraban en tiendas.

EY Future Consumer Index, octubre de 2020

48%

de los consumidores globales dicen que el medio ambiente y el cambio climático serán una prioridad para ellos en su forma de vida y en los productos que compren.

En segundo lugar, los factores ambientales están empezando a ejercer una mayor influencia. Según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), COVID-19 ha contribuido a una disminución prevista del 66% del tráfico aéreo en 2020. Además, el cambio climático está impulsando el aumento de la frecuencia y la gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos. Un estudio científico revisado por expertos estimó que la frecuencia de las inundaciones y tormentas intensas podría duplicarse en un plazo de 13 años y, sólo en este año, ya hemos visto graves inundaciones en China y la India, incendios forestales en California, inundaciones extremas inducidas por tifones en Japón y el huracán Laura, el decimosexto huracán más costoso del que se tenga constancia. A más largo plazo, la elevación del nivel del mar podría potencialmente causar estragos en muchos puertos y aeropuertos situados a nivel del mar. Las empresas – especialmente las que tienen grandes huellas físicas – deberían esperar que las disrupciones relacionadas con el clima sean la norma durante las próximas décadas.

Por último, el orden mundial se está reformando fundamentalmente. El impacto del sistema global reequilibrado, del que hablamos en Megatendencias 2018, puso de manifiesto la creciente probabilidad de que la multipolaridad sea el estado final, ya que China trata de establecer su propia esfera de influencia en oposición a Occidente, liderada por Estados Unidos. La escalada de tensiones en torno al comercio, la innovación tecnológica y la atención sanitaria sugieren que es muy poco probable que volvamos al pasado de cooperación que caracterizó el período posterior a la admisión de China en la Organización Mundial del Comercio en 2001. Sin embargo, la cooperación será clave. Parag Khanna, socio gerente de Futuremap, predice un mayor énfasis en el regionalismo, donde las economías más cercanas estarán más inclinadas a la coordinación.

Cuatro imperativos para digitalizar y automatizar la cadena de suministros

Así que, ¿cómo se prueba el futuro de la cadena de suministros? Se debe empezar comparando las preferencias de los consumidores con las dimensiones de rendimiento de la cadena de suministros: costo, calidad y entrega.

La cadena de suministros global lineal, diseñada con poca flexibilidad en mente, ha tratado de satisfacer las demandas de los consumidores reduciendo los costos mediante la escala, minimizando el tiempo de entrega mediante la acumulación de existencias y la expansión de la capacidad logística, y manteniendo la calidad con procesos de adquisición estrictos. Sin embargo, la tensión es evidente. Estos enfoques no son escalables y van en contra de la flexibilidad necesaria para los consumidores de hoy en día, mientras que la gravedad y la frecuencia de los fenómenos climáticos y el cambiante panorama de la reglamentación comercial están haciendo insostenible la cadena lineal de suministros global.

¿La respuesta? Aplicar tecnologías modernas para permitir mayores niveles de automatización. Considerar la historia de las telecomunicaciones. El creciente costo de enrutar manualmente cada llamada, junto con el crecimiento de la demanda, impulsó la invención del conmutador Strowger, un conmutador automático de rama privada (PBX, por sus siglas en inglés) capaz de enrutar mecánicamente las llamadas telefónicas con un mínimo de facilidades humanas.

 

La cadena de suministros global se encuentra hoy en día donde la industria de las telecomunicaciones lo hizo hace 60 años. Su única estrategia de transformación sostenible es convertirse en una totalmente digital y autónoma, capaz no sólo de identificar y responder automáticamente a los acontecimientos provocados por los desastres naturales y la geopolítica, sino también de permitir actividades en tiempo real, la trazabilidad y las respuestas a los clientes mediante una comunicación fluida entre los activos, los sistemas y los extremos anterior y posterior. El intercambio de información en tiempo real permitirá una cadena de suministro autónoma que minimice la participación humana – de la misma manera que la llegada del PBX automático hizo innecesario el trabajo del operador telefónico humano.

No esperar a que ninguna tecnología emergente – blockchain, inteligencia artificial, impresión en 3D, datos en la nube, gemelos digitales, automatización de almacenes, entregas por drones – sea la panacea de la cadena de suministros. El marco de reinvención de la cadena de suministros de EY recomienda cuatro imperativos para permitir que la cadena de suministros de una organización se transforme en una en la que las decisiones se basen más en los datos.

     
  1. Inteligencia de la cadena de suministros: Los datos departamentales en silos son comunes, por lo que el comienzo de cualquier viaje de reinvención de la cadena de suministros es invertir en la combinación adecuada de infraestructura y talento capacitado para permitir una visibilidad de extremo a extremo y en tiempo real. Esto permite la identificación de puntos críticos específicos de la empresa, la industria y la geografía.
  2. Arquitectura de la cadena de suministros: La visibilidad permite diseñar un modelo operativo óptimo de la cadena de suministros, desde la estructura hasta la gobernanza y los procesos. Esta inteligencia también ayuda a sopesar los pros y los contras para determinar la combinación óptima entre la capacidad de abastecimiento y fabricación local, regional y mundial.
  3.  
  4. Excelencia operacional integrada y planificación de la cadena de suministros: Este suele ser el paso más arduo y continuo: examinar individualmente elementos clave como las adquisiciones, la manufactura, la logística y el cumplimiento, adoptando al mismo tiempo una mentalidad de sistemas para desarrollar planes de aplicación a todo lo largo del horizonte empleando tecnologías como la fábrica inteligente, el cumplimiento digital y la planificación digital integrada.
  5. Sostenibilidad y resiliencia de la cadena de suministros: Una vez que se alcanza la excelencia, el siguiente paso evolutivo es la adopción de futuros modelos empresariales para mantener la ventaja competitiva. En el caso de los productos frescos, por ejemplo, la agricultura vertical promete permitir la producción en el punto de consumo, reduciendo drásticamente las huellas de carbono. En la moda, donde la híper personalización podría ser un diferenciador clave, las instalaciones de impresión en 3D cercanas a los clientes y las fábricas inteligentes en lugares cercanos a la costa pueden resultar opciones viables. Y en los sectores en los que la eliminación de baterías contaminantes ha sido una cuestión notoria y persistente, la adopción de un funcionamiento circular de la cadena de suministros mediante la reutilización y el reciclaje podría ser un paso positivo hacia el cumplimiento de los objetivos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés).
    Las empresas se enfrentan a una creciente presión de los stakeholders para crear empresas sostenibles. Según nuestra última encuesta sobre la reinvención de la cadena de suministros, los ejecutivos de la cadena de suministros clasifican la sostenibilidad como su segunda mayor prioridad en los próximos tres años, muy cerca de su prioridad número uno, la eficiencia de la cadena de suministros.
 

Una oportunidad para la ventaja competitiva

No sugerimos que la transformación de las cadenas de suministros sea fácil: es un recorrido arduo e individualizado en el que el éxito depende del compromiso de los empleados, así como de sus socios y proveedores afiliados. A medida que cada vez más empresas de todo el mundo toman estos esfuerzos, la cadena de suministros global se transformará en una cadena de suministros basada en la red, digitalizada y autónoma que adopta las 3R: Responsabilidad, Reconfiguración y Resiliencia. Las empresas que se muevan temprano con intención obtendrán una ventaja competitiva sostenida durante los próximos años.

Resumen

La pandemia COVID-19 ha puesto de manifiesto las debilidades de larga data en la cadena de suministros global, que es parte integral del comercio y el intercambio comercial a nivel mundial. Los rápidos cambios en las preferencias de los consumidores en cuanto a los productos y servicios, el aumento de la frecuencia de las disrupciones ambientales, junto con el cambio intrínseco del orden global, son los principales impulsores de la transformación de la cadena de suministros. Al abordar los cuatro imperativos de la reinvención de la cadena de suministros, las empresas se beneficiarán de decisiones basadas en datos y no en conjeturas.

Acerca de este artículo

Autores
Edmund Wong

EYQ China Managing Analyst

Dedicado a estudiar las fuentes de innovación de todo el mundo. Viajero.

Glenn Steinberg

EY Global and EY Americas Supply Chain Leader

Ayudar a las empresas a transformarse, crear valor y optimizar el rendimiento empresarial. Sediento de conocimiento. Entusiasta del esquí. Esposo y padre de dos Wolverines de Michigan.

EYQ

EYQ is EY’s think tank.

By exploring “What’s after what’s next?”, EYQ helps leaders anticipate the forces shaping our future — empowering them to seize the upside of disruption and build a better working world.