Marcar el ritmo o mantenerse al día - ¿Está la junta directiva preparada para el futuro?

20 minutos de lectura 31 jul 2019

Mostrar recursos

Descubra seis prácticas nuevas o mejoradas que su junta directiva puede adoptar para prepararse para el futuro.

En una era de transformación habilitada por la tecnología, las empresas se han alejado de las capacidades tradicionales y siguen explorando nuevos modelos de negocio y formas de trabajar, incluso en la sala de juntas. Para mantener el ritmo, las juntas directivas necesitan reconstruir y reinventar sus funciones para asegurarse de estar preparadas para el futuro.

En los últimos años, la vida media de las mayores empresas públicas de Estados Unidos ha ido disminuyendo como consecuencia de las disrupciones económicas o tecnológicas y, en algunos casos, esto se debe a que han perdido oportunidades de adaptación e innovación.1 Del mismo modo, un porcentaje significativo de las empresas que formaban parte de la lista de las mayores empresas públicas del Reino Unido en la década de 1980 han sido compradas, rechazadas o han desaparecido. Los que aún existen son los que han sido capaces de adaptarse y dar forma al futuro. 2

¿Pero algo de esto es nuevo? Las empresas siempre han operado en entornos en constante evolución. Entonces, ¿qué es lo importante ahora?

El ritmo acelerado de cambio significa que las juntas directivas deben evolucionar continuamente para empezar la transformación y tener un rendimiento efectivo ahora más que nunca. Los cambios tecnológicos, geopolíticos, demográficos y ambientales requieren que las juntas directivas hagan el trabajo duro necesario para guiar a sus empresas a aprovechar el lado positivo de la disrupción, gestionar el riesgo y optimizar el rendimiento.

EY ha identificado seis áreas clave de acción para que las juntas directivas pongan a prueba su aptitud física futura y, dentro de cada una de ellas, ha puesto de relieve las preguntas que se deben tener en cuenta:

  1. Reunir nuevas perspectivas
  2. Revitalizar la dinámica de la junta directiva
  3. Aumentar el enfoque en el largo plazo
  4. Adaptar la comunicación, proteger la reputación
  5. Alinear y supervisar la cultura
  6. Mejorar la supervisión del riesgo y el cumplimiento de las normas

Las juntas directivas preparadas para el futuro son previsoras y proactivas en la recopilación de perspectivas que podrían tener un impacto en el negocio. Son diversas por naturaleza, inclusivas y navegan por lo provocativo y lo inesperado. Tienen visión de futuro y muestran liderazgo en el equilibrio de intereses a largo plazo. Son transparentes y sensibles. Son innovadoras en su supervisión del capital humano y de la cultura como impulsores de valores. Además, tienen una visión más amplia del riesgo gracias al cumplimiento, la supervisión y la mitigación que ofrece la tecnología.

En la base de todo esto, las juntas directivas preparadas par el futuro tienen una clara concepción de propósito. A medida que se descubren nuevas fuentes de valor, un sentido claro de propósito puede proporcionar un camino a través de la disrupción al fortalecer el enfoque y la visión, crear confianza y permitir la agilidad para innovar en tiempos de transición.

Este es el caso, en particular, de las empresas con una visión amplia de la finalidad que va más allá del valor para el accionista y tiene en cuenta a otros stakeholders clave y otros factores de crecimiento.3 Como encontró Harvard Business Review en su estudio de 2018 sobre las organizaciones más duraderas del Reino Unido, las que han resistido la prueba del tiempo son las que se centran no sólo en"servir a los clientes, poseer recursos, ser eficientes y crecer", sino también las que"tratan de dar forma a la sociedad, compartir expertos,... y se centran en mejorar, no en crecer".4

Habilitar a las juntas directivas preparadas para el futuro

Trabajando con clientes de todo el mundo en prácticas nuevas y en evolución, esenciales para las juntas directivas preparadas para el futuro, los líderes de EY en materia de gobierno corporativo ahora comparten sus puntos de vista. Consideren las siguientes seis áreas de acción para probar las condiciones en las que se encuentra la junta directiva.

mirando a Corea del Norte
(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Acción 1: Reunir nuevas perspectivas

Para recibir la calidad y la amplitud de conocimientos necesarios en el entorno actual, las juntas directivas preparadas para el futuro hacen las preguntas correctas.

Reunir perspectivas no se trata sólo de obtener una visión, por ejemplo, de la calidad de la experiencia del cliente o de la comprensión del trato de los empleados, con el fin de evaluar el rendimiento pasado. Para las juntas directivas preparadas para el futuro, es importante reunir un amplio conjunto de perspectivas a nivel estratégico.

La recopilación proactiva de perspectivas y la búsqueda de aportes de los stakeholders, incluidos los inversionistas, ayuda a fundamentar las decisiones sobre la dirección estratégica, los riesgos emergentes, el propósito, los valores y la salud en el largo plazo de la empresa. ¿Qué están escuchando acerca de cómo sus stakeholders ven sus prioridades estratégicas? ¿Qué están escuchando acerca de sus preferencias para equilibrar los objetivos en el corto y largo plazo? ¿Qué están escuchando acerca de sus valores y creencias centrales? ¿Cómo están cambiando sus valores e intereses y qué les dicen estos cambios sobre las oportunidades y riesgos a los que se enfrenta el negocio?

Las juntas directivas preparadas para el futuro ayudan a sus stakeholders haciendo las preguntas correctas y esto, a su vez, ayuda a crear un diálogo bidireccional que genera confianza y maximiza el acceso al talento, a los mercados y a los clientes.

Comiencen por realizar un ejercicio, con revisiones periódicas, para mapear y priorizar a los stakeholders. Existen métodos para mapearlos por influencia e interés, o por poder e impacto, e identificar a los grupos con la "participación" más significativa en el negocio. Puede ser útil preguntarse: ¿quién se vería afectado si nuestra empresa desapareciera mañana y quién la volvería a poner en marcha porque ve el valor en el propósito o la contribución de la empresa a la sociedad?5 Esto puede estimular la discusión sobre el efecto de las actividades de la empresa y su posición en una red más amplia de intereses y valores.

Las juntas directivas preparadas para el futuro también son estratégicas en su análisis del feedback y de todo tipo de información y datos externos. Si bien es posible verse abrumado por los datos, los cuales no todos son necesariamente importantes o relevantes, las juntas directivas preparadas para el futuro se encargan de obtener la información correcta y de desarrollar sus conocimientos sobre los temas correctos.

Hacen uso de una variedad de fuentes, incluyendo las nuevas, como las redes sociales, y solicitan datos sobre nuevos tipos de métricas que podrían no haber sido recopiladas en el pasado, por ejemplo, sobre temas relacionados con la cultura, el comportamiento de los clientes o los disruptores tecnológicos que afectan a su industria.

"Hay muchos tipos diferentes de inversionistas y es importante ser proactivo para entender qué les interesa y cómo ellos y otros stakeholders están evaluando su desempeño. Las juntas directivas deben guiar sus conversaciones con los inversionistas para centrarse en cuestiones estratégicas y en las métricas que reflejen mejor el valor en el largo plazo". Ken Williamson, Partner and EY UK Corporate Governance leader

Los stakeholders materiales son diferentes para cada empresa. Las juntas directivas preparadas para el futuro son proactivas, manejan su paisaje externo y traen esa información a la mesa para una discusión sólida sobre los riesgos, las oportunidades y los posibles impactos en el propósito a largo plazo. Reinventan su ecosistema y reconstruyen el rendimiento.

Las juntas directivas deben guiar sus conversaciones con los inversionistas para que se centren en las cuestiones estratégicas y en las métricas que mejor reflejen el valor en el largo plazo.
Ken Williamson
Partner and EY UK Corporate Governance leader

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Estamos hablando con los stakeholders adecuados (tanto internos como externos) y formulando las preguntas correctas para obtener información y contribuciones sobre asuntos estratégicos?
  2. ¿Hemos revisado los tipos de información que recibimos y si hay nuevos puntos de datos que necesitamos ver?
  3. ¿Estamos haciendo uso de las perspectivas de los stakeholders, los datos externos y la experiencia relevante para educarnos sobre nuevas áreas de riesgo y oportunidad y mantener las conversaciones adecuadas?
olas que chocan contra la costa de Francia
(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Acción 2: Revitalizar la dinámica de la junta directiva

La junta directiva preparada para el futuro considera su composición en el contexto de la estrategia en el largo plazo y la necesidad de desafío, reinvención y adaptación.

¿Cómo será la sala de juntas del futuro? ¿A quién necesitan en la sala de juntas para optimizar el rendimiento ahora y en los años venideros? Mantener una diversidad de contextos, experiencia y estilo cognitivo es esencial y requiere planificación para asegurar que se mantenga el equilibrio a medida que los nuevos directores van y vienen.

En el caso de las juntas directivas preparadas para el futuro, también se trata de cómo las nuevas tecnologías y formas de trabajo añaden una nueva dimensión a la discusión sobre la diversidad. Profundizan en la pregunta: ¿Qué significa la falta de representación de las mujeres en la tecnología para la junta directiva y la empresa? ¿Qué sesgos podrían acechar dentro de los algoritmos que proporcionan información a la junta?6

Incluso con una junta directiva bien equilibrada y diversa, es posible aplastar las contribuciones y no utilizar sus activos. Este tipo de juntas valoran activamente los aportes diversos, las diferencias de opinión y las ideas disruptoras.

En un estudio reciente, "Gold Medal Boards", que se calificó de muy eficaz y supervisó a una empresa de alto rendimiento (basado en el rendimiento superior en la rentabilidad total para el accionista), informó con mayor frecuencia de que tenía un presidente que extraía experiencias relevantes de los directores, buscaba activamente diferentes puntos de vista y fomentaba y facilitaba debates de alta calidad.7

En un mundo que cambia rápidamente, las juntas directivas preparadas para el futuro reconocen el valor de la diversidad de edades – valorando a los directores más recientes y apoyándose al mismo tiempo en la experiencia. Y trabajando como un todo, actúan como juntas de aprendizaje.

En lugar de confiar en la experiencia de un director con un conjunto de habilidades relevantes, capacitan y vuelven a capacitar para que la junta en su conjunto tenga el nivel adecuado de conocimiento para tomar decisiones informadas y proporcionar un liderazgo transformador. ¿Hay un área del negocio, una tendencia de la industria, una nueva tecnología o un riesgo geopolítico emergente que la junta directiva quiera entender mejor? Aprovechar los conocimientos internos, traer expertos externos, identificar recursos y compartir experiencias. 

La auto-reflexión continua es otro sello de las juntas directivas preparadas para el futuro, con y sin la ayuda de la facilitación externa. ¿Qué son los elefantes en la habitación? ¿Qué tan efectiva es su comunicación, gestión de agenda, toma de decisiones, liderazgo y supervisión? Considere cómo los cambios en el mercado y la dinámica de la industria impactan el compromiso de tiempo, los requisitos de acceso a la información y las relaciones con la gerencia.8 Revisar, reinventar, tomar medidas audaces y desbloquear nuevos valores.

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Buscamos y alentamos lo provocativo y lo inesperado?
  2. ¿Estamos llegando más allá de nuestras capacidades tradicionales para analizar los retos y problemas de negocio desde todos los ángulos?
  3. ¿Hasta qué punto estamos abiertos a la reinvención, adaptación y transformación dentro de la sala de juntas?
arco flechas taget muro del castillo Sapin
(Chapter breaker)
3

Capítulo 3

Acción 3: Aumentar en enfoque en el largo plazo

La aptitud para el futuro se trata de desbloquear nuevos valores y preparar el negocio para el futuro.

La presión en el corto plazo sigue siendo alta entre algunos inversionistas, y con el aumento de las disrupciones y la incertidumbre, es fácil entender por qué algunas juntas directivas se centran en la supervivencia de trimestre a trimestre.

Como EY y la Coalición por un Capitalismo Inclusivo señalaron en un informe reciente sobre la medición de los factores que impulsan el valor en el largo plazo,"las mejores empresas se definen por algo más que por su rentabilidad en el corto plazo". Impulsan una prosperidad de amplia base al crear valor para los accionistas, los clientes, los empleados y la sociedad por igual".9

Las estrategias a largo plazo son importantes por su importancia sobre el terreno, pero también deben ser adaptables sobre la base de los nuevos conocimientos, las nuevas tecnologías y la evolución de la industria. Más allá de los avances tecnológicos, las disrupciones pueden provenir de la regulación, el comportamiento de los consumidores, la convergencia del sector, los patrones de empleo, las expectativas de la sociedad, la geopolítica, los fenómenos climáticos y otros factores.10

Las juntas directivas preparadas para el futuro se centran en identificar las megatendencias y orientar a la dirección para que afronte los nuevos retos e innovar para aprovechar el lado positivo de las disrupciones.

También se trata de crear un entorno de gestión que proporcione flexibilidad para desarrollar modelos de negocio mejores y más innovadores, nuevas colaboraciones y nuevas formas de trabajar, atrayendo el talento e incubando nuevas ideas.

Un reciente estudio EY de 500 ejecutivos de Estados Unidos encontró que el 42% de los ejecutivos mencionan el presupuesto limitado como su mayor barrera para activar las iniciativas de innovación.11

El uso de la información obtenida de los stakeholders es importante para crear valor en el largo plazo. Por ejemplo, las juntas a veces pueden hacer suposiciones sobre lo que les interesa a los inversionistas y a los stakeholders; lo que valoran y apoyan. Basado en otra encuesta reciente de EY, el 42% de los miembros de la junta directiva mundial consideraron que los inversores apoyarían las inversiones a largo plazo que mejoran las perspectivas de negocio a largo plazo, incluso si disminuyen el rendimiento financiero a corto plazo.

La misma encuesta reveló que, de hecho, el 60% de los inversores que respondieron estaban de acuerdo en que apoyarían este tipo de toma de decisiones en el largo plazo.12 Los conocimientos de los clientes sobre sus necesidades y problemas son también una fuente vital de información.

Las juntas directivas preparadas para el futuro se centran en articular claramente sus estrategias a largo plazo. ¿Qué inversiones están haciendo para proteger y mantener los factores de valor que sustentan el negocio? Sin una métrica universalmente aplicada y divulgada sobre los impulsores de valor del capital humano, la innovación, la cultura, la lealtad de los clientes y la confianza, puede ser un reto comunicarse con los inversores de forma coherente.

Sin embargo, en el mercado actual, los activos intangibles representan más del 50% del valor de mercado de una empresa en promedio – hasta el 80% en ciertas industrias - y la información sobre cómo se protegen estos activos es de creciente interés para los inversionistas y otros stakeholders.13 "Puede haber una desconexión entre las juntas directivas y los inversionistas, pero las juntas preparadas para el futuro comunican el valor a largo plazo, crean confianza e inspiran una nueva visión para el crecimiento y la transformación". Rohan Connors, EY Australia People Advisory Services

El proyecto Embankment Project for Inclusive Capitalism (EPIC) reunió a empresas, gestores de activos y propietarios de activos en un esfuerzo por ayudar a las empresas a comunicar cómo están creando valor a largo plazo para los mercados y el informe resultante identifica las métricas de los factores clave del valor a largo plazo. También describe el Marco de Valores a Largo Plazo que es una herramienta útil para que las juntas consideren.14

Estamos en una era de mercados súper fluidos y de convergencia de la industria. Se están creando nuevos mercados a medida que las líneas de la industria se desdibujan y "las compañías de redes sociales se están convirtiendo en emisoras de entretenimiento en vivo, los fabricantes de automóviles tradicionales se están transformando en compañías de servicios on-demand y las compañías de telecomunicaciones están aprovechando las enormes bases de consumidores, capital y datos, para disrumpir el sector bancario". 15

Las juntas directivas preparadas para el futuro se centran en la transformación y adaptación en el largo plazo. Están informadas por las megatendencias y la inteligencia de las partes interesadas y articulan claramente sus estrategias a largo plazo y su visión de crecimiento. Reinventan un futuro adecuado para un mejor mañana.

Puede haber una desconexión entre las juntas y los inversionistas, pero las juntas directivas preparadas para el futuro comunican el valor a largo plazo, crean confianza e inspiran una nueva visión para el crecimiento y la transformación.
Rohan Connors
Partner, EY Australia People Advisory Services

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Hasta qué punto estamos preparados para articular nuestra narrativa de creación de valor a largo plazo?
  2. ¿Estamos permitiendo a la gerencia experimentar, hacer apuestas y reimaginar el crecimiento fuera de nuestras capacidades tradicionales?
  3. ¿Es nuestra estrategia a largo plazo lo suficientemente adaptable e informada por la información más reciente, las megatendencias y las percepciones de los stakeholders en un mundo en rápida evolución?
cables para transformadores de postes de energía
(Chapter breaker)
4

Capítulo 4

Acción 4: Adaptar la comunicación, proteger la reputación

La reputación en un mundo cada vez más transparente puede ser un activo importante y frágil.

Los negocios hoy en día tienen una audiencia amplia y variada. Están impregnados de valores, ética y personalidades, y su tamaño, impacto e influencia pueden transformarse cada vez más en actores políticos y económicos. Las juntas directivas preparadas para el futuro reconocen que las empresas pueden fracasar si dicen una cosa y hacen otra — que para mantener la confianza con los stakeholders, es fundamental alinear el propósito con la acción.

En una reciente encuesta de EY, el 80% de los CEOs mundiales acordaron que en los próximos 5 a 10 años, la opinión pública será tan importante para las empresas como sus inversionistas.16 Esto se produce al mismo tiempo que las encuestas que indican: el 76% de la población mundial en general considera que "una empresa puede tomar medidas específicas que aumentan los beneficios y mejoran las condiciones económicas y sociales de las comunidades en las que opera"; el 67% de los empleados esperan que sus empleadores se unan a ellos para tomar medidas sobre cuestiones sociales; y más de las tres cuartas partes desean que sus CEOs tomen la iniciativa en el cambio en lugar de esperar a que el gobierno lo imponga.17

La reciente encuesta de EY también reveló que el 86% de los inversionistas dijeron que la respuesta corporativa a los retos globales será más importante para la toma de decisiones de inversión en los próximos cinco años. Mala Shah-Coulon, Associate Partner, EY UK Corporate Governance team, dijo: "Las juntas directivas preparadas para el futuro desentrañan las tendencias, analizando las causas subyacentes de determinados acontecimientos sociopolíticos para comprender cómo evolucionan las expectativas públicas de las empresas y lo que este panorama cambiante significa para sus negocios".

Es una llamada de atención para que las juntas tomen nota de que el factor más significativo que los directores ejecutivos mundiales citan como limitante para que se expresen con mayor claridad y participen en la solución de los problemas mundiales son "las actitudes, las aptitudes, la composición y el liderazgo de las juntas directivas".18 Esto fue lo primero en la lista para el 57% de los CEOs — por encima de la regulación, la compensación y los inversionistas – y sugiere que sienten que serían más activos si no fuera por la dirección desde la sala de juntas.

Las juntas directivas preparadas para el futuro reconocen el valor que puede liberarse de una mayor confianza, lealtad y compromiso por parte de los empleados y otros stakeholders, que se demuestra que aumenta significativamente cuando los empleados sienten que su empresa está participando en acciones beneficiosas en su nombre. 19 Reconocen los riesgos que pueden surgir de la formulación de políticas durante los períodos de baja confianza en los negocios y, por lo tanto, los incentivos para aumentar la comprensión y la confianza del público.

También entienden que "lo que es legal, o incluso socialmente aceptable hoy, podría fácilmente fallar las pruebas de un espíritu cambiante mañana" 20, por lo que dirigen en lugar de seguir. Las juntas directivas preparadas para el futuro empoderan a la dirección para que adopte una postura. Muestran un liderazgo audaz para impulsar un crecimiento inclusivo y sostenible para un mejor mundo de negocios.

Tomar la iniciativa en el cambio

76%

de los encuestados creen que el CEO debería tomar la iniciativa en el cambio en lugar de esperar a que el gobierno corporativo lo imponga. (Fuente: Edelman Trust Barometer 2019)

También es importante tener un claro entendimiento mutuo de la división de funciones de las comunicaciones externas y de los planes de respuesta en caso de crisis, ya sea de un ataque cibernético, el movimiento MeToo, el fraude o la destrucción del medio ambiente. El escrutinio intensificado de los ciclos de noticias de 24 horas y la propagación viral de la información significa que la claridad, la integridad y las respuestas oportunas son fundamentales para las juntas preparadas para el futuro.

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Qué tan precisa es la comprensión pública de lo que hace nuestro negocio y cómo contribuimos a la sociedad y a la economía?
  2. ¿Estamos impidiendo que la gerencia ayude a resolver los desafíos globales y se involucre con los empleados y otros stakeholders en temas que les interesan?
  3. ¿Cuán preparados estamos para responder ante una crisis y cuán seguros nos sentimos de que se está viviendo nuestro propósito y de que siempre podemos mantener nuestros valores?
regata mar Suecia
(Chapter breaker)
5

Capítulo 5

Acción 5: Alinear y supervisar la cultura

Las tecnologías emergentes están cambiando el lugar de trabajo y teniendo un impacto en la cultura.

Los reguladores e inversionistas de todo el mundo están interesados en saber cómo las empresas están aprovechando mejor la estrategia y la cultura del talento para acelerar el éxito a largo plazo y mejorar la viabilidad. 21 La cultura es un activo estratégico y las juntas directivas preparadas para el futuro se centran en la comprensión y el seguimiento de las métricas que mejor reflejan la alineación de la cultura de la empresa con la estrategia en el largo plazo.

Estas pueden cambiar con el tiempo, especialmente en esta era de transformación, cuando las estrategias deben ser adaptables para enfrentar nuevos desafíos. Por ejemplo, una empresa que anteriormente se ha centrado en la eficiencia, puede que tenga que pasar a centrarse en la innovación o en la calidad.

Se necesitan tiempo y recursos para impulsar los cambios culturales que las juntas directivas preparadas para el futuro reconocen, y exploran nuevas métricas, se comprometen con los influyentes y reconsideran los incentivos, a medida que crean una nueva normalidad.

En una encuesta reciente de EY, el 73% de los directores ejecutivos de los mercados medianos del mundo dijeron que planeaban adoptar inteligencia artificial en los próximos dos años.22 Estos desarrollos pueden mejorar la retención del talento al permitir que los empleados se centren en un trabajo más estratégico, pero también existen retos. Muchos líderes están trabajando para construir mayores competencias técnicas y hacer frente a la escasez de talentos. Los trabajadores digitales y de contingencia pueden trabajar a distancia y necesitar nuevas estrategias para integrar una cultura cohesiva.

Las juntas directivas preparadas para el futuro tienen una visión clara de la cultura corporativa, alineada con la estrategia a largo plazo y capacitan a la gerencia para integrar la cultura en todo el negocio. Luego llevan a cabo su función de monitoreo utilizando nuevas métricas no consideradas tradicionalmente por la junta para ver los problemas desde todos los ángulos. “Los juntas directivas preparadas para el futuro envían un mensaje fuerte y un tono claro desde la cima sobre la cultura. Son rigurosos y creativos para encontrar formas de medir y monitorear la alineación de la cultura con la estrategia y el impacto de la cultura en el comportamiento y el compromiso corporativo ”. Rani Doyle, Executive Director, EY Americas, Center for Board Matters

Algunas juntas están obteniendo información de redes sociales, sitios de revisión de empleados, tasas de rotación, datos de entrevistas de salida, tendencias de líneas directas, efectividad de la capacitación y esquemas de incentivos. Las juntas preparadas para el futuro también utilizan y fomentan el uso de grandes datos por parte de la gerencia, por ejemplo, en el análisis de incidentes de salud y seguridad para encontrar formas de reducir los incidentes dañinos.23

Incluso cuando el rendimiento es alto, las juntas preparadas para el futuro miran por debajo de la superficie para entender qué comportamientos están impulsando el rendimiento y qué retos se están afrontando. 24 En una guerra por el talento, la cultura es un activo intangible clave que debe ser protegido. El 58% de los millennials dejan su trabajo dentro de los primeros tres años y "los empleadores necesitan ir más allá de los enfoques tradicionales si quieren conservar su fuerza laboral".25

Las juntas directivas preparadas para el futuro envían un mensaje fuerte y un tono claro desde la cima sobre la cultura. Son rigurosos y creativos para encontrar formas de medir y monitorear la alineación de la cultura con la estrategia y el impacto de la cultura en el comportamiento y el compromiso corporativo.
Rani Doyle
Executive Director, EY Americas, Center for Board Matters

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Qué tan efectivamente estamos supervisando los cambios en la cultura a medida que nuestra estrategia cambia para enfrentar nuevos desafíos y construir una fuerza laboral enfocada en el futuro?
  2. ¿Estamos siendo creativos en el uso de los datos para construir una imagen de la cultura desde todos los ángulos?
  3. ¿Qué tan claramente estamos comunicando la cultura que necesitamos para impulsar la estrategia y monitorear la alineación?
man stand up paddle board hole melted iceberg Alaska
(Chapter breaker)
6

Capítulo 6

Acción 6: Mejorar la supervisión del riesgo y el cumplimiento

Las juntas directivas preparadas para el futuro aceptan el riesgo y aprovechan las ventajas.

Tienen un enfoque pragmático para la exploración del horizonte, la recopilación de información externa y el despliegue de mecanismos de supervisión.26 También piensan ampliamente sobre los riesgos indirectos y emergentes y hacen uso de técnicas automatizadas para un monitoreo más continuo de los riesgos emergentes, desplegando umbrales de tolerancia para los Indicadores Clave de Riesgo (KRIs).

En una encuesta realizada por EY a más de 2.000 ejecutivos de todo el mundo27, más de un tercio calificó el fraude y la corrupción como el mayor riesgo para su negocio, mientras que los otros riesgos mejor calificados fueron el ciberataque, el entorno macroeconómico y el cambiante entorno normativo. En la misma encuesta, el 66% de los jefes de cumplimiento declararon que el gasto en cumplimiento debe aumentar.

Las herramientas de cumplimiento digital, que utilizan analítica predictiva y alertas de riesgo en tiempo real, pueden optimizar la supervisión y la elaboración de informes, e incluso el uso de recursos. Por ejemplo, la inteligencia artificial puede utilizarse para proporcionar comunicaciones basadas en el riesgo adaptadas a las personas en tiempo real, en lugar de cursos de formación en el aula o por internet.28

También hay nuevas fuentes de datos que pueden soportar una función de riesgo y cumplimiento; por ejemplo, correos electrónicos, redes sociales, video y mensajes de voz y texto que pueden ayudar en el análisis de riesgos o eventos clave. 29

Se puede desplegar un conjunto de herramientas de analítica de datos que EY llama "Finance 4.0" para proporcionar una mayor seguridad y confianza a los stakeholders internos y externos en la información financiera y no financiera.30 Las juntas directivas preparadas para el futuro se centran en el mundo en evolución de las tecnologías de presentación de informes, supervisión y cumplimiento, así como en las inversiones y los cambios culturales necesarios para hacerlas posibles. "Si los miembros de la junta son capaces de acceder a la información de una manera más inteligente y eficaz, se trata de un producto muy valioso y les permite tomar mejores decisiones comerciales en tiempo real". Christopher Gallagher, Partner and EY UK&I Risk Advisory practice leader.

Uno de los cambios necesarios es el desarrollo de nuevas competencias de los profesionales de finanzas, riesgos y cumplimiento, así como de las juntas y comités de auditoría. Por ejemplo, el uso de estas tecnologías requiere un fuerte conocimiento de los marcos legales para el alojamiento de datos externos, los procedimientos de auditoría en diferentes plataformas y los riesgos de protección de datos internos y externos.

Si los miembros de la junta son capaces de acceder a la información de una manera más inteligente y eficaz, se trata de un producto muy valioso y les permite tomar mejores decisiones comerciales en tiempo real.
Christopher Gallagher
Partner and EY UK&I Risk Advisory practice leader

Preguntas para su junta directiva:

  1. ¿Estamos combinando datos ricos y tecnología inteligente para potenciar nuestra supervisión de riesgos y cumplimiento?
  2. ¿Qué nuevas habilidades y competencias se necesitan a nivel de la junta directiva y la gerencia para aprovechar al máximo la información de "Finance 4.0"?
  3. ¿La junta directiva está tratando los datos como un activo estratégico y los riesgos del gobierno de datos están incluidos en las evaluaciones de riesgos de la junta directiva?

Resumen

El futuro pertenece a aquellos que pueden marcar el ritmo, reimaginar su ecosistema, reformar el rendimiento y reinventarse a sí mismos. Las juntas directivas preparadas para el futuro reinventan su ecosistema logrando claridad sobre el entorno de los stakeholders y reuniendo perspectivas externas para arrojar luz sobre los riesgos y las oportunidades.

Reestructuran el desempeño al mejorar su toma de decisiones a través de la diversidad y mirando hacia el largo plazo. Y se reinventan a sí mismos con una comunicación clara, alineando valores y cultura cuando es necesario y revitalizando los mecanismos de riesgo y cumplimiento.

Un claro sentido de la finalidad actúa como una brújula, fijando el rumbo hacia el norte y actuando como una herramienta de navegación para las juntas directivas preparadas para el futuro, con el fin de crear un mañana mejor.

Acerca de este artículo