Alfredo Álvarez, Socio Líder de Energía para EY Latinoamérica

El principal desafío en el futuro próximo será enfrentar y manejar las ineficiencias en exploración y producción, manteniendo un enfoque resiliente que maximice los recursos disponibles para mantener niveles estables de producción.

Este año podemos esperar que los actores de la industria intenten aumentar la búsqueda de nuevos yacimientos, por lo que deben enfocarse en soluciones de medioambiente, salud, y seguridad (EHS, por sus siglas en inglés) para buscar la continuidad de la producción y procurar una operación segura.

Logotipo de SAP

En lo que se refiere a la refinación y distribución, podemos esperar que continúen los esfuerzos por utilizar el sistema de refinación nacional para reducir las importaciones y ampliar la administración del gobierno sobre la producción y comercialización de combustibles.

En cuanto al sector de gasolineras, podemos esperar esfuerzos para obtener mayores ingresos en negocios de no combustibles (tiendas de consumo y de conveniencia, tintorerías, panaderías, etcétera) y productos asociados a los automóviles (refacciones y mantenimiento). Este sector buscará la fidelización del consumidor, con herramientas como programas de lealtad y digitalización.