Boletín de prensa

16 jun. 2024

EY: 47% de los encuestados considera que los ejecutivos peruanos estarían dispuestos a comportarse de manera no ética a fin de lograr mejorar en su carrera o remuneración.

Rafael Huamán, Socio de EY, destacó importantes datos sobre las empresas peruanas de la Encuesta Global de Integridad 2024 de EY.

Contacto para prensa
Miya Mishima

Brand, Marketing & Communications Leader, EY Perú

Ayudo a que las cosas sucedan, a través de equipos excepcionales que sepan hacer brillar sus ideas, con propósito y energía. Comunicadora, mamá de dos y aficionada al diseño.

  • 1 de 3 encuestados está de acuerdo en que se tolera el comportamiento poco ético cuando está implicado el personal de alto rango o personal de alto rendimiento.
  • 69% percibe que la integridad en sus organizaciones ha mejorado en los últimos dos años, debido a la necesidad de los clientes de cumplir con exigencias y al impulso regulatorio.
  • 60% de los encuestados en Perú destaca que al menos en alguna ocasión en la que denunciaron un acto no ético se vieron presionados para no hacerlo.

De acuerdo con la Encuesta Global de Integridad 2024 de EY, el 47% de los encuestados considera que los ejecutivos peruanos estarían dispuestos a comportarse de manera no ética a fin de lograr mejorar en su carrera o situación financiera personal. Entre algunos de las acciones que podrían observarse se encuentran: proveer información falsa a la gerencia, ignorar conductas no éticas en sus equipos, falsificar datos de clientes, entre otros. Cabe señalar que a nivel latinoamericano y global los resultados son similares.

Si bien existe un mayor esfuerzo en la generación de conciencia y cultura de integridad en las organizaciones, estamos viendo una señal de alerta en la predisposición que tienen los colaboradores por incurrir en actos no éticos con el fin de buscar beneficios para los resultados de la empresa y/o beneficios personales (carrera o remuneración). Una tendencia que vemos reflejada en todos los niveles.
Rafael Huamán
Forensic & Integrity Services Leader, EY Latin America Region

Los resultados sugieren que la cultura de integridad estaría en riesgo pues el 31% de encuestados está de acuerdo en que se tolera el comportamiento poco ético cuando está implicado personal de alta posición o de alto rendimiento, cuando ello no debería ser tolerable para ningún cargo ni ningún nivel de desempeño. 

¿Percepción positiva? 

En los últimos dos años se han percibido mejoras, ya que 69% de los encuestados considera que se ha puesto mayor atención a la cultura de integridad. Esta percepción de mejora en el Perú se debe principalmente a la necesidad de cumplir con exigencias de los clientes (48%), el impulso regulatorio (48%) y la gestión de la gerencia (45%).

Pese a ello salta a la vista las presiones a la hora de reportar un hecho de mala conducta. Esto se ve reflejado en que 60% de los encuestados en el Perú [porcentaje mayor al de Latinoamérica (47%) y a Global (54%)] indicó que al menos en una de las ocasiones en las que tuvieron que denunciar una mala conducta sintieron presión para no hacerlo. Por otro lado, buena parte de los ejecutivos no reportaron una mala conducta porque consideraron que no era su responsabilidad abordarlo (46%), pensaron que sus preocupaciones no serían atendidas (23%), o sintieron presión por la gerencia para no reportar una conducta indebida (23%).

¿Amenazas a la integridad?

El 80% de los encuestados en el Perú indicó que es un desafío para las organizaciones en las que se encuentran mantener los estándares de integridad en períodos de cambio o de condiciones de mercado difíciles. Este porcentaje es más alto al reportado en Latinoamérica en su conjunto (64%) y a nivel global (50%).

Tanto a nivel global como regional, más de la cuarta parte de los encuestados, 28% y 27% respectivamente, afirma que el mayor riesgo interno proviene de que los empleados no interiorizan las reglas que deben regir su conducta. Sin embargo, en el Perú se considera la presión ejercida desde altos niveles jerárquicos (29%) como la principal amenaza interna. 

A nivel externo, el entorno macroeconómico actual representa la mayor presión externa sobre los empleados para no actuar con integridad, así lo afirma el 43% de ejecutivos peruanos y 39% de ejecutivos regionales. A lo que se suma la crisis relacionada a la salud y expectativas de desempeño financiero en el mercado. 

Es vital el fortalecer una cultura de integridad a todo nivel, no solo para evitar sanciones o multas, sino para desarrollar los objetivos de la empresa sobre pilares sólidos, ofrecer valor a los grupos de interés, generar confianza en el mercado, minimizar riesgos y proteger la reputación corporativa, así como contar con el mejor talento. Estos son algunos de los beneficios clave que aporta la integridad en las organizaciones, lo que les permitirá diferenciarse claramente y asegurar su valor, éxito y sostenibilidad a largo plazo. Existen señales de alerta que debemos considerar para actuar de manera oportuna.
Rafael Huamán
Forensic & Integrity Services Leader, EY Latin America Region

- Fin -

 

Nota

Acerca de EY 

EY es la firma líder en servicios de auditoría, impuestos, estrategia, transacciones y consultoría. La calidad de servicio y conocimientos que aportamos ayudan a brindar confianza en los mercados de capitales y en las economías del mundo. Desarrollamos líderes excepcionales que trabajan en equipo para cumplir nuestro compromiso con nuestros stakeholders. Así, jugamos un rol fundamental en la construcción de un mundo mejor para nuestra gente, nuestros clientes y nuestras comunidades.