The better the question. The better the answer. The better the world works.

Cómo una aplicación de inteligencia artificial puede ayudar a los auditores a detectar fraudes

Descubran cómo Naoto y su equipo desarrollaron un programa de IA que ayudaría a revolucionar el panorama de la auditoría.

Artesano inspeccionando un vaso de vidrio azul tallado
(Chapter breaker)
1

The better the question

¿Cómo enseñar a un algoritmo a pensar como un auditor?

Buscando agujas en un pajar.

La detección de anomalías se refiere a una práctica en la que los auditores detectan el fraude contable seleccionando muestras entre los asientos, también conocido como libro mayor general (GL), y probándolos para asegurar su exactitud. En una base de datos de 100 millones de entradas, tal vez 10 sean motivo de preocupación. Esto significa que los auditores altamente experimentados tratan de identificar las agujas en el pajar detectando de dónde puede provenir el riesgo de la auditoría. Lo hacen basándose en su conocimiento sobre los clientes, incluyendo sus negocios, políticas contables y gobierno.

(Chapter breaker)
2

The better the answer

Encontrando las agujas en el pajar

Una herramienta innovadora ayuda a los auditores a detectar entradas anómalas.

Naoto Ichihara, socio de Auditoría y Finanzas de Ernst & Young ShinNihon LLC en la oficina de Tokio, siempre tuvo una pasión por la programación. Él desarrolla modelos y sistemas para la auditoría y estaba interesado en saber cómo podía aplicarse machine learning a los datos contables. Después de estudiar los documentos académicos y algoritmos existentes, Naoto se dio cuenta que había una mejor manera de detectar anomalías a través de machine learning, y codificó una solución de IA que podía detectar entradas anómalas en grandes bases de datos, la primera de su clase en el campo de la auditoría. Nunca se imaginó como un inventor, sin embargo la tecnología fue patentada y Naoto construyó un equipo de auditores y desarrolladores para probar y mejorar el método de detección de la solución. Esta innovadora herramienta se denominó EY Helix GL Anomaly Detector, o Helix GLAD (por sus siglas en inglés).

Sin el apoyo de los auditores, la herramienta tiene un valor limitado, ya que se basa en ellos para evaluar las entradas marcadas y recomendar acciones a tomar. El equipo de EY Helix GL Anomaly Detector sabía que sería difícil convencer a los auditores de que una herramienta no probada podría ayudarles a hacer mejor su trabajo. Así que el equipo probó la solución contra un conjunto de datos en el que habían predeterminado qué información era fraudulenta. Mientras el equipo de Auditoría y Finanzas observaba el algoritmo para descubrir correctamente los fraudes, creyeron en su potencial para ayudar a auditar con mayor precisión.

Sin embargo, los auditores no tenían forma de saber por qué el algoritmo detectaba alguna anomalía en particular, lo que sería vital para evaluar su impacto. El equipo ideó una solución que aprovechó el análisis de datos para crear mapas visuales de las entradas marcadas y el motivo de su detección — el equivalente a una radiografía en su método de detección.

(Chapter breaker)
3

The better the world works

La transformación del campo de la auditoría

La tecnología de EY Helix GLAD es beneficiosa para el equipo y para la auditoría como campo en general.

En el año fiscal 18, la solución fue probada en unos 20 proyectos de clientes, y en el año fiscal 19 aumentó a 100 proyectos. A medida que más se utiliza, sus métodos de detección se vuelven más informados y precisos gracias a las respuestas de los auditores en la toma de decisiones.

El equipo también está en una mejora constante. Están animados con un espíritu pionero, entusiasmados por desarrollar y probar nuevas funcionalidades de la herramienta cada día. Están trabajando en estrecha colaboración con el Grupo de Práctica Profesional de EY para incorporar las últimas ideas, conocimientos y experiencia probada en fraude contable y metodología de auditoría para mejorar la efectividad de Helix GLAD. También están trabajando para expandir globalmente el uso de la herramienta para crear auditorías de mayor calidad más allá de Japón y en toda la línea de servicios de Auditoría y Finanzas de EY.

A través de este invento, Naoto y el equipo han introducido una nueva tecnología no sólo en la organización de EY, sino también en el campo más amplio de la auditoría con potencial de transformación.