9 minutos de lectura 24 feb 2020
Equipo de negocios con gráficos y tablas en reunión con pantalla interactiva

COVID-19: ¿cómo construir cadenas de suministros resilientes a la disrupción?

Por

EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales

9 minutos de lectura 24 feb 2020

Escasez de personal, restricciones en las rutas de entrega, cambios en los patrones de compra – ¿Cómo planear una disrupción repentina?

A medida que se acerca el mes de marzo de 2020, China y el resto del mundo siguen afectados por el brote de COVID-19 (novel coronavirus). El número de muertos ha superado la marca de los mil individuos, y muchos más están siendo atendidos por dedicados profesionales de la salud que trabajan incansablemente las 24 horas del día. Millones de personas se ven desplazadas a nivel regional y mundial debido a las pautas de precaución y las restricciones de viaje. Las rutas mundiales de todas las formas de transporte se ven temporalmente disrumpidas tanto para los negocios como para los pasajeros que los usan para trasladarse a diario.

Un brote pandémico de esta magnitud ha tomado desprevenidas a empresas e industrias enteras, con una onda expansiva de efectos que ha desgarrado sus cadenas de suministros y negocios. Desde el punto de vista del consumidor, muchas empresas de pronto no tienen una señal clara de la demanda ya que el brote ha cambiado completamente los comportamientos y patrones de compra. En numerosas industrias, la demanda ha caído sustancialmente o se ha desplazado a los canales en línea.

Debido a los riesgos para la salud y al desplazamiento de personal, los productores están luchando para dotar de personal para lograr una capacidad operativa normal, ya que los retos laborales surgen tras un período de cierre temporal de las fábricas. Muchas empresas tienen disrupciones en sus centros logísticos y rutas de entrega debido a las restricciones de ubicación y los cierres. Estos impactos han sido sentidos por las empresas, desde pequeños proveedores de tercer nivel hasta conglomerados de miles de millones de dólares, con la probabilidad de que muchas no se recuperen en los próximos años.

El objetivo de este artículo es doble:

  • Servir de punto de reflexión para los ejecutivos que afrontan el proceso de recuperación y compartir perspectivas para apoyar un viaje de recuperación acelerado.
  • Un llamado a la acción para que las empresas que actualmente no están preparadas para resistir un acontecimiento imprevisible importante, como el actual brote de coronavirus, construyan una cadena de suministros resiliente en preparación para futuros casos de disrupción.
Empresarios de pie en la fábrica discutiendo la mejora del producto
(Chapter breaker)
1

Capítulo 1

Impacto en las cadenas de suministros

Casos y perspectivas de los más afectados por las circunstancias actuales.

El evento COVID-19 ha afectado a varias industrias, pero no todas con el mismo nivel de daño. Industrias como la automotriz, la de viajes, la de bienes de consumo, la electrónica y retail han sido profundamente impactadas. A continuación se presentan algunos ejemplos.

Un fabricante de automóviles líder en el mercado tuvo que cerrar siete de sus fábricas en Corea debido a la imposibilidad de los vendedores autorizados de entregar componentes para producir arneses de cable para sus vehículos. Estos proveedores se encuentran en la provincia de Hubei, donde el Gobierno ha implementado un cierre completo y total durante el brote. El impacto inmediato de este problema ha afectado al 40% de la producción total de la red de este fabricante mundial de automóviles, dictando la pausa del lanzamiento de un nuevo modelo.

Aunque este fabricante de carros está buscando vendedores alternativos para estos componentes críticos, el plazo de entrega puede no ser tan rápido. La calificación del vendedor para cumplir con los requisitos de gestión de calidad de la ISO/TS 16949 puede impedir la reapertura de estas fábricas en Corea a corto plazo. La posesión de múltiples proveedores calificados de subniveles y fuentes alternativas en lugares diversificados no habría eliminado todo el riesgo, pero habría permitido utilizar cierta capacidad.

Los profesionales de las adquisiciones deberían tratar de evaluar estrategias de categorías que equilibren el costo y el riesgo, empezando por la planificación de modelos o plataformas de nuevos productos hasta las operaciones cotidianas de adquisición, aprovechando la tecnología para apoyar la respuesta rápida.

Una empresa líder en el mundo de equipos deportivos ha estado adoptando el desarrollo del omnicanal en línea durante los últimos cinco años. Ha cultivado con éxito un nuevo canal de ventas en línea (más del 25% de ventas directas) a partir de su modelo de negocio tradicional fuera de línea. Sin embargo, los acontecimientos actuales y los cambios en el comportamiento de los consumidores han impactado significativamente en su negocio offline, con más del 50% de las tiendas directas cerradas. La empresa de ropa planea impulsar el negocio en línea con el apoyo de una ágil colaboración interna para eventos de marketing ad-hoc y permitir una conexión fluida entre el inventario en línea y fuera de línea para mitigar la pérdida de su negocio fuera de línea. Además, la atención prestada a la estrategia de logística, incluida la diversificación de su red logística, y los socios last-mile han ayudado a sortear esta crisis.

La industria aeronáutica ha recibido uno de los golpes más duros durante esta crisis. China representa el mayor mercado internacional de salida y el segundo mercado mundial de aviación en general. Con las restricciones de viaje vigentes, los analistas del sector han estimado que la industria aérea china ha disminuido significativamente en comparación con las cifras históricas. Junto con las aerolíneas que luchan por adaptarse a la situación, los proveedores de combustible para aviones también están sintiendo el impacto. Los precios del combustible de aviación en Asia han disminuido y los beneficios de las refinerías han caído a sus niveles más bajos de los últimos dos años y medio por la preocupación de que el coronavirus perjudique la demanda. Las empresas de petróleo crudo están examinando ahora las opciones para llevar a cabo recortes de emergencia de la producción. Este caso pone de relieve la importancia de tener una capacidad robusta y ágil de equilibrio entre la oferta y la demanda.

En el ámbito de la planificación de la cadena de valor, la previsión tradicional de la demanda se basa en técnicas de series temporales que crean una previsión basada en el historial de ventas anterior. Sin embargo, las ventas pasadas pueden ser un mal pronosticador de las ventas futuras, teniendo en cuenta los acontecimientos del mundo real, como los cambios bruscos del mercado, los cambios climáticos o los desastres naturales. Una de las principales empresas mundiales de bebidas ha adoptado la Internet de las cosas (IoT) y la tecnología de reconocimiento visual para detectar la demanda en las refrigeradoras instaladas en tiendas, restaurantes y supermercados. Con esas tecnologías, la empresa puede aumentar la visibilidad del inventario del canal y responder mejor a un evento como el brote de coronavirus, incluso si los distribuidores no pueden proporcionar el pronóstico del estado actual.

Un fabricante mundial de equipos originales de electrónica de consumo (OEM) se prepara para una disrupción prolongada de la producción, ya que los gobiernos locales han ampliado el cierre de las fábricas más allá de la fecha original del 10 de febrero. La presencia manufacturera de la compañía en China es fuerte con una fuerza laboral masiva de trabajadores locales y migrantes. Cuando puedan reabrir, la compañía no espera que toda la fuerza laboral regrese al trabajo.

Para los fabricantes, la escasez de mano de obra y el reabastecimiento sirven como puntos focales para las operaciones que se manejan cuando las fábricas aumentan la producción después de los cierres temporales. Las restricciones para viajar y el impacto en la salud causado por el coronavirus han llevado a la reducción de los trabajadores migrantes disponibles para volver al trabajo.

El énfasis en impulsar la eficiencia de la producción, el fuerte rendimiento y la alta calidad de la primera pasada es aún más importante, ya que muchas empresas han reducido la utilización de la capacidad debido a las limitaciones de personal. Incluso después de la reapertura de las fábricas, la mayoría de los sitios siguen luchando por alcanzar el 50% de su capacidad anterior. Será fundamental centrarse en la gestión de la disponibilidad de las piezas de repuesto, ya que es probable que la empresa renuncie a las estrategias de mantenimiento para disponer de más tiempo de producción y así poder satisfacer la demanda. Una avería importante junto con la falta de disponibilidad de piezas de repuesto puede causar un impacto similar al de un cierre total de la fábrica. Los programas EHS de la compañía también tendrán que ser reevaluados en cuanto a su efectividad contra una disrupción como puede ser un brote pandémico.

Contenedores de transporte en el muelle
(Chapter breaker)
2

Capítulo 2

Construir una cadena de suministros resiliente

Se requiere un delicado equilibrio entre los esfuerzos actuales del Estado y una base a largo plazo para la resiliencia.

Sin duda, las empresas tienen una ardua tarea por delante para recuperarse de este brote viral. Sin embargo, es necesario que haya un debate sustancial sobre cómo evitar que la próxima marea impredecible tenga el mismo impacto.

Sobre la base de la evolución de esta pandemia, junto con las enseñanzas extraídas de anteriores casos disruptivos, a continuación se presentan algunos pilares fundamentales para ayudar a las empresas a construir una cadena de suministros resistente:

1. Realizar evaluaciones de los riesgos de la cadena de suministros de principio a fin y dar prioridad a las esferas de interés fundamentales

A corto plazo, la capacidad de respuesta y la velocidad lo son todo. Comprometer proactivamente a los socios del ecosistema de la cadena de suministros, como los proveedores y los proveedores de servicios logísticos (LSP), para llevar a cabo una revisión de la salud de los riesgos:

  1. Identificar - cambiar la demanda y los niveles de inventario para localizar las brechas críticas en la oferta, la capacidad de producción, el almacenamiento y el transporte
  2. Definir - objetivos comunes y una estrategia de resiliencia a corto plazo y orientada a los resultados, con actividades de desglose entre el ecosistema de la cadena de suministros, con el fin de aprovechar de manera eficaz y eficiente las redes adicionales entre el conjunto de proveedores y las redes de producción y distribución.
  3. Despliegue - Las empresas líderes elaboran planes de acción basados en análisis de escenarios para limitar el impacto de los desastres. Un tablero basado en hechos, que incluye indicadores clave de rendimiento alineados, ayuda a crear visibilidad en toda la empresa y en el ecosistema. Esto puede ayudar a una empresa a replantear dinámicamente sus planes según sea necesario.

2. Desarrollar un proceso sólido de gestión de riesgos y diversificar la red de proveedores

Las empresas deben trazar un mapa de las redes de la cadena de suministros desde los consumidores finales hasta los proveedores del nivel N. Para cada nodo de la cadena de suministros/canal tipo arco, almacén, fábrica, proveedor o modo de transporte, las empresas deben establecer una metodología para medir el riesgo.

3. Implementar capacidades de fabricación digital y automatizada junto con una sólida excelencia en la fabricación

Aprovechar la automatización y las soluciones de IoT para las operaciones de fabricación inteligentes para mitigar la dependencia de los procesos de trabajo intensivo. Un sólido programa de excelencia en la manufactura habilitado por la tecnología digital puede permitir la estandarización del trabajo diario y las facilidades de trabajo, aliviando la presión de depender de individuos específicos para hacer que una operación funcione. Las capacidades de IoT pueden ayudar a fomentar un ecosistema digital de sistemas conectados, proporcionando a los usuarios datos relevantes y actualizados para tomar la decisión más informada en cualquier momento. Las capacidades de fabricación automatizada permitirán a una empresa llevar a cabo una operación de fabricación utilizando personal intercambiable y reducir los requisitos de mano de obra.

4. Evaluar y ajustar las prioridades estratégicas de la categoría de adquisiciones

Transformar las adquisiciones en una función de generación de valor mediante exámenes oportunos y ajustar las prioridades estratégicas de las categorías para definir nuevas relaciones comerciales con los proveedores a fin de cumplir los objetivos generales de la cadena de suministros de la empresa. Un sistema de operaciones de adquisición ágil, posibilitado por diversas tecnologías, factorizando las prioridades estratégicas de las categorías a través de variables como el costo, la calidad, la entrega, la innovación, etc. también ayudará a impulsar la capacidad de recuperación. Las empresas pueden introducir la tecnología digital de adquisición para beneficiarse de las redes sociales de proveedores. La implementación de una red social de proveedores en la gestión del abastecimiento y del ciclo de vida de los proveedores puede fortalecer la capacidad de abastecimiento y la colaboración de los proveedores en circunstancias difíciles.

5. Invertir en una planificación más colaborativa y ágil y en capacidades de cumplimiento

El arte de lo posible hoy en día en las tecnologías que pueden aportar más agilidad y colaboración dentro de la empresa así como entre los socios comerciales es interminable. Desde los dispositivos de IoT para la detección de la demanda y el seguimiento del movimiento de mercancías hasta las soluciones avanzadas de predicción y el seguimiento del comportamiento de la demanda en redes sociales están teniendo un gran impacto en la forma en que las empresas entienden las señales de la demanda y en la rapidez con que pueden reaccionar ante ellas. Estas capacidades son extremadamente importantes para el rendimiento empresarial, incluso en condiciones comerciales normales, y aumentan la resistencia de la cadena de suministros en eventos pandémicos como el brote de coronavirus que estamos viviendo hoy en día.

La actual pandemia de COVID-19 ha causado trastornos en todos los sectores con diversos grados de impacto. Ha llegado el momento de que las empresas evalúen, se recuperen y respondan rápidamente a los numerosos obstáculos y desafíos que aún se interponen en el camino. A través del caos de la recuperación, será muy fácil pasar por alto la causa de fondo y las lagunas dentro de una cadena de suministros que pueden haber paralizado a las empresas durante este impredecible acontecimiento importante en primer lugar. La construcción de una cadena de suministros resistente será el epicentro de los debates futuros en los años venideros.

Resumen

Un brote pandémico de la magnitud del coronoavirus ha tomado desprevenidas a empresas e industrias enteras, con una onda expansiva de efectos que ha desgarrado sus cadenas de suministros y negocios. Basándose en los desarrollos de esta pandemia, junto con las enseñanzas de los casos de disrupción del pasado, este artículo ofrece algunos pilares clave para ayudar a las empresas a construir una cadena de suministros más resistente.

Acerca de este artículo

Por

EY Global

Organización multidisciplinaria de servicios profesionales