6 minutos de lectura 13 sep 2019
Mujer surfista salta olas

Tres tendencias de fusiones y adquisiciones que remodelan el segmento de aceptación de pagos bancarios

La consolidación está impulsando un cambio en las fusiones y adquisiciones, y es hora de que los bancos elijan una estrategia: ¿expandirse o vender? 

Este artículo apareció originalmente en nuestro boletín de #payments - volumen 23.

El mercado de aceptación de pagos, que en su día fue el dominio de los bancos con una competencia fragmentada, se está convirtiendo rápidamente en un mercado global dominado por unos pocos grandes actores. La consolidación está impulsando un impulso creciente en fusiones y adquisiciones, con más de 70 transacciones de fusiones y adquisiciones registradas en 2018. Estos acuerdos son sólo el comienzo de lo que vemos como tres grandes tendencias de consolidación en este espacio.

Los bancos están bajo presión para vender activos

Brindar soluciones para que los comerciantes acepten transacciones sin efectivo en la tienda y en línea ha sido tradicionalmente el negocio de los bancos. Les permite consolidar las relaciones con los clientes, generar ingresos adicionales y acceder a los datos transaccionales. Pero la rápida transformación del sector de las pasarelas de pagos está presionando a los bancos. Muchos están vendiendo sus formas de aceptación de pagos en una serie de consolidaciones que están avanzando a través de tres tendencias:

  1. Tendencia uno: Los activos nacionales se venden
  2. Tendencia dos: Los activos regionales se consolidan
  3. Tendencia tres: Las fusiones y adquisiciones transcontinentales establecen líderes globales para aceptación de pagos

Tendencia uno: Disposición de bienes nacionales

El punto de partida de la consolidación está marcado por la venta de activos nacionales centrados en el negocio local. Los vendedores son a menudo bancos que desempeñaron un papel en el establecimiento original de los proveedores de servicios tradicionales para la aceptación de pagos con tarjeta en el comercio al por menor.

Estas ventas son motivadas por bancos que determinan que la aceptación de pagos no es una parte esencial de su negocio. Con la falta de voluntad para invertir y expandir este elemento del negocio, tiene sentido salir del mercado en un momento en que los proveedores exitosos se caracterizan cada vez más por su capacidad de innovación continua, excelencia operativa y economías de escala. Los compradores atraídos por estos activos suelen ser proveedores de servicios de pago internacionales o inversionistas financieros que buscan oportunidades de expansión y empresas de plataformas adecuadas para su posterior consolidación.

En Alemania, la tendencia uno está muy avanzada. Anteriormente, las Cajas de Ahorros, los Bancos Cooperativos, Deutsche Bank, Commerzbank e HypoVereinsbank tenían sus propios activos de aceptación de pagos; ahora, sólo las Cajas de Ahorros (Payone) y los Bancos Cooperativos (Pago de RV, antes CardProcess) siguen siendo propietarios de los proveedores de servicios.

Las ventas de activos notables incluyen:
  • Concardis: Vendido por el sector bancario alemán a los inversionistas financieros Advent y Bain en 2017.
  • EasyCash: Vendido por Deutsche Bank en 2002 y ahora en manos de Ingenico.

Además de los proveedores de servicios bancarios, se han vendido otros grandes actores alemanes a inversionistas internacionales:

  • TeleCash: Adquirido por First Data de Estados Unidos en 2003.
  • InterCard: Adquirida por el fabricante de terminales Verifone en 2015.

En el resto de Europa, el progreso de consolidación es diferente. En el Reino Unido, Irlanda y Escandinavia, la primera tendencia está muy avanzada. Por el contrario, los mercados francés y español están fragmentados y el negocio de la aceptación sigue estando en gran medida en manos de los bancos.

Esperamos que pronto se complete la primera tendencia de consolidación en Alemania y que comience a acelerarse en otros países europeos, especialmente en aquellos mercados más grandes con altos niveles de fragmentación, como España, Francia e Italia. Los activos nacionales sin la suficiente escala se verán sometidos a una presión cada vez mayor a medida que avance la segunda y tercera tendencia de consolidación en Europa. Los grandes actores europeos están a la búsqueda de nuevas oportunidades de consolidación.

Tendencia dos: Consolidación regional

En la segunda tendencia de consolidación, los compradores buscan activos adicionales en regiones adyacentes para combinarlos con empresas adquiridas en la primera tendencia. Su objetivo es crear líderes de mercado nacionales o regionales que puedan obtener ventajas competitivas aprovechando las sinergias y aprovechando las economías de escala.

Esta tendencia de consolidación se inició en Europa hace unos años y ha cobrado un fuerte impulso en los últimos meses, con algunas empresas consolidándose para liderar el mercado. En enero de 2019, los propietarios de Nets, Hellmann and Friedmann and Advent, y Bain, propietarios de Concardis, completaron la fusión de sus activos. Mientras tanto, Worldline ha estado impulsando la consolidación de los mercados en Bélgica y Holanda, al comprar al líder del mercado suizo SIX Payment Services en 2018.

La fusión de BS Payone e Ingenico Payment Services (antes EasyCash) creó Payone, el proveedor líder en la región DACH (Alemania, Austria y Suiza), en enero de 2019. En Italia, la consolidación también está progresando: los inversionistas financieros Advent, Bain y Clessidra han unido sus fuerzas para comprar cinco activos de aceptación italianos y están  preparando la salida a bolsa de la combinación de Nexi.

De cara al futuro, es probable que la actividad de consolidación regional siga ganando impulso, ya que menos de diez operadores dominarán el mercado europeo. Se espera que la consolidación regional en la región DACH se complete en los próximos 12-18 meses.

Tendencia tres: Fusiones y adquisiciones transcontinentales

La tercera tendencia es la consolidación global. Los líderes regionales creados en la anterior etapa se están moviendo ahora para hacerse cargo competidores de tamaño similar en todo el mundo. El objetivo de los compradores es lograr una escala internacional para aumentar aún más la competitividad, lograr una rentabilidad sostenible y satisfacer las expectativas de crecimiento de los inversionistas.

Este proceso de consolidación global ya ha comenzado en el segmento del e-commerce. Un ejemplo es la adquisición del líder del mercado británico Worldpay por parte de la empresa americana Vantiv por el equivalente a 9,9 mil millones de dólares. Anunciada en julio de 2017, y cuya finalización estaba prevista para mediados de 2018, esta adquisición hizo que Worldpay se convierta en el mayor comprador comercial del mundo. Recientemente, FIS — un proveedor global de tecnología de servicios financieros — anunció la adquisición de Worldpay complementando su oferta de con servicios de aceptación de pagos (por un valor empresarial de 43.000 millones de dólares). En enero de 2019, Fiserv, otro proveedor global de tecnología de servicios financieros, ya había entrado en el negocio de aceptación de pagos con la adquisición de First Data por un valor de capital de US$22b. Las dos últimas operaciones reflejan una consolidación global desde una perspectiva de tecnología financiera más amplia, más allá del espacio de aceptación de pagos.

Todavía no hemos visto más transacciones globales importantes, ya que la segunda oleada de consolidación todavía ofrece muchas oportunidades para la consolidación en continentes individuales. Mientras que la consolidación de la tercera tendencia en el comercio electrónico podría aumentar a corto plazo y se espera que se acelere en el negocio de las tiendas a mediano plazo.

¿Expandirse o vender? Es hora de que los bancos elijan una estrategia para el futuro

Las tendencias de consolidación están transformando rápidamente el segmento de aceptación de pagos, creando un mercado global dominado por unos pocos proveedores.

Esta evolución resalta la importancia para que las entidades de crédito consideren su propia estrategia de aceptación de pagos. Si bien la tendencia hacia la consolidación internacional está creciendo, en nuestra experiencia, sólo unos pocos grandes bancos pueden completar con éxito este tipo de expansión debido a los altos requisitos de inversión y a los conocimientos técnicos específicos. Los otros bancos deberían considerar dos opciones estratégicas para su negocio de aceptación de pagos: 

  • Expandir los activos existentes, logrando la escala necesaria al asociarse con otros bancos, proveedores de servicios o inversionistas financieros.
  • Vender los activos existentes, en lugar de buscar asociaciones de distribución con los principales proveedores de servicios de pago.

La estrategia elegida dependerá de las circunstancias y objetivos individuales de cada banco. Sin embargo, lo importante es que los bancos pasen ahora a considerar el futuro de su oferta de aceptación de pagos — descuidar esta parte del negocio en un momento tan crítico hará que los bancos pierdan un potencial de ingresos adicional y se arriesguen a perder clientes frente a sus competidores con una oferta de servicios integrados.

Este artículo apareció originalmente en nuestro boletín de #payments - volumen 23; Los autores principales de este artículo son Jan Lettow, EY Innovalue, Director y Lars Putensen, EY Innovalue, Senior Associate.

Resumen

Tres tendencias de consolidación están reconfigurando rápidamente el segmento de aceptación de pagos, creando un mercado global dominado por unos pocos proveedores. Los bancos que no elijan una estrategia para su oferta de aceptación de pagos perderán un potencial de ingresos adicional y se arriesgarán a perder clientes frente a sus competidores con una oferta de servicios integrados.