¿Es la ética el gran dilema del siglo XXI?

Nuevos desafíos en la era digital para el sector financiero

  • Compartir

Durante la última década, la industria financiera se ha caracterizado por evolucionar casi a la misma velocidad y en sincronía con la innovación tecnológica, lo que le ha permitido ir descubriendo un universo inexplorado de desafíos, riesgos y posibilidades para analizar. 

Desde nuestra experiencia, hemos entendido que esta etapa de evolución hacia la digitalización del negocio no es un asunto puramente enmarcado en aspectos tecnológicos, es principalmente un asunto cultural donde se involucran las nuevas formas de comunicarnos, de acceder y ofrecer información, de generar necesidades y espacios para satisfacerlas, de hacer negocios y formas de trabajar.

¿Estamos preparados o estamos haciendo lo necesario para enfrentar el nuevo contexto de negocios?

Nuestro libro “¿Es la ética el gran dilema del siglo XXI?” tiene como objetivo dar a conocer los nuevos desafíos éticos por los que están enfrentando la industria financiera en su proceso de transformación tecnológica -donde la información de los clientes, los riesgos de protección y ciberseguridad son inminentes- y cómo deben fortalecer el comportamiento ético dentro de sus organizaciones. Las compañías líderes del sector tienen un camino interesante por recorrer y vale la pena deteneros en un análisis tan esencial, como es la ética.

Algunas iniciativas para fortalecer el comportamiento ético

Las instituciones financieras deben adaptarse o de otra manera se arriesgan a ser barridas por una avalancha de actores y tecnologías digitales y por las crecientes demandas de clientes digitalmente sofisticados.

La alta dirección debe tener conversaciones periódicas con el personal ejecutivo y clave para mejorar el conocimiento sobre la responsabilidad de los trabajadores en mantener un estricto cumplimiento al Código de Ética y Conducta de la compañía.

EY-giss-img-01

Como profesionales, todos los trabajadores son responsables de cumplir sus compromisos y obligaciones con sus clientes, reguladores y principales stakeholder de la compañía. Se espera que muestren integridad personal y profesional en todo lo que hacen.

i. Permanecer focalizados en brindar calidad y servicio excepcional a los clientes.
ii. Vivir los valores y adherirlos al Código de Ética y de Conducta todos los días.
iii. Comprender y seguir las políticas, procedimientos, funciones con la mayor diligencia posible.
iv. Hablar con la alta dirección y gerencia cuando se vea algo malo o incorrecto.

ey-etica-rol-en-era-digital-imag2

La integridad y reputación es lo más importante que tiene una compañía. Cada incidente de violaciones a las normas de ética o de conducta es muy serio y se deben erradicar de la compañía. El comportamiento poco ético, así sea de pocas personas, puede tener un impacto significativo en nuestra reputación. En algunos casos, estas situaciones pueden generar inspecciones por parte de los reguladores y otras autoridades. Se debe actuar rápido en estos casos para evitar multas y/o sanciones y cuando las circunstancias así lo determinen, dar por finalizado el vínculo laboral o profesional de la persona que incumple con las normas éticas y de conducta de la compañía.

ey-etica-rol-en-era-digital-imag3

El Código de Conducta de Ética y de Conducta se debe implementar, comunicar y actualizar cada cierto tiempo o cuando amerite, para enfatizar la importancia del cumplimiento de las normas éticas y de conducta de los trabajadores, independientemente de su rango, posición o rol.

ey-etica-rol-en-era-digital-imag4

Es realmente importante que comprenda la importancia de hablar claro si ve algo malo y cómo informarlo:
i. Puede hablar directamente con cualquier miembro ejecutivo, o con el equipo de recursos humanos, legal o de riesgos.
ii. También puede usar la línea de ética cuando no se siente cómodo planteando una inquietud relacionada con la ética a través de cualquiera de los canales de comunicación habituales.