Familia: Vida y legado

A medida que las familias crecen en número y complejidad, un desafío clave para una empresa familiar es cómo planificar la sucesión e implementar un marco de gobierno que permita tomar las mejores decisiones para apoyar un futuro sostenible.

Las familias líderes ven la planificación de la sucesión como un proceso continuo que ayuda a preservar el capital y el bienestar de la familia, a involucrar a cada generación y a proporcionar un marco para que la familia gestione con éxito su negocio y otras actividades ahora y en el futuro.

Temas relacionados Crecimiento Emprendimiento
Life Legacy

Qué puede hacer EY

La razón principal por la que la mayoría de las empresas familiares ya no existen más allá de la teoría de la tercera generación es la ruptura de las relaciones familiares. La gestión de conflictos puede ser un reto para cualquier familia, y es importante contar con un marco de gobierno apropiado para que los miembros puedan gestionar sus problemas y diferencias de una manera que preserve la cohesión y no ponga en peligro el futuro de la empresa.

La planificación de la sucesión, que implica contemplar el cambio, la jubilación y la mortalidad, puede ser un reto. Sin embargo, las familias que logran preservar su legado a lo largo de varias generaciones no lo dejan al azar. Ellos invierten conscientemente en la familia. Al hacerlo, ambos preparan a la siguiente generación para las oportunidades y responsabilidades de administrar un patrimonio significativo, de modo que la familia esté unida por un sentido común de propósito y valores compartidos.

Invertir en la familia también ayuda a mantener abiertas las opciones en cuanto al plan de sucesión de la empresa familiar. Lo más importante es que ayuda a evitar el deterioro de la dinámica entre los integrantes que puede hacer que la venta de la empresa sea la única opción.

Como asesores independientes y de confianza, podemos trabajar con los grupos familiares para guiar y facilitar la planificación de la sucesión y ayudar a asegurar que los asuntos entre los integrantes se aborden de manera constructiva como parte del proceso.

Áreas de interés

Las cuatro áreas de enfoque en la planificación de la sucesión son el liderazgo, la propiedad, el legado y los valores y el patrimonio familiar.

Los aspectos importantes del liderazgo incluyen quién debe dirigir la empresa familiar, quién decide sobre la sucesión y qué oportunidades hay disponibles para que la familia trabaje en la empresa.

Las prioridades de propiedad incluyen quién debe ser el propietario de la empresa, cómo estructurar la propiedad, cómo estructurar la administración y cómo manejar las salidas.   

La familia debe definir su legado y valores para determinar cómo mantenerlos, cómo manejar el conflicto y qué otro tipo de apoyo se requiere para lograr una sucesión sin problemas.

En el caso del patrimonio familiar, las consideraciones importantes son cómo gestionar el patrimonio, transferirlo a la siguiente generación y protegerlo.

Otro enfoque clave es el desarrollo de la próxima generación para proporcionar un grupo de sucesores y para transmitir los valores familiares y asegurar un sentido de compromiso.

Contáctanos

¿Te interesó este contenido? Contáctanos para más información.