4 minutos de lectura 5 jul 2021

            Niño mochilero sentado en un acantilado

Por qué la convocatoria global de impuestos mínimos del G7 crea más riesgo para las empresas

Por Kate Barton

EY Global Vice Chair – Tax

Ayudar a las organizaciones a desarrollar estrategias fiscales inteligentes. Apasionada por la diversidad, las mujeres en los negocios y la tecnología fiscal.

4 minutos de lectura 5 jul 2021
Temas relacionados Impuestos

El llamado del G7 de un impuesto mínimo del 15% es innovador, pero está muy lejos de la realidad. Las empresas deben comprometerse con reformas fiscales globales más amplias.

En resumen
  • El G7 está presionando a 139 países para que finalicen un proyecto de la OCDE para reformar las leyes fiscales que afectan a las empresas transfronterizas.
  • Es probable que se produzca algún rechazo a una tasa de impuesto mínima del 15%, ya que la tasa es más alta de lo que a muchos países les gustaría.

Durante la mayor parte de cuatro décadas, los países que compiten por la inversión han proporcionado a las empresas globales incentivos y reducciones de tasas impositivas corporativas. Esto ha significado una trayectoria descendente para los impuestos sobre la renta corporativa en todo el mundo. Ahora, los países del G7 están tratando de revertir la tendencia.

El comunicado de la recién concluida reunión de Ministros de Finanzas del G7 en Londres expresa el fuerte apoyo del organismo a cambios significativos en las reglas fiscales globales sobre los ingresos comerciales. Un compromiso con una tasa impositiva mínima de al menos el 15% ancló el mensaje. También se incluyó una reasignación significativa de beneficios a los países de mercado para las empresas "más grandes y rentables", junto con la eliminación de los Impuestos sobre Servicios Digitales para todas las empresas cuando entren en vigor las nuevas reglas de asignación.

 

El acuerdo del G7 tiene como objetivo alentar a los 139 países participantes a llegar a un acuerdo sobre una iniciativa más amplia del G20. También alienta a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos a realizar cambios significativos en las leyes fiscales que afectan a las empresas transfronterizas. El objetivo es llegar a un consenso en la reunión de Ministros de Finanzas del G20 de julio. Si los miembros del denominado Marco Inclusivo llegan a un acuerdo, los países individuales deberán incorporar las nuevas reglas en sus propias leyes y tratados fiscales.

 

Incluso con más trabajo por hacer, el acuerdo del G7 es un desarrollo revolucionario, con el potencial de impulsar el cambio que tendrá un impacto significativo y de largo alcance. Los cambios propuestos requerirían un grado de coordinación y cooperación sin precedentes entre los países de todo el mundo, lo que genera un riesgo sustancial de mayor incertidumbre y una compleja controversia tributaria. También hay preocupaciones de que las nuevas reglas podrían resultar en mayores cargas fiscales globales, incluyendo el doble de impuestos.

 

Los detalles serán importantes. Es importante que los responsables de formular políticas se unan con los stakeholders para trabajar a través de los detalles técnicos de los cambios. Los responsables de formular políticas fiscales nacionales deben articular claramente las nuevas reglas y requisitos para que las empresas globales puedan tener claridad con respecto a sus obligaciones fiscales. También deben poner en marcha mecanismos para mitigar el riesgo de duplicar los impuestos. Al mismo tiempo, las administraciones fiscales gubernamentales deben estar habilitadas y equipadas para implementar las nuevas reglas de manera coordinada.

 

Si bien el anuncio del impuesto mínimo global del G7 obtuvo los titulares, las negociaciones en curso continúan brindando a las empresas la oportunidad de modelar los posibles impactos y hacer que se escuchen sus voces a medida que se elaboran los parámetros. Todavía existe la oportunidad de sopesar el alcance de las reglas de reasignación de beneficios propuestas, el otro elemento de esta iniciativa. Continúan las discusiones sobre aspectos clave, incluido qué tipos de negocios se considerarán “más grandes y más rentables” y hasta qué punto se reflejarán las consideraciones específicas de la industria.

 

Las empresas afectadas por los Impuestos sobre Servicios Digitales (DST, por sus siglas en inglés) también se centrarán en cómo la eliminación de los DSTs a los que se hace referencia en la declaración del G7 puede reflejarse en un acuerdo final alcanzado por el Marco Inclusivo.

 

Durante varios años, nuestros clientes y EY han estado supervisando los desarrollos en el proyecto G2/OCDE muy de cerca, evaluando las implicaciones de las propuestas y participando en el diálogo global sobre estos cambios en la política. El respaldo del G7 intensificará ese interés, y seguiremos participando constructivamente para ayudar a dar forma a los detalles mientras nos preparamos para cualquier cambio que venga.

 

Los líderes Globales necesitan trabajar juntos para lograr un sistema tributario que aumente los ingresos necesarios y, al mismo tiempo, facilite el comercio y la inversión que alimenta la economía global. Este es un objetivo que debería unir a los stakeholders, especialmente con la economía global aún recuperándose de una pandemia. Sigamos hablando.

 

Reproducción con permiso. Publicado el 29 de junio de 2021. Copyright © 2021 The Bureau of National Affairs, Inc.

Resumen

El G7 sugirió que los países adopten un impuesto mínimo global del 15% para las corporaciones. Esta innovadora propuesta ahora se convierte en parte de una discusión más amplia que involucra a 139 países que intentan llegar a un acuerdo sobre las recomendaciones tributarias internacionales de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Las empresas deben seguir participando a medida que los detalles de estos planes vayan tomando forma y se conviertan en legislación.

Acerca de este artículo

Por Kate Barton

EY Global Vice Chair – Tax

Ayudar a las organizaciones a desarrollar estrategias fiscales inteligentes. Apasionada por la diversidad, las mujeres en los negocios y la tecnología fiscal.

Temas relacionados Impuestos