¿Por qué ejercer un correcto control de las tecerizaciones?

  • Compartir

Por Cra. María Noel Puentes y Gabriela Besozzi, Asesoramiento impositivo, EY Uruguay

En Uruguay, de acuerdo a la Ley N°18.099, todo patrono o empresario que utilice subcontratistas, intermediarios o suministradores de mano de obra, cuando dichas obras o servicios se encuentran integrados en la organización de éstos o cuando formen parte de la actividad normal o propia del establecimiento principal o accesoria (mantenimiento, limpieza, seguridad y vigilancia),  será responsable solidario de las obligaciones laborales, del pago de las contribuciones a la seguridad social, de la prima de accidente de trabajo y enfermedad profesional y de las sanciones y recuperos que se adeuden al Banco de Seguros del Estado por los trabajadores contratados comprendidos en la prestación del servicio. Limitándose esta responsabilidad a las obligaciones devengadas por el periodo de subcontratación, intermediación o suministro de mano de obra.

Según la Ley N°18.251, la responsabilidad podría pasar a ser subsidiaria si el patrono o empresa principal ejerciera su derecho a ser informado por parte del subcontratista, intermediario o suministrador de mano de obra, sobre el monto y el estado de cumplimiento de las obligaciones laborales, previsionales, así como las correspondientes a la protección de la contingencia de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales que a éstos correspondan respecto de sus trabajadores.
Por tal motivo el patrono o empresario tiene la obligación de exigirle a su subcontratista, intermediario o suministrador de obra, la exhibición de los siguientes documentos:

  • Declaración nominada de historia laboral (artículo 87 de la Ley N° 16.713, de 3 de setiembre de 1995) y recibo de pago de cotizaciones al Banco de Previsión Social.
  • Certificado que acredite situación regular de pago de las Contribuciones a la seguridad social al Banco de Previsión Social (artículo 663 de la Ley N° 16.170, de 28 de diciembre de 1990).
  • Constancia del Banco de Seguros del Estado que acredite la existencia del seguro de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.
  • Planilla de control de trabajo, recibos de haberes salariales y, en su caso, convenio colectivo aplicable.
  • Podrá opcionalmente requerir los datos personales de los trabajadores comprendidos en la prestación del servicio a efectos de realizar los controles que estime pertinentes.

Luego de realizado el control de la documentación mencionada con anterioridad, en caso de no acreditarse el cumplimiento de las obligaciones laborales y previsionales y del seguro de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales adecuadamente, el patrono o empresario principal podrá retener de las obligaciones que tenga a favor con el subcontratista, intermediario o suministrador de mano de obra, el monto correspondiente a las obligaciones no cumplidas por este.

Al ejercer dicha facultad estará obligado a pagar con ella al trabajador, al Banco de Previsión Social y al Banco de Seguros del Estado.