5 minutos de lectura 30 sep 2018
Business woman in boardroom

¿Algoritmos en el directorio?

Por

Beatriz Boza

Family Enterprise & Corporate Governance Partner Leader EY Latin America North

Su trayectoria profesional es una permanente transformación y apertura a nuevas experiencias para así poder aportar, disfrutar y dar sentido al mundo que la rodea.

5 minutos de lectura 30 sep 2018

En mayo del 2014, el fondo DKV anunció que en sus decisiones de inversión el algoritmo VITAL tendría voto como cualquier otro miembro de su directorio. Ya en 1997, Deep Blue de IBM le había ganado a Gary Kasparov, campeón mundial de ajedrez, y en el 2016, Deep Mind de Google le ganó al mejor jugador de GO, un juego muchísimo más difícil. En 2015, un robot en la Universidad de Maryland pudo cocinar como el mejor chef con sólo ver un video. ¿Será que pronto la tecnología reemplazará la función de los directores? Veamos.

Hoy, la robótica permite automatizar procesos de toda índole (operativos, contables, de cumplimiento, etc.) y junto con la inteligencia artificial (IA), machine learning (ML) y el Internet de las cosas está transformando el mundo como lo conocemos. Claramente, al poder manejar un sinnúmero de variables, aplicándolas a inmensas cantidades de data, va a poder, como en el caso de VITAL, reemplazar la función de control financiero propia del directorio.  

A su vez, la solución de Quantum Talent que combina IA, ML y cloud computing, permite contratar personal en posiciones de atención al cliente y puestos masivos, logrando no sólo ahorros de 50% en tiempo y dinero sino mayores niveles de retención y fit profesional (nota: he invertido en Quantum). No es de sorprender que pronto un algoritmo pueda ser un mejor predictor de la performance de un gerente general que la decisión colectiva de un directorio.

En igual sentido, la función de supervisión y cumplimiento a cargo del directorio podría ser reemplazada por estos avances tecnológicos, combinados con el aporte de Sofia, un robot humanoide que reconoce expresiones fáciles y entabla una conversación con seres humanos. 

En cuanto a la función estratégica del directorio, cabría preguntarse si la reciente contratación masiva de MBA que viene haciendo Amazon no le permitirá al gigante ofrecer, junto a sus servicios de web based computing –que le significan 8% de los ingresos pero 50% de su margen-, servicios de consultoría estratégica customizados por industria, mercado y cliente. Sólo en octubre pasado, Amazon batió el récord de contratación de top MBA, superando a todas las empresas de consultoría: contrato 1,000 en un año.     

Si la tecnología es más eficiente en gestión de inversiones, control financiero, contratación del gerente, supervisión del cumplimiento y dirección estratégica, ¿será entonces que la función del directorio dejará de tener vigencia? ¿Vale la pena hoy desarrollar una carrera como director de empresas? ¿Qué aportamos los seres humanos, imperfectos como somos, a la gestión de los negocios desde el directorio que todos estos avances y gigantes tecnológicos con su eficiencia no puedan aportar? 

En un mundo en disfunción, el directorio tiene un rol vital que cumplir: humanizar la toma de decisiones a través de su resiliencia, creatividad y ejemplo.

Resiliencia para abrazar los cambios, a la par de aprender de ellos, fomentar la experimentación, tolerar el error y no angustiarse en el proceso. Hemos aprendido a lidiar con el estrés, pero la sociedad en que vivimos requiere que aprendamos a no angustiarnos y a contener emocionalmente a la organización ante este mundo tan incierto, volátil, ambiguo y complejo que no controlamos.

Creatividad para vislumbrar un futuro mejor y darle propósito a la organización. Y ejemplo para dotar de realidad a los valores que se predican.  

Resiliencia, creatividad y ejemplo son atributos propios de nosotros, los seres humanos, que tienen mucho por aportar a la gestión de un directorio eficaz.

Resumen

¿Será que pronto la tecnología reemplazará la función de los directores? 

Acerca de este artículo

Por

Beatriz Boza

Family Enterprise & Corporate Governance Partner Leader EY Latin America North

Su trayectoria profesional es una permanente transformación y apertura a nuevas experiencias para así poder aportar, disfrutar y dar sentido al mundo que la rodea.