La cooperación para el cumplimiento de la ley en contra de la corrupción es cada vez mayor a nivel global

Ciudad de México, 15 de mayo de 2016

  • Compartir
  • Apoyo total para mejorar la transparencia en cuanto a la propiedad efectiva: el 91% está de acuerdo.
  • Los niveles de corrupción se mantienen: un 39% afirma que es una práctica común en su país.
  • La presión proyecta el lado más negativo de los ejecutivos: el 42% justifica el comportamiento poco ético.
  • La privacidad de datos está generando complejidades en la administración de amenazas cibernéticas; sin embargo, solo el 41% de los CFO considera que el asunto sea causa de preocupación.

La 14a Encuesta Global de Fraude de EY 2016. Conducta inapropiada a nivel corporativo – consecuencias a nivel individual revela la exigencia por una mayor transparencia a nivel global en una época de fuertes tensiones geopolíticas y mayor volatilidad en los mercados financieros. Las crecientes amenazas del cibercrimen, el financiamiento a terroristas y, más recientemente, las revelaciones en torno al posible abuso generalizado de las jurisdicciones extraterritoriales, han aumentado la presión sobre los gobiernos a fin de que tomen acciones para identificar y mitigar los asuntos de fraude, soborno y corrupción.

Realizada entre octubre de 2015 y enero de 2016, la encuesta basada en la opinión de tres mil altos líderes ejecutivos de 62 países y territorios reveló que existe un gran apoyo por parte de las compañías a favor de una mayor transparencia en cuanto a la propiedad efectiva, ya que el 91% de los ejecutivos reconoce la importancia de definir quién es el propietario efectivo final de las entidades con las que hacen negocios.

David Stulb, Líder Global de Servicios de Investigación de Fraudes y Asistencia en Litigios de EY, afirma: “Con el continuo enfoque anticorrupción sobre la conducta de terceros, y las recientes revelaciones sobre el posible abuso de estructuras financieras en el extranjero, los líderes empresariales hacen lo correcto al enfocarse en obtener un mejor entendimiento de sus clientes, socios y proveedores. Lograr una mayor transparencia es claramente una perspectiva de gran interés público”.

Sin embargo, conseguir una mayor transparencia es tan solo una alternativa a un problema que no parece disminuir. En total, un 39% de los encuestados considera que en su país se presentan prácticas de soborno y corrupción de manera generalizada, poco cambió del 38% registrado en 2014 y del 38% en 2012. En una pregunta incluida en la encuesta de este año, el 32% de los encuestados señaló que ha tenido preocupaciones personales relacionadas con el soborno y la corrupción en su empresa.

Esfuerzos coordinados por parte de reguladores para atacar la corrupción

Los reguladores reconocen la amenaza que el soborno y la corrupción representan para un sistema financiero que actualmente está sujeto a muchas presiones, por ello, están aumentando su cooperación transfronteriza para que las personas respondan por los actos que realizan de forma ilegal. Estos esfuerzos de cumplimiento al parecer tienen un amplio apoyo entre los encuestados, ya que el 83% concuerda con que tomar acción penal contra los individuos ayudará a prevenir el fraude, soborno y la corrupción.

Sin embargo, un 42% de los encuestados admite que podría justificar el comportamiento no ético con el fin de lograr sus objetivos financieros, y el 16% de los integrantes de equipos de finanzas en niveles inferiores al Director Financiero (CFO, por sus siglas en inglés) podrían justificar los pagos en efectivo con el objetivo de ganar o retener negocios, por lo que los ejecutivos a cargo del área de ética y de cumplimiento parecen enfrentar un reto considerable si quieren que sus organizaciones no estén sujetas al escrutinio de las autoridades.

La encuesta también reveló que dentro de los mercados emergentes1, las personas que llevan a cabo acciones corruptas no responden por sus actos, ya que el 70% de los encuestados en Brasil y el 56% en África y Europa Oriental considera que, aunque sus gobiernos están dispuestos a tomar acciones penales, no logran que se dicten sentencias para los acusados.
“La cooperación, cada vez mayor a nivel global entre las autoridades, hace que sea más difícil que quienes cometen fraudes y sobornos evadan los procesos penales. Sin embargo, debido a que los encuestados señalan que estas malas conductas no parecen disminuir, las compañías seguirán expuestas a riesgos considerables derivados de las acciones ilícitas de un pequeño número de empleados. Sin duda, el uso adecuado de la tecnología es parte de la respuesta, ya que se podrá aprovechar de manera adecuada la analítica de datos forenses para administrar dichos riesgos, así como para mejorar el cumplimiento y los resultados de la investigación”, indica Stulb.

Existen algunos indicadores positivos en los mercados en los que los gobiernos y reguladores han tomado acciones para reducir las irregularidades. Por ejemplo, en India, donde el gobierno implementó iniciativas para aumentar la transparencia y atacar la corrupción, la proporción de encuestados de ese país que considera que el soborno y corrupción son comunes en su nación se redujo de un 67% en 2014 a un 58% este año. En China, el 74% de los participantes locales señala que las acciones de cumplimiento son eficaces, lo que es indicativo de cuán eficaz ha sido el compromiso que asumió el gobierno de China para atacar la corrupción.

Cumplimiento robusto, ¿crecimiento robusto?

La expansión hacia nuevos mercados es esencial para la mayoría de las compañías pero dicha expansión trae consigo riesgos nuevos y menos conocidos. La investigación demuestra que las compañías comúnmente no toman las acciones necesarias para responder y reducir su exposición al riesgo:

  • Una de cada cinco compañías no identifica a terceros como parte de su proceso de due diligence en materia de anticorrupción.
  • Una de cada tres compañías no evalúa los riesgos por país o por industria antes de realizar alguna inversión.
  • Solamente la mitad de las compañías utiliza tecnología, tal como la analítica de datos forenses, para identificar y mitigar los riesgos.

La innovación es esencial para responder a riesgos emergentes

Los informantes continúan siendo una fuente esencial de información relacionada con malas conductas. Según la encuesta de este año, el 55% de las compañías cuenta con líneas telefónicas para informantes. Los reguladores siempre están dispuestos a recibir este tipo de datos, y en algunas jurisdicciones, incluyendo EE. UU., se ofrecen considerables recompensas monetarias a los informantes. Sin embargo, estos mecanismos no siempre son eficaces. Los encuestados señalaron que existen barreras en torno al uso de dichos mecanismos: el 18% señala que la lealtad hacia los colegas ocasionaría desistir de reportar un incidente de fraude, soborno o corrupción, y un 19% señala que la lealtad hacia la compañía sería un factor que lo impediría.

Stulb menciona: “Lo que observamos claramente es que algunos empleados, por diversos motivos, están dispuestos a hacer mal manejo de los datos confidenciales de la empresa, así como a otorgarle acceso a personas ajenas a su compañía. El equilibrio entre privacidad y seguridad de datos da lugar a mayores complicaciones. Abordar dichas amenazas cibernéticas y de personas con información privilegiada debe ser una de las prioridades principales para la Dirección y los Consejos Administrativos. No obstante, el 59% de los CFO considera que el cibercrimen es un riesgo menor y esta perspectiva merece ser ampliamente cuestionada”.

Vea el reporte en línea en www.ey.com/FIDS

Síganos en Twitter: @EY_Press

-Fin del comunicado -

Acerca de EY

 EY es líder global en servicios de aseguramiento, asesoría, impuestos y transacciones. Las perspectivas y los servicios de calidad que entregamos ayudan a generar confianza y seguridad en los mercados de capital y en las economías de todo el mundo. Desarrollamos líderes extraordinarios que se unen para cumplir nuestras promesas a todas las partes interesadas. Al hacerlo, jugamos un papel fundamental en construir un mejor entorno de negocios para nuestra gente, clientes y comunidades.

Para obtener más información acerca de nuestra organización, visite el sitio www.ey.com/mx.

EY se refiere a la organización global de firmas miembro conocida como Ernst & Young Global Limited, en la que cada una de ellas actúa como una entidad legal separada. Ernst & Young Global Limited no provee servicios a clientes.

Acerca de la 14. a Encuesta Global de Fraude de EY 2016. Conducta inapropiada a nivel corporativo – consecuencias a nivel individual

Entre octubre de 2015 y enero de 2016, nuestros investigadores (Ipsos MORI, la agencia global de investigación de mercados) realizaron 2,825 entrevistas en el idioma local a los líderes encargados de tomar decisiones en una muestra de las compañías más grandes en 62 países y territorios.


1 Para los fines de este reporte, los países y territorios emergentes incluyen a Arabia Saudita, Argentina, Brasil, Bulgaria, Chile, China (continental), Colombia, Corea del Sur, Croacia, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Filipinas, Hong Kong SAR, Hungría, India, Indonesia, Israel, Jordania, Kenia, Letonia, Lituania, Malasia, México, Nigeria, Omán, Polonia, República Checa, Rumania, Rusia, Serbia, Sudáfrica, Tailandia, Taiwán, Turquía, Ucrania, y Vietnam.