¿Son las finanzas el mayor obstáculo en la carrera hacia el cero neto? ¿Son las finanzas el mayor obstáculo en la carrera hacia el cero neto?

Autores
Ben Warren

EY Global Power & Utilities Corporate Finance Leader

Asesor en materia de adquisiciones, política normativa y fusiones y adquisiciones en toda la cadena de valor de la energía, los residuos y el agua.

Arnaud de Giovanni

EY Global Power & Utilities Strategy and Transactions Leader

Pensador centrado en el futuro con más de dos décadas de experiencia guiando negocios de energía y servicios públicos a través de la transformación.

18 minutos de lectura 18 may 2021

RECAI 57: con COP26 en el horizonte, los gobiernos y los inversores institucionales deben estar a la altura del Acuerdo de París.

Este artículo forma parte de la 57ª edición del Renewable Energy Country Attractiveness Index (RECAI).

En resumen
  • Los gobiernos deben aumentar su ambición para conseguir que el mundo se sitúe en una trayectoria que limite el aumento de la temperatura global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales.
  • Los inversores institucionales necesitan compromisos más claros sobre el gasto en infraestructuras y detalles sobre los proyectos de inversiones relevantes que pueden ser apoyados.
  • Los países desarrollados deben aumentar el gasto en investigación y desarrollo de energías limpias, y cumplir con la financiación climática prometida para los países en desarrollo.

Amedida que nos acercamos a la Conferencia de las de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se celebrará en el Reino Unido en noviembre de 2021, aumenta la presión para que se tomen medidas sobre el cambio climático.

En general, se considera el momento más importante para el clima desde la firma del Acuerdo de París hace seis años, y todas las miradas están puestas en que los gobiernos cumplan con sus contribuciones determinadas a nivel nacional, aumenten su ambición y pongan al mundo en una trayectoria para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales.

No sólo la presión pública sobre los gobiernos para que aborden la creciente crisis climática, sino que también aumentan los llamamientos a los inversores institucionales para que den un paso al frente. El devastador impacto de la pandemia de COVID-19 sólo ha servido para aumentar la importancia de que los inversores institucionales aborden los riesgos ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG, por sus siglas en inglés) y de sostenibilidad.

En esta edición del Renewable Energy Country Attractiveness Index (RECAI), destacamos cómo los gobiernos deben cumplir las promesas de gasto para la transición energética. Los compromisos de cero emisiones asumidos por China y EE.UU. el año pasado representan un gran paso adelante para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París y, el mes pasado, las dos superpotencias anunciaron que están comprometidas a trabajar juntas, y con otros países y regiones, para hacer frente al cambio climático. Acordaron debatir nuevas medidas específicas para reducir las emisiones y ayudar a los países en desarrollo a financiar el cambio a la energía baja en carbono, pero aún no se sabe cómo financiarán China y Estados Unidos esta transición.

Las principales naciones desarrolladas deben demostrar que cumplirán su palabra de aumentar el gasto en investigación y desarrollo de energías limpias hasta los 10.000 millones de dólares anuales, como parte de Mission Innovation. Además, deben demostrar que son auténticos en su promesa de aportar 100.000 millones de dólares anuales de financiación para el clima a los países en desarrollo.

Entretanto, el mes pasado cobró impulso la transición hacia la reducción de las emisiones de carbono: en una cumbre sobre el clima organizada por el Presidente Biden, EE.UU. se comprometió a reducir para 2030 las emisiones de carbono en 50%-52% por debajo de los niveles de 2005.

Unos compromisos más claros por parte de los gobiernos en materia de gasto en infraestructuras — y los detalles de los proyectos de inversiones relevantes que probablemente se apoyen — ayudarían a aumentar las oportunidades de financiación para los inversores institucionales y las aseguradoras.

RECAI 57 también examina el rol que pueden desempeñar los inversores institucionales en la financiación de la transición energética para encaminarnos hacia el cumplimiento del Acuerdo de París. El año pasado, las inversiones globales en capacidad de energía renovable crecieron un 2%, hasta alcanzar los 303.500 millones de dólares. Se trata de la segunda cifra anual más alta de la historia, un logro impresionante teniendo en cuenta que 2020 fue un año tan difícil.

Sin embargo, sigue existiendo un déficit de financiación, y los profesionales de EY estiman que el desarrollo futuro de las energías renovables a nivel global supone un desafío de inversión de 5,2 millones de dólares, según el escenario de políticas actuales de la Agencia Internacional de la Energía. En torno a 7,7 millones de dólares están comprometidos con las energías renovables, mientras que se necesitan 12,9 millones de dólares en el escenario de desarrollo sostenible .

ESG ha subido en la agenda como resultado de la pandemia de COVID-19, y el interés de los inversores institucionales en las energías renovables sigue creciendo. Sin embargo, unos compromisos más claros por parte de los gobiernos sobre el gasto en infraestructuras — y los detalles de las líneas de inversión relevantes que probablemente se apoyen — ayudarían a aumentar las oportunidades de financiación para los inversores institucionales y las aseguradoras.

En esta edición de RECAI también presentamos dos casos de estudio sobre el hidrógeno verde procedentes de diferentes regiones. La situación del hidrógeno verde encarna el problema más amplio al que se enfrenta la transición hacia las bajas emisiones de carbono: las tecnologías emergentes — no sólo el hidrógeno, sino también los vehículos eléctricos y el almacenamiento de baterías — ofrecen un enorme potencial para alcanzar el objetivo de cero emisiones, pero requieren una financiación significativa para llevarlas a escala y hacerlas competitivas en cuanto a costos.

Por último, analizamos en profundidad los mercados energéticos de Asia Oriental, que presenta una sólida perspectiva para las energías renovables. No sólo el compromiso de China con la energía neta cero fue un gran paso adelante, sino que también se produjeron compromisos de Japón y Corea del Sur el año pasado. Como resultado, es probable que la región se beneficie de una aceleración del crecimiento de las energías renovables, construyendo la cadena de suministros, bajando los costos de la tecnología y atrayendo el interés de la inversión internacional.

En el sudeste asiático, la demanda de energía se está disparando. Con 45 millones de personas que aún no están conectadas a la electricidad, y con una previsión de crecimiento de la población del 25%, las energías renovables pueden desempeñar un papel clave para satisfacer esta demanda en crecimiento. Abordar el cambio climático y gestionar los riesgos climáticos será una prioridad en esta región, ya que varios de estos mercados se encuentran entre los más vulnerables al cambio climático.

COP26 ofrece al mundo una plataforma para acelerar la transición energética, pero el éxito durante su preparación, en la propia conferencia y tras su conclusión requerirá un esfuerzo de colaboración. Siga leyendo para descubrir cómo una variedad de stakeholders puede dar un paso adelante y poner al mundo en el camino hacia la realización del Acuerdo de París, mientras resumimos algunas de las historias clave sobre energía renovable de todo el mundo.

  • Metodología

    La clasificación del índice refleja la evaluación de EY de los factores que impulsan el atractivo del mercado en un mundo en el que las energías renovables han ido más allá de la descarbonización y la dependencia de las subvenciones.

    Hemos definido las preguntas que se formulan basándonos en lo que consideramos tendencias del mercado global que afectan a las prioridades de inversión y despliegue, y en los desafíos y factores de éxito que afectan a los clientes de EY:

    • ¿Existe una necesidad a largo plazo de suministro de energía adicional o de reemplazo? En caso afirmativo, ¿hay razones de peso para que la energía provenga de recursos renovables en particular?
    • ¿La política obstaculiza o favorece la capacidad de explotar las oportunidades de las energías renovables en un país o región?
    • ¿Se han establecido componentes esenciales para garantizar la ejecución de los proyectos, como contratos a largo plazo, infraestructura de red (incluido el almacenamiento) y disponibilidad de financiación?
    • ¿Qué revela la fortaleza de los recursos naturales, el historial y el portafolio de proyectos sobre las perspectivas de determinadas tecnologías renovables?
    • Incluso si todos los demás elementos están en su sitio, ¿la estabilidad macroeconómica y el clima de inversión permiten o impiden la facilidad para hacer negocios en un país o región?

    Estos pilares del índice, por tanto, hacen hincapié en aspectos fundamentales como el imperativo energético, la estabilidad política, la ejecución de proyectos (incluida la disponibilidad de capital) y la diversidad de recursos naturales, factores que se convertirán cada vez más en diferenciadores clave del mercado a medida que los mercados avancen hacia la paridad de red y las motivaciones "artificiales", como las subvenciones gubernamentales o la delimitación de las tecnologías, pierdan importancia.

    Consideración de COVID-19

    Se ha añadido temporalmente un parámetro de corrección de COVID-19 al RECAI para reflejar el impacto de la pandemia, que creemos que tendrá un efecto amortiguador a corto plazo en la transición de las energías renovables. Tras su introducción en el RECAI 55, publicado en mayo de 2020, empezamos a reducir el peso del parámetro COVID-19, y es probable que se elimine por completo en los próximos seis meses, a medida que los datos que alimentan el RECAI empiecen a tener en cuenta el impacto de COVID-19, y el efecto de la pandemia desaparezca. El nuevo parámetro de corrección de COVID-19 se centra en cuatro criterios, para los que el país o la región recibe una puntuación. Los criterios son:

    • La solidez del sistema sanitario del país o de la región
    • El tamaño de la población en riesgo, basado en la demografía
    • Vulnerabilidad o shock económico
    • Métricas de COVID-19 reportadas (muertes, conteos de casos y pruebas realizadas)
    Determinación de la clasificación

    Cada parámetro dentro de los cinco pilares comprende una serie de conjuntos de datos que se convierten en una puntuación (de uno a cinco) y se ponderan para generar las puntuaciones de los parámetros. A continuación, se ponderan de nuevo para obtener las puntuaciones de los pilares y, por último, la puntuación y la clasificación general de RECAI. Las ponderaciones se basan en la evaluación de EY de la importancia relativa de cada conjunto de datos, parámetro y pilar a la hora de tomar decisiones de inversión y despliegue. También se asigna a cada tecnología una ponderación basada en su cuota de niveles de inversión históricos y previstos.

    Separados del índice principal, las clasificaciones de los índices específicos de tecnología EY reflejan una puntuación media ponderada en los parámetros específicos de tecnología y una puntuación combinada que cubre nuestros otros parámetros de mercado macro y mercado de energía. Esto se debe a que algunos mercados pueden ser muy atractivos para tecnologías específicas, pero se enfrentan a otras barreras importantes de entrada.

    Los conjuntos de datos se basan en datos disponibles públicamente o comprados, en análisis de EY o en ajustes de datos de terceros. No podemos revelar públicamente los conjuntos de datos subyacentes o las ponderaciones utilizadas para elaborar los índices.

    Si desea discutir cómo el análisis podría ayudar a sus decisiones o transacciones comerciales, por favor, contacte a Phil Dominy, Senior Advisor, de Ernst & Young LLP.

(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

China: Un año récord para la energía eólica, pero objetivos de emisiones menos ambiciosos

Con una "modesta aceleración" en la descarbonización, China se compromete a trabajar con EE.UU. sobre el cambio climático. (Clasificación RECAI – 2)

China añadió la asombrosa cifra de 72,4GW de nueva energía eólica en 2020, incluyendo 48GW solo en diciembre, ya que los promotores se apresuraron a superar el corte de las subvenciones a la energía eólica terrestre — China ya no aprobará proyectos eólicos terrestres subvencionados después de 2020. Representa un aumento del triple respecto a 2019 y es más del doble del récord anterior del país.

Sin embargo, la cifra comunicada por la Administración Nacional de Energía de China podría estar sesgada por 26,3GW, ya que incluye las conexiones a la red que se instalaron, pero no se conectaron, a finales de 2019, según Feng Zhao, Jefe de Estrategia e Inteligencia de Mercado del Consejo Mundial de la Energía Eólica. Independientemente de ello, la cifra neta de 46,1GW en 2020 seguiría representando un tremendo logro para China, y casi equivale a toda la capacidad global instalada en 2018.

China también instaló 3GW de energía eólica marina en 2020, lo que representa la mitad de la nueva capacidad global construida el año pasado. Es el tercer año consecutivo en que China lidera la nueva capacidad eólica marina anual. Además, añadió 49,3GW de capacidad solar, por encima de los 29,7GW de 2019.

A pesar de este mayor crecimiento de la instalación eólica y solar, a nivel político, los objetivos de emisiones establecidos en el 14º Plan Quinquenal de China para 2021-2025 son considerados por algunos analistas como lentos y que dejan la puerta abierta al crecimiento de las emisiones durante los próximos 10 años.

Uno de los principales objetivos del plan — una cuota del 20% de energía no fósil en el consumo total de energía para 2025, un aumento desde el 15,9% en 2020 — ha sido calificado como una "modesta aceleración" por los comentaristas. Esto ha llevado a pedir a China que haga más para alcanzar su objetivo climático de alcanzar el pico de emisiones de carbono antes de 2030.

El mes pasado, China y Estados Unidos anunciaron que trabajarían juntos, y con otros países y regiones, para hacer frente al cambio climático. Las dos superpotencias acordaron debatir nuevas acciones específicas para reducir las emisiones y ayudar a las naciones en desarrollo a financiar el cambio a la energía baja en carbono.

(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Brasil: Un salto adelante para regular el sector eólico marino

La legislación propuesta pediría a los promotores que pagaran hasta el 5% de la producción de energía y otros cargos. (Clasificación RECAI – 11)

Brasil sigue adelante con sus planes de despliegue de capacidad eólica marina. Actualmente, no tiene ninguna turbina en su costa atlántica de 8.000 km, pero en febrero se propuso en el Congreso un nuevo proyecto de ley que, de aprobarse, abriría el sector.

El país se ha enfrascado en un debate sobre la forma en que las aguas brasileñas deben ser objeto de concesiones o arrendamientos para el desarrollo de la energía eólica marina. El nuevo proyecto de ley pediría a los promotores que pagaran hasta el 5% de la producción de energía y otros cargos. Un proyecto de ley de energía eólica marina más antiguo, que propone un sistema de "primero en llegar", sin cobrar primas ni arrendamientos, ha sido aprobado por el Senado y está siendo debatido por la Cámara Baja. Se espera que los dos proyectos de ley se combinen cuando el nuevo proyecto llegue a la Cámara Baja.

Por su parte, la autoridad medioambiental federal de Brasil, IBAMA, publicó el año pasado unas directrices para la concesión de licencias para proyectos de energía eólica marina. Además, la autoridad federal de planificación energética, EPE, publicó una hoja de ruta para el sector que llamaba la atención sobre los cuellos de botella de las infraestructuras.

El potencial de Brasil en materia de energía eólica marina podría experimentar un fuerte crecimiento, gracias, en parte, a una plataforma continental de 50 m de profundidad y 30 km de ancho y a velocidades de viento de entre 7 y 7,5 m/s. Equinor e Iberdrola ya han solicitado licencias para 4GW y 9GW respectivamente, mientras que la empresa nacional BI Energia ha presentado una solicitud para construir parques eólicos marinos. Total y Enauta también han manifestado su interés.

Sin embargo, para que la nueva industria despegue, habrá que reducir los costos. En la actualidad, los planificadores de Brasil deben seguir una normativa que impone un orden de contratación que combina el precio más bajo con la seguridad del suministro. Dado que el parque eólico terrestre de Brasil, de 18GW, vende la energía a menos de 90BRL/MWh (13 USD/MWh), la energía eólica marina — que tiene un precio medio global de aproximadamente 50 USD/MWh —- es actualmente demasiado cara para conseguir contratos de energía en una licitación gubernamental.

(Chapter breaker)
3

Capítulo 3

Polonia: Aprobada la legislación sobre la energía eólica marina

Sus inversores son responsables de construir y financiar la conexión de los parques eólicos a la red nacional. (Clasificación RECAI – 22)

Polonia ha aprobado la Ley Offshore que regula el desarrollo de parques eólicos marinos en el Mar Báltico. Su objetivo es ofrecer 5,9GW de capacidad a través de contratos por diferencia para finales de junio de 2021. Se trata de un aumento con respecto al anterior proyecto de ley de energía eólica marina, que permitía 4,6GW. Los primeros proyectos podrían entrar en funcionamiento en 2025.

Se espera que los inversores se encarguen de construir y financiar la conexión de los parques eólicos marinos a la red nacional. El operador estatal de la red de transporte de Polonia, Polskie Sieci Elektroenergetyczne, tendrá el derecho de tanteo en caso de una posible venta por parte de un inversor.

Esta es la primera fase de desarrollo en Polonia. Los planes para la segunda fase incluyen dos subastas, la primera en 2025 y la segunda en 2027, ambas por 2,5GW de capacidad. De este modo, la capacidad eólica marina total de Polonia, operativa o en desarrollo, ascendería a 10,9GW en 2027. También prevé una cartera de proyectos de hasta 28GW. Polonia se considera un trampolín potencial para los mercados de Europa no occidental, y su éxito podría hacer que los promotores volvieran la vista hacia el Mar Negro.

(Chapter breaker)
4

Capítulo 4

Turquía: La licitación de la eólica marina se prevé para los próximos tres años

Turquía tiene un potencial técnico de 75GW en los 200km de su costa, según el Banco Mundial. (Clasificación RECAI – 25)

El Banco Mundial está elaborando una hoja de ruta a largo plazo para la energía eólica marina para Turquía, con el objetivo de celebrar una licitación en los próximos dos o tres años. Tras la cancelación de una subasta de energía eólica marina de 1,2GW a mediados de 2018, el Banco Mundial está gestionando el desembolso de fondos de la UE para apoyar los estudios de viabilidad y medioambientales antes de un segundo intento de subasta.

Se están evaluando emplazamientos en el Mar de Mármara y el Mar Negro. Las velocidades del viento en la parte turca del Mar Negro se estiman entre 7m/s y 7,5m/s, en aguas principalmente profundas. Actualmente, no se están evaluando emplazamientos en los mares Egeo o Mediterráneo, aunque se estaban examinando tres emplazamientos para el intento de licitación cancelado en 2018. La posibilidad de emplazamientos en el mar Egeo podría verse limitada por la cercanía de varias islas griegas a las costas turcas.

Según el Banco Mundial, Turquía tiene un potencial técnico de 75GW de energía eólica marina en un radio de 200 km de sus costas, que comprende 63GW de energía eólica flotante y 12GW con cimientos fijos en el fondo.

Turquía se encuentra entre los 10 primeros países de Europa en cuanto a capacidad eólica instalada y está entre los 5 primeros fabricantes de equipos de turbinas eólicas de Europa, produciendo tanto equipos terrestres como marinos.

(Chapter breaker)
5

Capítulo 5

Grecia: Las subastas de energías renovables podrían sumar 2,1GW en 2025

La nueva licencia digitalizada agilizará el proceso para que los promotores participen en las subastas nacionales. (Clasificación RECAI – 26)

La Autoridad Reguladora de la Energía (RAE, por sus siglas en inglés) de Grecia ha anunciado que celebrará una licitación conjunta de energía eólica y solar el 24 de mayo. Será la tercera licitación conjunta de energías renovables del país y ofrecerá 350MW de capacidad a los licitadores. El proceso estará abierto a proyectos solares con una capacidad de hasta 20MW y proyectos eólicos de hasta 50MW.

La RAE dice que se establecerá un precio máximo de 53,86 euros/MWh (64,04 dólares/MWh) para los posibles licitadores. La primera subasta conjunta de Grecia para proyectos eólicos y solares tuvo lugar en abril de 2019, cuando se adjudicaron 437MW de capacidad. La subasta del año pasado adjudicó 503MW de capacidad, incluyendo una tarifa récord de 49,11 euros por MWh (58 dólares/MWh) para un proyecto solar de 200MW en Ptolemaida de la empresa estatal Public Power Corporation.

La próxima subasta será la primera de las seis que Grecia tiene previsto celebrar antes de finales de 2024, con el objetivo de adjudicar 2,1GW de capacidad de energías renovables. Su régimen de licitación ha supuesto una reducción constante de las tarifas y ha creado un entorno competitivo para las empresas nacionales.

Grecia también ha introducido un nuevo proceso digitalizado de concesión de licencias, que contribuye a agilizar los procedimientos para que los promotores participen en las subastas nacionales de energías renovables.

(Chapter breaker)
6

Capítulo 6

Bélgica: Se reducen las subvenciones a la energía eólica en la región de Flandes

Una treintena de proyectos se ven afectados por las nuevas normas, mientras los promotores se preparan para la supresión de las subvenciones. (Clasificación RECAI – 30)

La región belga de Flandes ha reducido los pagos de las subvenciones para futuros proyectos eólicos. Los parques eólicos de 2,5MW o más entrarán ahora en una franja de pago más baja, frente al límite anterior de 3MW.

En Flandes también se ha introducido una reducción de los parámetros de la tasa de rentabilidad interna para los parques eólicos que entran en el régimen de ayudas, así como el mandato de que los proyectos eólicos solo reciban el pago correspondiente a su capacidad nominal. Estas medidas se adoptan mientras los promotores se preparan para la supresión gradual de las subvenciones en 2024.

Los cambios también impiden que los promotores se aprovechen de una laguna jurídica que les permitiría rebajar el precio de los parques eólicos instalados para poder obtener mayores subvenciones. La nueva normativa afectará a unos 30 proyectos eólicos autorizados en Flandes.

(Chapter breaker)
7

Capítulo 7

Hungría: El sol brilla en el sector solar húngaro

Los adjudicatarios de la última subasta recibirán pagos de la tarifa de alimentación (FIT, por sus siglas en inglés) durante 15 años. (Clasificación RECAI – 38)

La segunda subasta de energías renovables de Hungría, celebrada en octubre, tuvo un exceso de solicitudes. De los 257 proyectos presentados (de los cuales 256 eran proyectos solares y el otro una planta geotérmica de 0,5MW), solo 36 proyectos fueron adjudicados.

Para las pequeñas centrales fotovoltaicas de entre 300kW y 1MW, la oferta más baja fue de 21000 HUF/MWh (71 USD/MWh). Para los proyectos de entre 1MW y 49,9MW, la oferta más baja fue de 16180 HUF/MWh (54,9 USD/MWh).

En total, la Autoridad Reguladora de Energía y Servicios Públicos de Hungría (HEA, por sus siglas en inglés) espera contratar 390GWh. En la primera subasta de energías renovables de Hungría, celebrada en marzo de 2020, contrató 199GWh. En la segunda licitación, se aumentó el límite de capacidad, de 20MW a 50MW, para los proyectos a gran escala, lo que fue muy popular entre los inversores extranjeros. HEA concederá pagos de FIT durante 15 años a los 36 proyectos ganadores, para completar los precios de la electricidad al por mayor.

A pesar del fuerte crecimiento del mercado solar fotovoltaico húngaro, su mercado de energías renovables sigue obstaculizado por un impuesto que apoya a los pequeños productores de calefacción urbana. Hungría ha situado la energía solar en el centro de su política de energías renovables, estableciendo un objetivo de 6GW de capacidad solar fotovoltaica para 2030, con una capacidad existente ligeramente superior a 1GW.

(Chapter breaker)
8

Capítulo 8

Kenia: La mirada puesta en el avance de la energía solar

Dos plantas de 40MW previstas para finales de 2021, ya que Kenia busca impulsar la absorción doméstica e industrial. (Clasificación RECAI – 40)

Se espera que Kenia añada este año a la red nacional 80MW de energía solar, lo que supone un enorme aumento para un país que actualmente genera unos 200MW de energía solar. Dos plantas solares, ambas de 40MW, han recibido la aprobación y serán construidas por inversores privados. Está previsto que entren en funcionamiento antes de finales de año.

Con abundante sol durante todo el año en la mayoría de sus regiones, Kenia es un lugar ideal para la energía solar, tanto en instalaciones a escala comercial como en tejados.

Mientras tanto, el país está planeando revisar su marco legal en materia de energía solar para mejorar su adopción por parte del sector industrial. Para impulsar el uso de las instalaciones domésticas en los tejados, Kenia está tratando de introducir normas para los equipos solares importados, con el fin de proteger a los consumidores de los productos de baja calidad. En la actualidad, el país importa más del 90% de sus equipos solares.

Kenia se ve obstaculizada por la falta de tecnología y capacidad de producción local, y la Autoridad Reguladora de la Energía y el Petróleo está estudiando actualmente un nuevo marco normativo para promover la transferencia de tecnología.

(Chapter breaker)
9

Capítulo 9

Francia: se convoca la cuarta ronda de licitaciones en Normandía de 1GW

Un proceso de tres fases para un parque eólico de 500 km en el Canal de la Mancha ayudará a suministrar energía a 800.000 hogares. (Clasificación RECAI – 5)

Francia abrió en enero una licitación para la construcción, explotación y mantenimiento de un parque eólico marino en el Canal de la Mancha, frente a la costa de Normandía. Tendrá una capacidad de entre 900MW y 1.050MW, repartidos en una zona de 500km.

El concurso constará de tres fases: el promotor seleccionado, responsable de la financiación y gestión del proyecto, se anunciará en 2022; se realizarán estudios medioambientales en la zona del proyecto, en consulta con los stakeholders relevantes; y el parque eólico se construirá a continuación a una distancia mínima de 30 km de la costa de Normandía, para minimizar el impacto en las actividades pesqueras, el tráfico marítimo y el medio ambiente marino.

Una vez terminado, se espera que genere suficiente electricidad para abastecer a 800.000 hogares, y será el octavo parque eólico marino de Francia. El año pasado, el Gobierno anunció planes para licitar 2,4GW de energía eólica marina que se pondrán en marcha en 2023.

Resumen

Se espera que la Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26) sea el momento más importante para el clima desde la firma del Acuerdo de París hace seis años. Como nunca antes, los gobiernos están bajo presión para cumplir las promesas que hicieron, mientras que los inversores institucionales también están siendo examinados por la forma en que abordan los riesgos ESG y de sostenibilidad. En el número 57 del Renewable Energy Country Attractiveness Index (RECAI), hemos esbozado las medidas que deben adoptarse en Glasgow, y cómo podría financiarse la transición del mundo hacia la energía neta cero.

Acerca de este artículo

Autores
Ben Warren

EY Global Power & Utilities Corporate Finance Leader

Asesor en materia de adquisiciones, política normativa y fusiones y adquisiciones en toda la cadena de valor de la energía, los residuos y el agua.

Arnaud de Giovanni

EY Global Power & Utilities Strategy and Transactions Leader

Pensador centrado en el futuro con más de dos décadas de experiencia guiando negocios de energía y servicios públicos a través de la transformación.