26 oct 2020
car light trails scenic road mountains Scottish highlands Glencoe dusk

Desafíos y oportunidades: nuevas perspectivas sobre el futuro de la industria automotriz

Por Francisco Bautista

Advanced Manufacturing & Mobility Leader, EY Latin America North

Ingeniero Industrial con más de 19 años de experiencia internacional. Aficionado al golf, correr y al cuidado de la salud personal. Mi familia es lo más importante.

26 oct 2020

La urbanización, el desarrollo tecnológico y las nuevas tendencias, así como el impacto de las coyunturas actuales como el T-MEC y la nueva normalidad; han replanteado el porvenir de la industria automotriz.

C
omo pocas veces en su historia, este sector enfrenta uno de sus mayores retos: el cambio tanto en el portafolio de productos como en la adopción de nuevas tecnologías. Además, a raíz de la pandemia por COVID-19, ha experimentado una amplia disrupción en los patrones de producción y preferencias de los consumidores, aunado a una caída significativa en las ventas y en la inversión productiva, tanto privada como pública.

Si bien es cierto que el ritmo del cambio se ha acelerado en todas las industrias, la forma en la que los vehículos son comprados, distribuidos y reparados cambiará dramáticamente. Las concesionarias de autos enfrentan olas disruptivas provenientes de diversas direcciones como: el desarrollo de nuevas soluciones de movilidad (economía compartida, carpooling, carsharing, etc); la intensificación de la competencia; innovación del producto; proliferación de nuevas tecnologías; las regulaciones más estrictas y los cambios cada vez más constantes en las preferencias del consumidor.

Esto se suma a un panorama incierto y a una crisis de la que todavía no se recupera. Por ejemplo, en México, en el periodo de enero a septiembre de 2020, se vendieron 664,194 vehículos ligeros nuevos, lo que representa una disminución del 30.5% con respecto al mismo periodo del año anterior*.

Cabe destacar que nuestro país representa el 18% de la producción automotriz en América, teniendo a Estados Unidos como su principal socio comercial en exportaciones (con el 82.7%) e importaciones (con el 34%), por lo que esta disminución es significativa.

En ventas de vehículos ligeros, septiembre de 2020 presentó una variación del menos 22.79% con respecto al mismo mes de 2019, y el panorama no es alentador, pues la expectativa actualizada para el cierre de 2020 estima una disminución de las ventas de vehículos ligeros de 28.3% (lo que representará 945,058 unidades). Por otra parte, en el acumulado de enero a septiembre de 2020, los vehículos ligeros de lujo tuvieron un decremento de 32.13% en las ventas con respecto a lo registrado en el mismo periodo de 2019*.

En este contexto, en EY hemos planteado una serie de perspectivas de comportamiento de la industria automotriz, de manufactura avanzada y movilidad en los siguientes sectores:

  • Automotriz

    • Baja demanda en vehículos nuevos, por la caída en el gasto de los consumidores en bienes no esenciales.
    • Tendencia en la industria a la transformación digital, conectividad y customización en vehículos.
    • Omnicanalidad enfocada a la experiencia digital y ventas en línea.
  • Manufactura

    • Transformación hacia modelos de producción más resilientes y flexibles en la cadena de suministro.
    • Manufactura sustentable por presiones regulatorias y cambios en las preferencias del consumidor.
    • Modelos conectados a través de la industria 4.0.
    • Caída en el mercado doméstico y falta de mano de obra calificada.
    • Con el T-MEC, impacto en costos, restricciones y un ambiente regulatorio más restrictivo.
  • Transporte

    • Disminución en el uso de transporte público y aéreo por temor a contagio de COVID-19, cambiando los patrones de movilidad en ciudades y formas de hacer negocios.
    • La movilidad autónoma podría experimentar mayor crecimiento.
    • Caída en el gasto público reflejado en una menor inversión en la infraestructura de transporte.
  • Urbanización

    • Migración de la población global de zonas rurales a ciudades más urbanizadas.
    • Contrariamente, el retorno al campo para ciertos sectores de la población gracias al incremento en el uso de tecnología en el trabajo y el trabajo a distancia producto del aislamiento por COVID-19.
    • Retos mayores por la necesidad de nueva infraestructura para afrontar  temas de contaminación y nueva movilidad, aunados a una caída de la inversión pública.

El factor T-MEC

Es importante señalar que la reciente firma del T-MEC trae consigo nuevos desafíos que las empresas en México deberán enfrentar para mantener su competitividad, gracias a la complejidad añadida en el cumplimiento de las reglas de valor de contenido regional y laboral. Dichas restricciones implicarán una mayor recaudación por parte del gobierno, mientras las empresas podrían presentar pérdidas a causa de los mayores costos o las restricciones al comercio; y los consumidores (nacionales y extranjeros) perderían por los costosos trasladados en los productos finales para consumo interno o exportación.

Todo ello cobra relevancia en el contexto de la nueva normalidad, ya que el sector manufacturero en México es uno de los más relevantes en materia económica, pues representa el 27% del PIB, genera más de cuatro millones de empleos y es el principal captador de inversión extranjera directa, fuertemente focalizada en algunos estados como Coahuila, Querétaro, Estado de México, Aguascalientes, Guanajuato, Puebla y San Luis Potosí. 

Resumen

Las concesionarias de autos enfrentan olas disruptivas provenientes de diversas direcciones como: el desarrollo de nuevas soluciones de movilidad, además es importante señalar que la reciente firma del T-MEC trae consigo nuevos desafíos que las empresas en México deberán enfrentar para mantener su competitividad.

Acerca de este artículo

Por Francisco Bautista

Advanced Manufacturing & Mobility Leader, EY Latin America North

Ingeniero Industrial con más de 19 años de experiencia internacional. Aficionado al golf, correr y al cuidado de la salud personal. Mi familia es lo más importante.