The better the question. The better the answer. The better the world works.

Cómo las asociaciones públicas y privadas pueden transformar la gestión de la rehabilitación

Conoce cómo un equipo de EY logró el equilibrio adecuado entre eficiencia y atención, cambiando el modo en que se modelan las prisiones y la salud forense en todo el mundo.

Panaderos haciendo baguettes en una panadería
(Chapter breaker)
1

The better the question

¿Cómo pueden los servicios profesionales ayudar a los presos a reconectarse con su futuro?

La gestión de las asociaciones público-privadas es un acto de equilibrio.

Las asociaciones público-privadas (APP) son relaciones entre el sector público y uno o más socios del sector privado para entregar un resultado acordado públicamente o un servicio público. Estos acuerdos se utilizan con mayor frecuencia para mejorar la infraestructura. Los equipos que trabajan en estas asociaciones son responsables de servir no sólo a los intereses del gobierno y de los contratistas, sino también a la comunidad afectada por el desempeño del proyecto. La fortaleza del sector público radica en alcanzar los objetivos de la política social, pero a menudo le cuesta asumir los riesgos comerciales que mejoran los servicios sociales; por el contrario, el sector privado es fuerte en la toma y gestión de riesgos comerciales, pero a menudo prioriza las ganancias sobre los resultados sociales. Las APP son más exitosas cuando existe un equilibrio entre estas prioridades contrapuestas.

(Chapter breaker)
2

The better the answer

Una propuesta para combatir los problemas

Una APP tiene por objetivo abordar cuestiones críticas del sistema penitenciario.

Hace seis años, el Gobierno del Estado de Victoria en Australia buscó una propuesta de APP que pudiera ayudar a abordar dos problemas críticos que enfrentaba su sistema penitenciario: las altas tasas de reincidencia de los reclusos liberados de sus instalaciones y el bajo número de camas de hospitalización para los prisioneros que necesitan atención de salud mental. Con un profundo conocimiento de estas medidas, el equipo de EY en Melbourne, Australia, estructuró acuerdos comerciales, los primeros de este tipo, entre el gobierno y un operador de custodia para incentivar los servicios públicos de alta calidad y reducir las tasas de reincidencia. El resultado fue la apertura del Centro Correccional de Ravenhall en Melbourne.

La rehabilitación de los prisioneros, dentro o fuera de los muros, no es una ciencia exacta, requiere un enfoque de ensayo y error que incurre en costos con resultados impredecibles. El equipo de EY desarrolló un acuerdo de pago en el cual el operador de custodia y sus socios son incentivados financieramente para reducir la reincidencia de los reclusos después de su liberación. El incentivo es lo suficientemente significativo como para fomentar la investigación y el desarrollo de nuevas soluciones, abriendo la puerta a una ola de nuevos servicios y programas que pueden ser diseñados, desplegados y medidos.

Para abordar el problema de la salud mental, el equipo estructuró un acuerdo de custodia para construir una unidad forense de salud mental de máxima seguridad, con 75 camas dentro de la prisión de seguridad media, duplicando la capacidad de los servicios de hospitalización en el estado de Victoria. Sin embargo, el mero hecho de proporcionar las camas no es suficiente para una atención eficaz. El equipo de EY desarrolló un modelo en el que el operador de custodia es responsable de gestionar la instalación e integrar una serie de cuidados de modalidad "step-up y step-down" dentro de un entorno de cuidado seguro, mientras que el gobierno proporciona el personal médico especializado para dirigir la atención a los reclusos. Esta separación permite a ambas partes centrarse en lo que hacen bien y crear una estructura de colaboración en la que una no puede tener éxito sin la otra.

(Chapter breaker)
3

The better the world works

Gestionar el acto de equilibrio

El arreglo correcto puede tener resultados sociales positivos.

Aunque las operaciones de custodia está en sus inicios, el equipo de EY está profundamente involucrado en la medición y evaluación del desempeño operativo a través de un rol más amplio de apoyo en la gestión de contratos de la prisión. A medida que el tiempo proporcione más datos, el equipo los incorporará al sistema para mejorar los programas y conducir a la prisión hacia los resultados sociales deseados.

En las APP, el equipo de EY está al servicio del gobierno, los operadores y la comunidad, beneficiándose de sus resultados sociales. Al lograr el equilibrio adecuado entre eficiencia y atención, este equipo ha creado un modelo de trabajo en equipo público-privado que, excepcionalmente, sirve a los tres stakeholders y podría cambiar radicalmente la manera en que se modelan las prisiones y la salud forense en todo el mundo.