Inteligencia Artificial

La aplicación de Inteligencia Artificial va más allá de la consecución de procesos u operaciones mejores o más rápidas. Consiste en generar valor inspirando nuevas formas de operar y de hacer crecer un negocio.

La Inteligencia Artificial (IA) no es una tecnología única, sino un conjunto de métodos y herramientas con subdominios que pueden aplicarse a innumerables procesos. La IA está madurando y se está integrando en los sistemas empresariales a la vez que se está haciendo más accesible para los usuarios menos técnicos.

Para obtener valor de la IA, es imprescindible comprender el alcance y los riesgos específicos de cada organización, además de definir el valor y las herramientas necesarias para integrar, activar e incorporar capacidades inteligentes, robóticas y autónomas. Nos encontramos, sin duda, ante una tendencia que, cada vez más, está influyendo en la forma de hacer negocios.

Directo a tu correo

Mantente al día de todas las novedades y tendencias. 

Suscríbete